Nunca más un México sin nosotras - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La máquina de hacer pájaros
Por Paola Zavala Saeb
Paola Zavala Saeb es abogada derecho humanera y analista política. Actualmente es Subdirectora d... Paola Zavala Saeb es abogada derecho humanera y analista política. Actualmente es Subdirectora del Centro Cultural Universitario Tlatelolco y Presidenta de OCUPA, Organización Comunitaria por la Paz . Sus temas principales son pacificación, prevención de las violencias y reinserción social. A las palabras, como a los pájaros se las lleva el viento. Por eso hay que tener una máquina de hacer pájaros. Contáctala en Twitter @PaolaSaeb. (Leer más)
Nunca más un México sin nosotras
Aunque tenemos la mitad de la representación en las Cámaras, las dirigencias partidistas nos siguen imaginando solo debatiendo temas que nos son propios como el derecho a decidir y la menstruación digna. Sin embargo, las mujeres llegamos para participar activamente en las decisiones sobre causas que nos son comunes, como justicia, energía, clima, impuestos, drogas, movilidad, etc.
Por Paola Zavala Saeb
13 de octubre, 2021
Comparte

Entre la primera vez que una mujer votó en México y la primera legislatura  paritaria en el  Congreso de la Unión han pasado 67 años.

La participación política de las mujeres la hemos logrado con base en movilizaciones sociales y con algunas pocas mujeres que lograron llegar al legislativo y, desde ahí, impulsaron una reforma para incorporar en la ley las cuotas de género que en un principio fueron del 70%- 30%.

Las movilizaciones siguieron, y las mujeres que fueron llegando al Congreso abrieron el espacio para otras. Entonces, surgieron las artimañas partidistas para poner candidaturas de mujeres en distritos donde no tenían posibilidades de ganar.  Después, llegaron “las Juanitas”, famosa truculencia política para registrar candidaturas de mujeres con suplentes hombres que, en cuanto llegaban al cargo, renunciaban para cederles el escaño a ellos. Para que esto no sucediera, hubo una nueva reforma para evitar el fraude a la ley.

Por supuesto, que esto no hubiera sido posible también sin hombres –a los que algunas no les gusta llamar aliados–  pero que es preciso reconocer que, sin sus argumentos y votos, estas reformas no hubieran sucedido.

El hecho es que ya estamos aquí, en 2021 con una nueva exigencia: mujeres con poder en el poder. Que se respete la paridad en las comisiones ordinarias y en la integración de las mesas directivas que son clave en la toma de decisiones es, en síntesis, poder que de nueva cuenta todos los partidos se niegan a compartir con nosotras.

Hasta hoy que vivimos la primera legislatura paritaria, todas las leyes que nos han regido y nos rigen han sido decididas por una mayoría de hombres, es decir desde una perspectiva preponderantemente masculina.

Aunque tenemos la mitad de la representación en las Cámaras, las dirigencias partidistas nos siguen imaginando solo debatiendo temas que nos son propios como el derecho a decidir y la menstruación digna. Sin embargo, las mujeres llegamos para participar activamente en las decisiones sobre causas que nos son comunes, como justicia, energía, clima, impuestos, drogas, movilidad, etc.

Por ejemplo: ¿cómo votarán las diputadas sobre la propuesta de aumento al presupuesto de la Guardia Nacional? ¿Votarán con la línea de sus bancadas? o ¿habrá quienes se distancien para hacer un cambio de enfoque abriendo espacio a los feminismos antipunitivos? ¿Se notará la perspectiva de género en el debate sobre la reforma energética? ¿Nuestras representantes en el Congreso harán caso a las propuestas del movimiento eco-feminista que se niega a seguir apostando por el petróleo?

La expectativa de la lucha que muchas hemos dado por la participación política de las mujeres no es sólo ocupar escaños: se trata de replantear el Estado entero, desde un diálogo que armonice las visiones de género para que juntos, mujeres y hombres, hagamos nuevas reglas.

¡Nunca más un México sin nosotras!

@PaolaSaeb

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.