¿Qué será del “gasolinazo”? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Inteligencia Pública
Por Inteligencia Pública
Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de conteni... Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de contenidos, a través del procesamiento de información especializada. Nuestro objetivo es contribuir a detonar el desarrollo del país generando ideas innovadoras, prácticas y aplicables a la realidad.  Somos especialistas en finanzas públicas, transparencia y rendición de cuentas, gestión por resultados, evaluación de políticas públicas, sistema de justicia y medio ambiente.  Puedes consultar nuestras publicaciones en inteligenciapublica.com. (Leer más)
¿Qué será del “gasolinazo”?
La eliminación del subsidio a las gasolinas y el diesel debería destinarse a políticas públicas incluyentes como servicios de salud. Con datos obtenidos en 2011 por Gesoc A.C., los subsidios obtenidos en ese año equivaldrían a eliminar la carencia social para 20.4 millones de personas (18.2% de la población) y la carencia en servicios de salud de 10.5 millones (9.5% de la población).
Por Inteligencia Pública
7 de noviembre, 2013
Comparte

Por: Karla González y Ana Isadora López

El pasado 5 de octubre se aplicó el último aumento al precio de la gasolina del año, con lo que se incrementó $1.10  en total a lo largo de 2013. La reacción general de los consumidores fue de rechazo. Al parecer se ignora o existe indiferencia ante el hecho de que el precio de la gasolina en México se encuentra entre los más bajos, en menos de un dólar el litro (11.9 pesos por litro). El país con el costo más elevado es Turquía con un precio de 2.46  dólares  (31.88 pesos por litro).

Este año el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (Cesop) de la Cámara de Diputados realizó una encuesta para conocer la postura que tiene la población mexicana en cuanto a la eliminación del subsidio a la gasolina. El 57 % de los encuestados está en desacuerdo con la decisión mientras que el 25% tiene una postura a favor.

Para entender más a detalle este proceso debemos saber que en México el subsidio a la gasolina se lleva a cabo mediante el poder Ejecutivo, que confiere a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público la facultad de administrar los precios de este recurso con el propósito de beneficiar a los sectores más vulnerables de la población.

Sin embargo, la realidad es que los subsidios a la energía, en este caso la gasolina, se han mostrado ineficientes dada la naturaleza regresiva de la política, resultando en el beneficio mayoritario a los grupos que poseen ingresos más altos. Con información del Centro de Análisis y Políticas Públicas, México Evalúa, podemos observar que en 2011 un hogar que forma parte del 10% más rico, por subsidio de gasolina y diesel, recibe 20 veces más de lo que obtuvo un hogar del 10% más pobre.

El efecto, que se ha dado en llamar “gasolinazo”, busca cubrir la falta de recaudación existente en nuestro país y así poder alcanzar los objetivos del Presupuesto de Egresos que propone el Ejecutivo. De hecho, el subsidio a los carburantes corresponden mayoritariamente a una recaudación negativa del Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) y en poca medida, al costo del carburante mismo (producto).

Al cierre de 2012, según la Cuenta de la Hacienda Pública Federal 2012, los subsidios a las gasolinas y el diesel sumaron 222,757.3 millones de pesos, monto cuatro veces superior a los 51,270 millones de pesos previstos en la Ley de Ingresos para todo ese año.

El gobierno de Enrique Peña Nieto, en búsqueda de reformas estructurales efectivas en términos de crecimiento económico y reducción de pobreza, planteó en la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación para 2014 menores tasas de crecimiento en el precio de las gasolinas a partir del próximo año, lo cual indica continuidad en el programa de este tipo de subsidios, con proyecciones de 35,699 millones de pesos destinados para el próximo año.

Sin embargo, las medidas del gobierno federal están encaminadas a reducir gradualmente los subsidios al carburante, política que busca igualar los precios nacionales a los del mercado internacional.

Países como Noruega y Holanda pagan elevados costos por gasolina, con 2.2 y 2 dólares por litro respectivamente, sin embargo dicho costo se justifica por su mecanismo de Estado benefactor donde los impuestos se destinan a brindar servicios de bienestar y prestaciones de seguro social.

De acuerdo con estimaciones de la OCDE los subsidios a la energía (electricidad, gasolina, diesel, Gas LP) equivale al 1.5% del PIB promedio generado en nuestro país entre 2005 y 2009.

Lo que se propone es que esta recaudación bien podría ser distribuida en políticas públicas incluyentes como servicios de salud. Con datos obtenidos en 2011 por Gesoc A.C., los subsidios obtenidos en ese año equivaldrían a eliminar la carencia social para 20.4 millones de personas (18.2% de la población) y la carencia en servicios de salud de 10.5 millones (9.5% de la población).

Por la naturaleza de esta política, el mecanismo de subsidiar o no la gasolina deberá ser revisada en el marco de la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación 2014, en la que se consideren los factores externos y los precios del hidrocarburo.

 

* Karla González es estudiante de la Licenciatura en Relaciones Internacionales y Ana Isadora López es estudiante de la Licenciatura en Negocios Internacionales, ambas del ITESM-CEM, además de ser integrantes del Seminario de Finanzas Públicas de Inteligencia Pública y el ITESM-CEM.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.