104 casos, 171 personas defensoras y 409 agresiones - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La dignidad en nuestras manos
Por CDH Fray Vitoria
El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, A. C., es una organización no gubern... El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, A. C., es una organización no gubernamental que desde la década de los ochenta contribuye a la defensa de los derechos de las personas y los pueblos. Desde este espacio diverso y crítico, con la dirección del Dr. Miguel Concha Malo, buscamos abonar a una cultura basada en los derechos humanos. Trabajamos con la firme convicción de que “Otro mundo es posible”, donde se respete la dignidad humana. Optamos por acompañar a los grupos en situación de vulnerabilidad y de esa manera aspirar a un mundo más justo, sororo y fraterno. (Leer más)
104 casos, 171 personas defensoras y 409 agresiones
En México, defender derechos humanos puede ser equiparado con actividades que ponen en riesgo el “orden”, contravienen el ideal de “desarrollo”, se oponen al crecimiento económico y van contra las “buenas costumbres”, por tanto se les intenta criminalizar, impedir y acallar.
Por CDH Fray Vitoria
7 de julio, 2014
Comparte

Por: Carlos A. Ventura Callejas (@carlosarveca)

La defensa de los derechos humanos en México, a través de organizaciones, colectivos, movimientos sociales o de cualquier persona que se involucre en esta actividad, se ha convertido en una labor de riesgo y en ocasiones de muerte.

La Declaración sobre el derecho y la responsabilidad de los individuos, grupos y órganos de la sociedad de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidos universalmente es un instrumento internacional que llena de contenido al derecho a defender los derechos humanos que todas las personas o colectivos tenemos. Protege a las personas o grupos que se organizan para defender sus derechos frente a ataques del Estado o de particulares. Igualmente es un instrumento que todas las personas podemos invocar cuando lo creamos necesario, por ejemplo, en los casos donde identificamos que la labor de defensa que realizamos incomoda a gobiernos o poderes económicos, y se aumenta el riesgo en nuestro entorno. Establece de igual manera obligaciones que los Estados deben cumplir en sus jurisdicciones, en relación con la actividad que realicen en materia de defensa de derechos. El Estado mexicano, en los últimos años, ha implementado acciones encaminadas a garantizar este derecho, sin embargo son insuficientes, poco asertivas y más bien inoperantes frente a la creciente violencia dirigida a las y los defensores.

Organizaciones nacionales e internacionales han constatado, mediante la documentación de casos, que la situación de las defensoras y defensores de derechos humanos va en detrimento. En México, defender derechos humanos puede ser equiparado con actividades que ponen en riesgo el “orden”, contravienen el ideal de “desarrollo”, se oponen al crecimiento económico y van contra las “buenas costumbres”, por tanto se les intenta criminalizar, impedir y acallar. Esta actividad implica un alto riesgo, y cuesta en ocasiones la vida a las personas involucradas en ella.

La Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (RedTDT) está conformada por 74 organizaciones con presencia en 20 estados de la República. Estas organizaciones trabajan de manera articulada en la defensa y promoción de los derechos humanos. Cada una de ellas conoce de primera mano la realidad que se vive en sus regiones. Saben cómo y de qué forma operan las formas de opresión y explotación a las que se somete a personas y pueblos. A partir del trabajo de estas organizaciones, se incide de manera directa y constante en la construcción de una cultura basada en el respeto de la dignidad.

La RedTDT dio a conocer, el pasado 3 de julio, su informe “El derecho a defender los derechos humanos en México: Informe sobre la situación de las personas defensoras 2011-2013”, el cual fue elaborado por el equipo de la Secretaría Ejecutiva. En este documento se refleja la situación en la que se encuentran las y los defensores de derechos humanos. Se documentó el periodo que va de enero de 2011 a diciembre de 2013, que incluye la última etapa del gobierno Felipe Calderón, y el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto.

Durante este intervalo de tiempo, la RedTDT registró 104 casos donde explícitamente sufrieron ataques personas defensoras de derechos humanos. Estos casos están relacionados principalmente con la defensa de derechos colectivos de pueblos indígenas y campesinos, defensa del derecho al medio ambiente, agua y uso de la tierra. Asimismo, las mujeres defensoras, y las personas relacionadas con temas de identidad de género u orientación sexual también son constantemente blanco de los ataques. Estos casos se ubican principalmente en Oaxaca, Chiapas, Estado de México, Michoacán, Chihuahua y Distrito Federal, entidades con el mayor número de agresiones hacia defensores, aunque el registro de la RedTDT abarca 24 estados del país.

En estos casos, 171 personas se han visto involucradas, de las cuales el 32% son mujeres, y el 67% son hombres. Estas personas han padecido 409 agresiones, ya que en muchos de los casos los ataques no son por única vez, ni tampoco de un solo tipo: se registran situaciones donde personas viven en medio de contantes y diversas formas de ataques, lo que refleja que los mecanismos de protección para defensores facilitados por el Estado son incapaces de impedir daños a las personas defensoras.

Este informe, y los datos que nos arroja, dan cuenta del clima inhóspito para la defensa y organización social en México. Los movimientos, colectivos y personas se ven asolados por amenazas de muerte, agresiones físicas, detenciones arbitrarias, o muerte violenta, por mencionar algunos tipos de agresión; la RedTDT registró la muerte de 27 personas en este periodo como consecuencia de su labor de defensa. La situación es tan difícil que, de los casos de muerte violenta, ninguna persona ha sido identificada como culpable: la impunidad reina en las instituciones encargadas de garantizar el derecho de las víctimas para acceder a la justicia.

Este panorama, del cual podemos seguir dando cuenta con base en el informe, nos puede inhibir y hacernos desistir para seguir o colaborar en la defensa y construcción de un mundo donde la justicia, la paz y la dignidad sean vividas por todas y todos. Sin embargo, es precisamente la injusticia y la profunda indignación lo que mantiene a muchas personas en el trabajo por Otro mundo posible. El dolor y la violencia experimentada no implantan la desesperanza, sino todo lo contrario: generan organización y resistencia. La organización de las personas y pueblos es vigente, porque el actual sistema nos violenta y excluye, y nos confirma a su vez que la defensa de la dignidad y la justicia es un trabajo colectivo de largo aliento, donde poco a poco revertiremos la cultura de muerte, deshumanización y guerra permanente que nos quieren imponer.

Por tanto, la labor de las y los defensores es fundamental en los países para llegar a ser democráticos y justos. Si los gobiernos no garantizan que esta actividad se desarrolle en condiciones seguras y dignas, difícilmente podemos concebir que las cosas cambien, pues la organización y participación social son engrane imprescindible en las democracias basadas en la garantía, respeto y protección de los derechos humanos.

Frente a la lógica del despojo y acumulación de la riqueza, las personas y pueblos se organizan, se defienden, se acompañan, y tejen resistencias que los potencian como defensores de derechos humanos. Así, las organizaciones, colectivos y movimientos sociales se conciben como lugares de encuentro y articulación en beneficio de la dignidad. Son espacios sencillos que día con día buscan caminar acompañados en la defensa de la esperanza y la vida. En resumen, son signos de esas otras realidades necesarias de construir para el presente y el futuro.

El informe de la RedTDT es muestra del camino árido que recorren las y los defensores de derechos humanos, pero también constata que existen muchas personas y colectivos que desde abajo se acompañan en la defensa y en la vida compartida. Este documento también se complementa con un pequeño video que, de manera gráfica y breve, presenta los datos más relevantes. Sirva esta pequeña reflexión para invitar a la lectura detalla del informe, y que cada quien deduzca sus conclusiones sobre qué experimentan las y los defensores hoy en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts