Mitad de sexenio: ¿dónde estamos y hacia dónde vamos? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Inteligencia Pública
Por Inteligencia Pública
Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de conteni... Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de contenidos, a través del procesamiento de información especializada. Nuestro objetivo es contribuir a detonar el desarrollo del país generando ideas innovadoras, prácticas y aplicables a la realidad.  Somos especialistas en finanzas públicas, transparencia y rendición de cuentas, gestión por resultados, evaluación de políticas públicas, sistema de justicia y medio ambiente.  Puedes consultar nuestras publicaciones en inteligenciapublica.com. (Leer más)
Mitad de sexenio: ¿dónde estamos y hacia dónde vamos?
Estamos a la mitad del sexenio y ahora el país afronta un nuevo entorno donde la disponibilidad de recursos para el gasto público no vislumbra un escenario favorable y en términos de lo que es visible y tangible para la sociedad mexicana, las Metas Nacionales planteadas en el Plan Nacional de Desarrollo presentan pocos o nulos avances. El caso más controversial es el de México en Paz, pues la crisis de seguridad que vive el país se ha agravado en los últimos tres años.
Por Inteligencia Pública
10 de septiembre, 2015
Comparte

Por: Carmen Menéndez (@mariacarmen1190)

La presentación del Tercer Informe de Gobierno por parte del Presidente de la República es el principio de un parteaguas para la administración de Enrique Peña Nieto. Este Informe corresponde justo a la mitad de su administración y en él quedaron plasmadas las 10 prioridades que deben orientar el actuar gubernamental durante el resto del sexenio; entre éstas destacan temas como seguridad pública, combate a la pobreza, apoyo a pequeños productores, infraestructura y, sobre todo, austeridad presupuestaria.

Asimismo, y en la lógica del ciclo presupuestario, dentro del Paquete Económico 2016 fue enviado al Congreso de la Unión el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF), es decir, la propuesta y justificación del gasto público realizada por el Ejecutivo para ser examinada, discutida y aprobada por la Cámara de Diputados. De tal modo, el PPEF se alinea con las prioridades presentadas por el Presidente, pues refleja adecuadamente el sentido al cual se va a orientar el gasto público.

Si bien se reconoce la decisión del Gobierno de reestructurar profundamente el gasto público buscando mayor eficiencia en su ejercicio, así como la de hacer público el proceso por el cual se está llevando a cabo, esto sólo constituye un primer paso. En este sentido, el Ejercicio Fiscal 2016 –cuarto año de esta administración– representa un enorme reto al Presidente: demostrar que las acciones de su gobierno nos están llevando a buen puerto, que México se está moviendo.

Al principio del mandato del actual Presidente, la atención estaba puesta en la alternancia y en el proceso de transición entre administraciones, de manera tal que el margen de acción de la nueva administración seguía dependiendo en gran medida de los remanentes de la anterior. Posteriormente, para el Ejercicio del 2015 se puso gran énfasis en las Reformas Estructurales, las cuales incluso se antojaban como la panacea para mejorar la situación del país en todos sus ámbitos.

No obstante lo anterior, ha llegado la mitad del sexenio y ahora el país afronta un nuevo entorno donde la disponibilidad de recursos para el gasto público no vislumbra un escenario favorable. Asimismo, en términos de lo que es visible y tangible para la sociedad mexicana, las Metas Nacionales planteadas en el Plan Nacional de Desarrollo presentan pocos o nulos avances; el caso más controversial es el de México en Paz, pues la crisis de seguridad que vive el país se ha agravado en los últimos tres años. Tanto el PPEF como el Informe establecen a la seguridad como una prioridad nacional; sin embargo, eventos como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la fuga de Joaquín Guzmán Loera del penal del Altiplano (por mencionar algunos) y el manejo gubernamental al respecto, no lo constatan.

De tal modo, la segunda mitad de la administración de Peña Nieto constituirá también una oportunidad para manifestar que no sólo las prioridades se vean reflejadas en la asignación presupuestaria y en la retórica de querer hacer mejor las cosas y tener altas aspiraciones, sino que tengan verdadero impacto en la vida de toda la sociedad.

Finalmente, cabe mencionar que este proceso también debe incluir cada vez más la atención e interés de la ciudadanía mexicana para dar seguimiento al ejercicio del actual Gobierno, aprovechando las instancias que existen para ello, tales como ejercer nuestro derecho de acceso a la información pública o el exigir rendición de cuentas y acercamiento de los diputados con los electores –más allá de la época electoral–, pues son los encargados de aprobar el presupuesto del país.

 

* Carmen Menéndez es Investigadora en @IntPublica

 

 

El Paquete Económico es entregado cada año al Congreso de la Unión e incluye tres documentos: los Criterios Generales de Política Económica, la Iniciativa de Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.