Sexo, droga y rock and roll, y la economía política - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Inteligencia Pública
Por Inteligencia Pública
Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de conteni... Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de contenidos, a través del procesamiento de información especializada. Nuestro objetivo es contribuir a detonar el desarrollo del país generando ideas innovadoras, prácticas y aplicables a la realidad.  Somos especialistas en finanzas públicas, transparencia y rendición de cuentas, gestión por resultados, evaluación de políticas públicas, sistema de justicia y medio ambiente.  Puedes consultar nuestras publicaciones en inteligenciapublica.com. (Leer más)
Sexo, droga y rock and roll, y la economía política
Con 50 pesos, uno puede comprar en un Oxxo unos cigarros y una coca o una cerveza, pero no es suficiente para pagar un paquete de condones. Y esto es un problema de política pública.
Por Inteligencia Pública
21 de noviembre, 2013
Comparte

Por: Rolf Siegel (@RolfSiegel)

Con afán de entender cómo funciona el mercado mexicano (a ojos de un extranjero como yo, sorprendido por fenómenos como el “Buen fin”) me he detenido a observar el comportamiento del consumidor. Una de las cosas más interesantes que encontré es que, por ejemplo, con 50 pesos en un Oxxo uno puede comprar unos cigarros y una coca o una cerveza, pero no es suficiente para pagar un paquete de condones.

Cualquiera podría preguntarse: ¿por qué es esto un problema? ¿Y por qué el precio de los condones es un tema de discusión cuando hablamos de economía y políticas públicas? Antes de llegar a la respuesta de estas preguntas me gustaría retomar teóricamente el dilema fundamental del llamado market failure o  fallas del mercado.

Un fallo de mercado se define como una asignación no eficiente de bienes y servicios. En otras palabras, sucede cuando la búsqueda del puro interés propio de los individuos origina un resultado subóptimo para toda la sociedad, y es tarea del gobierno superar esas deficiencias mediante la legislación. En general, la teoría económica ha puesto de manifiesto cuatro razones para el fallo de mercado:

El primer déficit de la asignación de recursos es que los compradores no tienen toda la información necesaria sobre el producto que quieren comprar. Esta asimetría de información se acumula en una situación de “selección adversa “ (George Akerlof, 1970). Imagínese que usted quiere comprar un auto usado y un vendedor le ofrece el mismo modelo, pero con diferentes precios . ¿Cuál compraría? Debido al hecho de que el comprador deja de tener toda la información sobre la calidad de los coches por ejemplo, usted no será capaz de validar si los frenos están en buen estado o no usted tendrá que decidir por la oferta más barata, que a su vez será muy probablemente el peor coche. La elección de la opción más barata no sólo le conseguirá el peor coche, sino también dará lugar al problema de que los otros autos del mismo modelo aunque con una mejor calidad no podrán ser revendidos como coches de segunda mano, ya que la demanda se concentra generalmente en el precio más bajo.

En segundo lugar, los mercados económicos crean el efecto llamado “riesgo moral”, un cambio  negativo de conducta causada por falsos incentivos. Después de firmar un seguro de automóvil, por ejemplo, puede ser que el dueño del coche se comporte de manera más peligrosa y asuma más riesgos, ya que los costos de esta conducta ahora serán cubiertos por una compañía de seguros. Es decir, el seguro, que tenía el objetivo de proteger a los ciudadanos en primer lugar,  ahora tiene un efecto contrario y anima a una mala práctica.

Por otra parte, la teoría económica neoclásica se basa en la suposición de que los mercados son más eficientes si hay una cantidad infinita de proveedores, lo que reducirá los precios y resultará en un equilibrio perfecto. Sin embargo, algunos productos son más eficaces con un solo proveedor. Piense en los servicios esenciales como el transporte, las comunicaciones, la electricidad o el agua. ¿Tendría sentido tener tres estaciones de autobús, una al lado de otra, cada uno dirigido por una empresa de autobuses diferente, bajo la premisa de la competencia? O varias carreteras que conectan las mismas ciudades? Por supuesto que no. A este dilema se le denomina “monopolio natural”,  y hace énfasis en el hecho de que los monopolios son a veces más eficientes que una cantidad infinita de proveedores. Un monopolio natural sólo puede resolverse a través de asociaciones público-privadas, en las que el Estado posee y mantiene la infraestructura, y da varios permisos a competidores privados, que a su vez garantizan que el cliente reciba el mejor servicio y precio.

Por último, la actividad económica está siempre conectada con externalidades. Si el gobierno construye un parque, todos sus ciudadanos se benefician de una “externalidad positiva”, mientras que el proceso de producción de una fábrica por lo general provoca emisiones de dióxido de carbono y contaminación del aire,  una “externalidad negativa”. Varios científicos han intentado dar cuenta de este problema y sus soluciones incluyen impuestos unilaterales en el proceso de producción que heredan los costos sociales, por lo tanto, la reducción de la producción (los llamados impuestos Pigou), y la negociación multilateral entre la fuente y el portador de la externalidad negativa (la llamada teoría Coase). En este último, puede ser que los ciudadanos de una zona contaminada quieran mantener la empresa por los puestos de trabajo, y al mismo tiempo quieren reducir poco a poco sus emisiones y mejorar la calidad del aire. 

¿Qué puede hacer el gobierno para hacer frente a esas deficiencias del mercado? ¿ Y qué recomendaciones de política sería adecuado para obtener un mejor resultado para la sociedad? 

En cuanto a la selección adversa y el riesgo moral, las soluciones se encuentran generalmente en el sector privado. La información asimétrica se puede reducir a través de señales de calidad (como certificados) por el proveedor del producto, ya que es de su interés que pueda vender mejor calidad a un mayor precio. El riesgo moral puede ser confrontado con los sistemas de incentivos que premian la buena conducta (por ejemplo, con bonos) y por medio de la adopción de los costes de distribución, como se hace habitualmente en el sector salud. Los accidentes suelen estar cubiertos por las políticas, mientras que las enfermedades que son el resultado de una forma perjudicial de la vida sólo se cubren parcialmente, dando al paciente un incentivo para cuidarse mejor de sí mismo, beneficiando así tanto a la compañía de seguros como a su propia salud.

En cuanto a los monopolios naturales y las externalidades negativas, es responsabilidad del gobierno combatir el fallo de mercado. En el caso de los monopolios naturales es necesario asegurar una mezcla eficiente de administración pública con competencia privada. Dado que este es un tema delicado  y las reformas no son tema de este artículo me gustaría concentrarme en lo que el gobierno puede hacer frente a las externalidades negativas.

El gobierno debería asegurar que las políticas mitiguen las externalidades negativas y apoyen las positivas, ya sea a través de impuestos a productos con externalidades negativas, subsidios a productos con externalidades positivas, o a través de la incorporación de nuevos sistemas de incentivos. Por ejemplo, frente a la cuestión de si las drogas deben ser legalizadas, el argumento más frecuente ha sido las externalidades negativas que ha traído la “guerra contra el narcotráfico”.

Frente a este escenario, la alternativa podría ser combatir las externalidades negativas en los niveles micro. Es decir, a través de pequeñas políticas o acciones que generan impactos relevantes y duraderos. Como se ha mencionado en artículos anteriores sobre el agua y los residuos electrónicos, políticas como la prohibición de bolsas de plástico o un sistema de eliminación de residuos electrónicos podrían generar un cambio en la calidad de vida de muchas personas a través de la reducción notable de la contaminación, un problema grave para nuestra salud y una externalidad negativa.

Ejemplos hay miles: la eliminación de los subsidios a la electricidad incentivaría la reducción del consumo y reduciría las externalidades ambientales negativas; la ejecución adecuada de las leyes de tránsito reduciría la gran cantidad de accidentes (claramente, una externalidad negativa); hemos observado como los alcoholímetros han sido una medida eficaz para cambiar el comportamiento. En Alemania, por ejemplo, existe una ley que establece que el agua natural tiene que ser la más barata en los supermercados y restaurantes, dando un incentivo a los clientes a beber menos refrescos.

Esto nos lleva de nuevo al principio de nuestra argumentación: las decisiones de política pública deben tomarse pensando en las externalidades positivas a fin de crear los incentivos que provoquen un comportamiento positivo (y no necesariamente castigar el negativo). El hecho de que con 50 pesos en un Oxxo se puede comprar un paquete de cigarros y una botella de coca o cerveza todos son productos asociados a externalidades negativas resulta en un incentivo para la adquisición de estos productos por encima de un paquete de condones -una herramienta para reducir los embarazos de adolescentes y las enfermedades de transmisión sexual de México. Esto no significa de ninguna manera que condones más baratos podrían reducir el número de embarazos de adolescentes de manera inmediata y directa, pero acompañado de una campaña de concientización resultaría en un beneficio indudable para la población.

*Rolf Siegel es Consultor Asociado de @IntPublica

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.