El caso de Zorros Solidaridad, desalojo forzado y derechos humanos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La dignidad en nuestras manos
Por CDH Fray Vitoria
El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, A. C., es una organización no gubern... El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, A. C., es una organización no gubernamental que desde la década de los ochenta contribuye a la defensa de los derechos de las personas y los pueblos. Desde este espacio diverso y crítico, con la dirección del Dr. Miguel Concha Malo, buscamos abonar a una cultura basada en los derechos humanos. Trabajamos con la firme convicción de que “Otro mundo es posible”, donde se respete la dignidad humana. Optamos por acompañar a los grupos en situación de vulnerabilidad y de esa manera aspirar a un mundo más justo, sororo y fraterno. (Leer más)
El caso de Zorros Solidaridad, desalojo forzado y derechos humanos
El desalojo de personas, familias y comunidades de los hogares o tierras que ocupan, en forma permanente o provisional, sin ofrecerles medios apropiados de protección legal o de otra índole, ni permitirles su acceso a ellos, tal como lo establecen estándares de derechos humanos, configura una grave violación al derecho humano a la vivienda.
Por CDH Fray Vitoria
7 de marzo, 2014
Comparte

Por: Diana López Santiago (@DnaLoSan)

 

1.- Sobre el derecho humano a la vivienda 

El caso Zorros Solidaridad se enmarca en una serie de violaciones sistemáticas a los derechos humanos de las personas que habitaban dicho predio, ubicado al sur de la Ciudad de México, en las inmediaciones de la delegación Tlalpan. Dichas violaciones se configuran a la luz de las leyes nacionales e instrumentos internacionales que el Estado mexicano ha firmado y ratificado en materia de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA), por lo cual el aparato estatal está obligado a respetar, proteger y garantizar dichos derechos.

Los DESCA los traducimos como aspectos necesarios a cubrir que las personas requerimos para alcanzar una vida digna y libre de miseria; entre éstos se encuentra el derecho a la vivienda. Las características que hacen que la violación a estos derechos sea sistemática se refieren a que son derechos interdependientes e indivisibles, es decir, si uno de ellos se viola, de manera automática los demás también son socavados. Por ejemplo, si no se cuenta con un empleo, tampoco se contará con un salario que nos permita tener acceso a una alimentación sana, a una vivienda adecuada, a la educación y no podemos entonces elegir entre satisfacer una necesidad u otra, sino todas, pues son indispensables para la vida digna.

El derecho a la vivienda debe contemplar la posibilidad de tener un espacio privado donde se pueda vivir con seguridad, paz y dignidad. El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU enuncia el contenido del derecho, por ejemplo, en la Observación General no. 4 El derecho a una vivienda adecuada. En el siguiente cuadro podemos encontrar los instrumentos tanto nacionales como internacionales que llenan de contenido jurídico y programático a este derecho humano.

INSTRUMENTO

Compromiso de México
INT

E

R

N

A

C

I

O

N

A

L

Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (art. 11)  

 

 

RATIFICADOS

Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer (art. 14.2, 13b así como el art. 14h y 15.2)
Convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial (art. 5.1 III)
Convención sobre el Estatuto de Refugiados (art. 21)
Convención sobre los derechos de los Niños (art. 27)
Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares (art. 43)
NAC

I

O

N

A

L

Constitución Mexicana
Ley Orgánica de la Administración Pública Federal
Ley General de Asentamientos Humanos
Ley Federal de Vivienda Respalda el art. 4° constitucional pero es propiamente un reglamento para su aplicación.
Ley del Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores
Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores. Art. 5 inciso B, 6° y 21°
LO

C

A

L

Ley para el Desarrollo Social en el Distrito Federal
Ley de Vivienda en el Distrito Federal
Ley de los Derechos de las Niñas y los Niños en el Distrito Federal
Ley de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres en el Distrito Federal
Ley de las y los Jóvenes en el Distrito Federal Art. 46 inciso A
Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores

FUENTE:

1. “ABC de los DESCA. Manual de Educación y Promoción” Centro de Derechos Humanos Fr. Fco. De Vitoria.

2. Sociedad amenazada. Violencia e impunidad, rostros del México actual” Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

 

2.- Sobre el Caso Zorros Solidaridad

El 14 de mayo de 2013, habitantes del predio Zorros Solidaridad, ubicados a la altura de los kilómetros 7 y 8 de la carretera Picacho–Ajusco, en la delegación Tlalpan, fueron desalojados de manera forzosa, violenta y arbitraria por órdenes del Gobierno del Distrito Federal, mediante un operativo policial de aproximadamente tres mil elementos del cuerpo granaderos y de la policía montada de la Secretaria de Seguridad Pública del Distrito Federal, con participación además de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y de un helicóptero cóndor. Este desalojo se realizó bajo el argumento de que la comunidad se encontraba instalada en una reserva ecológica protegida; sin embargo, las autoridades correspondientes nunca mostraron a la comunidad una orden que sustentara dicha acción. Durante estas acciones violentas, León Padilla Monterroso y Rosalba Jiménez García fueron detenidos arbitrariamente por oponerse al desalojo. El señor Padilla Monterroso recientemente fue liberado y, de acuerdo con información compartida con el Centro Vitoria,  sabemos de cuatro personas más presas, pero se desconocen sus datos debido a la diáspora que generó el desalojo.

Un segundo desalojo forzoso se ejecutó el 21 de mayo de 2013 a las 5 am.  En esta ocasión, alrededor de 500 familias vivieron el embate por parte de las autoridades capitalinas: nuevamente más de 2500 granaderos y policía montada realizaron el desalojo. Muchas y muchos de los habitantes, a falta de otro lugar a dónde ir y recursos económicos para hacerlo, se quedaron provisionalmente dentro del predio en donde tenían sus hogares construidos con láminas, maderas y plásticos. Los granaderos arrasaron con las casas improvisadas, y cargaron incluso las pertenencias de las familias. En el siguiente video se puede constatar el desalojo forzado.

Las violaciones a los derechos humanos en el caso de Zorros Solidaridad son estructurales y evidentes. Entre los derechos violados destacamos el derecho a la vivienda, en especial a no padecer desalojos forzados, trabajo, educación, alimentación, integridad personal, protección de niñas, niños y personas jóvenes, y a no ser objeto de discriminación por su condición económica. Respecto a la práctica de los desalojos forzosos, podemos argumentar que hacer salir a personas, familias y comunidades de los hogares o tierras que ocupan, en forma permanente o provisional, sin ofrecerles medios apropiados de protección legal o de otra índole, ni permitirles su acceso a ellos, tal como lo establecen estándares de derechos humanos, configura una grave violación al derecho humano a la vivienda. Esto a su vez acarrea violaciones al derecho a la vida, a la seguridad personal, a la no injerencia en la vida privada, a la familia y el hogar, a disfrutar en paz y con dignidad de bienes propios.

En este sentido, el Estado mexicano en todos sus niveles de gobierno, para este caso en particular el GDF, tiene la responsabilidad proteger y garantizar el derecho a la vivienda digna y demás derechos que se desprenden de éste. Sin embargo, con un gobierno cuyas políticas de seguridad pública criminalizan la pobreza, y sus intereses en políticas económicas están a disposición de un modelo neoliberal, estas responsabilidades se diluyen y se convierten, en la mayoría de las veces, en voluntades políticas que responden a un conflicto de intereses, donde sólo la opinión del gobierno sale ganando y no las comunidades que con muchos esfuerzos se posibilitan por sí mismas una vivienda.

En junio de 2013 se interpuso una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal en relación con este caso, en virtud de la serie de violaciones a los derechos humanos. Estas acciones de defensa son acompañadas por nuestro Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria y consideramos sin duda que estamos frente a un caso de múltiples violaciones a derechos, ya sea por omisión o de manera directa de las autoridades, tanto de la delegación Tlalpan como del gobierno central del DF. El derecho a la vivienda digna encierra una serie de componentes que, para este caso, el GDF ha obviado cumplir, por ejemplo, evitar en todo momento dejar desamparo a mujeres, niños y niñas, así como personas adultas mayores. Acción inaceptable por donde se le mire.

 

* Diana López Santiago es colaboradora del Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria OP” A.C.

 


Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales  “El derecho a una vivienda adecuada” Observación General núm. 4, disponible aquí.

El Universal “Desalojan a más de 100 familias de predio en el Ajusco”, 15 de mayo de 2013.

Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales  “El derecho a una vivienda adecuada: los desalojos forzosos” Observación General, no. 7, disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.