Tortura en México: el caso de los hermanos Aranda Ochoa

Los hermanos Enrique Aranda Ochoa y Adrián Aranda Ochoa fueron detenidos arbitrariamente el 25 de junio de 1996 y, sometidos a tortura, se les obligó a firmar declaraciones falsas. Sin mediar juicio alguno, las autoridades los exhibieron ante la prensa como responsables del secuestro de Judith Gómez del Campo, prima hermana de Margarita Zavala Gómez del Campo, esposa de Felipe Calderón, expresidente de la República, y de Lorena Pérez Jácome F., hija de Dionisio Pérez Jácome, entonces vocero del presidente de la República, Ernesto Zedillo. Llevan 18 años presos por un crimen que no cometieron.