Memoria del espanto y la esperanza - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La dignidad en nuestras manos
Por CDH Fray Vitoria
El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, A. C., es una organización no gubern... El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, A. C., es una organización no gubernamental que desde la década de los ochenta contribuye a la defensa de los derechos de las personas y los pueblos. Desde este espacio diverso y crítico, con la dirección del Dr. Miguel Concha Malo, buscamos abonar a una cultura basada en los derechos humanos. Trabajamos con la firme convicción de que “Otro mundo es posible”, donde se respete la dignidad humana. Optamos por acompañar a los grupos en situación de vulnerabilidad y de esa manera aspirar a un mundo más justo, sororo y fraterno. (Leer más)
Memoria del espanto y la esperanza
La privación de la libertad de los luchadores sociales es sólo el comienzo de una interminable cadena de crueldad cuyo objetivo es socavar la fortaleza, la entereza física y psicológica de las personas junto con sus ideales.
Por CDH Fray Vitoria
25 de septiembre, 2014
Comparte

Por: Sayuri Herrera Román

 

El héroe verdadero lo es casi siempre por error… De haber podido, hubiera resuelto la situación de otro modo, y de manera incruenta. No se vanagloria de su muerte ni de la ajena. Pero no se arrepiente. Sufre en silencio, son los demás quienes luego lo explotan y hacen de él un mito, mientras él, el hombre digno de estima, era tan sólo un hombre sencillo que supo actuar con dignidad y coraje en una situación que lo superaba.

La estrategia de la ilusión, Umberto Eco, 1987

 

El derecho a defender derechos humanos se encuentra en riesgo. Luchadores sociales, líderes comunitarios y sindicales se encuentran permanentemente en la mira de un régimen depredatorio de derechos y libertades. Cárcel, desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales son amenazas constantes a la libertad y la vida de las y los defensores.

En el primer caso, la privación de la libertad es sólo el comienzo de una interminable cadena de crueldad cuyo objetivo es socavar la fortaleza, la entereza física y psicológica de las personas junto con sus ideales. El castigo pretende ser ejemplar. El mensaje del Estado es uno que hace años contaron: habrá represión con impunidad para aquellos que no doblen la rodilla.

En los penales las personas pueden ser víctimas dolorosamente rutinarias de tortura, la mala alimentación acaba con su sistema digestivo; no sólo eso, la transmisión y la exposición a enfermedades y el surgimiento de epidemias como sarna y tuberculosis es asunto conocido sobre todo en penales como el de Nuevo León, en los que una persona fue hallada sin vida en su celda apenas en junio de este año.

Por otra parte, el problema de la sobrepoblación parece cosa menor ante el nuevo y más grave problema: el dominio que ejerce el crimen organizado en más del 60% de cárceles en México, como confirma la propia CNDH. En este contexto, la defensa y obtención de la libertad de personas presas por motivos políticos, puede ser cuestión de vida o muerte.

Y sí, pese a todo la defensa de la tierra, el agua, los bosques y la vida continúan. Los pueblos siguen sosteniendo la lucha por su emancipación. Pese al horror, al espanto que el Estado ha pretendido sembrar. Este río se enfrenta al mar.

Así, conscientes de lo que afirmamos líneas arriba, hemos querido ofrecer en este espacio una invitación, una muy firme, abrazadora y sencilla. Una que ataje la indecisión contra la pesadilla. Porque necesitamos sumarles, porque nos necesitamos. Les invitamos a defender la alegría, a defender la patria alegremente.

Guardaremos memoria del espanto y de sus responsables, guardaremos memoria del camino que nos ha llevado a la más elevada comprensión y enaltecimiento de la esperanza.

Y con la invitación un regalo, una hermosa imagen y una canción desde el Centro Vitoria, próximo a cumplir sus 30 años de labor en defensa de los derechos humanos y por la emancipación de los pueblos.

Foto Blog Vitoria OK

 

 

* Sayuri Herrera Román es abogada del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria O. P.  A. C.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts