Pobreza laboral, la plaga nacional - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Inteligencia Pública
Por Inteligencia Pública
Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de conteni... Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de contenidos, a través del procesamiento de información especializada. Nuestro objetivo es contribuir a detonar el desarrollo del país generando ideas innovadoras, prácticas y aplicables a la realidad.  Somos especialistas en finanzas públicas, transparencia y rendición de cuentas, gestión por resultados, evaluación de políticas públicas, sistema de justicia y medio ambiente.  Puedes consultar nuestras publicaciones en inteligenciapublica.com. (Leer más)
Pobreza laboral, la plaga nacional
A pesar de que cifras oficiales reportan que el índice de empleo aumentó en el último trimestre de 2015, 22 millones de mexicanos se encuentran en pobreza laboral, lo que significa que ganan menos de lo que necesitan para cubrir sus necesidades básicas, personales y/o familiares.
Por Inteligencia Pública
25 de junio, 2015
Comparte

Por: Ana Laura Santos (@alaurita

La pobreza laboral es una plaga que invade a 22 millones de mexicanos. Son 22 millones que a pesar de tener un empleo, incluso estable, no pueden tener acceso a la canasta básica por lo que tampoco pueden aspirar a aumentar su calidad de vida.

Este tipo de pobreza, al darse en el sector laboral, no discrimina por lo que igual perjudica a una persona con estudios que sin ellos.

Tiene como característica que uno percibe menos de lo que necesita para cubrir sus necesidades básicas, personales y/o familiares, por lo que en términos coloquiales no alcanza ni para los chicles y se crea un espiral, ya que al ser las entradas de dinero muy por debajo de las salidas, se empiezan a acumular deudas y deudas.

Lo más preocupante es que, a pesar de que la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo dice que el índice de empleo aumentó en el último trimestre de 2015, no desaparece la pobreza laboral, sólo la esconde, disemina e incluso se incrementa.

Como ejemplo, si una empresa tiene una vacante de 20 mil pesos mensuales por tiempo completo pero necesitan dos personas, supongamos que por menos de la mitad de ese sueldo habrá el mismo número de gente con necesidades y aspiraciones laborales que tomen el empleo, creando así dos plazas de 8 o 10 mil pesos mensuales (acuérdense de que hay que quitarle los impuestos) por las mismas horas laborales.

¿Y si esa persona tiene hijos o si simplemente tienen un alquiler que pagar? Al final del mes su capacidad de consumo baja y la capacidad de ahorro es nula y es cuando empiezan los adeudos, en el mejor de los casos con amigos o familiares. ¿Por qué en el mejor de los casos? Imagínate que para cubrir tus necesidades básicas tienes que pedir una cantidad -por mínima que sea- prestada al mes, ahora piensa que a quien se la tienes que pedir es a una entidad financiera, no sólo la deuda se acumula sino se incrementa.

Sin embargo, hay indicadores como el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza de CONEVAL que muestra el poder adquisitivo del ingreso laboral per cápita con relación a la evolución de la inflación. Esta herramienta nos ayuda a darnos una idea de cómo evolucionan los precios de la canasta básica teniendo como margen el salario mínimo adquisitivo.

Por otro lado, esta situación provoca que la economía hacia el consumo también se ve afectada. Al no tener suficientes ingresos, el consumidor no compra como lo haría regularmente, lo que ocasiona que disminuya el consumo y que el ciclo económico se haga más lento.

Una de las consecuencias más graves de esta situación es que los menores que no están en edad de trabajar, tienen que abandonar sus estudios para poder ayudar a la economía familiar. En el largo plazo, estos jóvenes tendrán menores oportunidades de conseguir un empleo digno y bien remunerado.

Otra consecuencia es que los trabajadores busquen un segundo empleo para cubrir las necesidades restantes y esto hace que la tasa de informalidad también se acreciente.

La solución para controlar esta situación no es generar muchos empleítos, sino crear empleos de calidad, y evitar que los empleadores abusen de las necesidades de la gente.

 

@IntPublica

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.