¿Sin Fiscal Anticorrupción? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La Otra Corte
Por Luis Pérez de Acha
Abogado especializado en derecho constitucional, administrativo y fiscal. Exintegrante del Comit... Abogado especializado en derecho constitucional, administrativo y fiscal. Exintegrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción. (Leer más)
¿Sin Fiscal Anticorrupción?
El reto es que el Sistema Nacional Anticorrupción dé resultados porque la ciudadanía así lo reclama. La falta de un Fiscal no impide actuar.
Por Luis Pérez de Acha
3 de abril, 2017
Comparte

Este martes 4 de abril se instalarán el Comité Coordinador y el Órgano de Gobierno del Sistema Nacional Anticorrupción . En ellos, al Fiscal Anticorrupción le está reservado un asiento al lado del Auditor Superior de la Federación, de la Secretaria de la Función Pública, del presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, de la presidenta del INAI, de un representante del Consejo de la Judicatura Federal y de Jacqueline Peschard, presidenta del Comité de Participación Ciudadana y que a su vez lo será de ambos entes.

La Fiscalía Anticorrupción se instituyó mediante reforma constitucional de febrero de 2014. Su objetivo es erigirse en pieza clave para la persecución de delitos de corrupción. De ahí la necesidad de incorporarlo como brazo operativo del SNA y de coordinarlo con el resto de las dependencias integrantes del Sistema, en temas como transparencia, rendición de cuentas, investigación de actos de corrupción, así como sanción y criminalización de los mismos.

La propia reforma constitucional contempla la Fiscalía General de la República como órgano constitucional autónomo, a la cual tendrá ‘pase directo’ el actual Procurador General de la República (un punto nodal es que ese cargo será por nueve años). Esto, aunado a la Fiscalía Anticorrupción, ha generado un embrollo que se sintetiza de la manera siguiente:

a) Al Senado no se le fijó un plazo forzoso para nombrar al Fiscal Anticorrupción. Sin embargo, no hay duda de que tres años (2014-2017) ha sido tiempo más que suficiente para esos propósitos.

b) El primer Fiscal estará en su cargo hasta el 30 de noviembre del próximo año. Así lo dispone la reforma constitucional de 2014. Posteriormente, el Fiscal General de la República será quien lo elija.

c) En marzo de 2014, el entonces Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, creó la Fiscalía Anticorrupción. Esto fue mediante un simple acuerdo firmado por él y que por razones obvias quedó en suspenso en la medida que faltaba la designación de su titular por parte del Senado.

d) En julio de 2016 se reformó la Ley Orgánica de la PGR con el fin de formalizar la Fiscalía Anticorrupción. Sin embargo, su entrada en funciones se supeditó a que el Senado eligiera a su titular.

e) Algunos senadores han condicionado el nombramiento del Fiscal Anticorrupción, a la eliminación del ‘pase directo’ de Raúl Cervantes como Fiscal General de la República. Lo paradójico es que quienes ahora se oponen son los mismos senadores que aprobaron la reforma constitucional de 2014.

En torno al Fiscal Anticorrupción se ha construido un mito que nadie cuestiona: que sin él (o ella) no se puede proceder por la vía penal en contra de los corruptos. Esto es falso, pues desde hace décadas la Procuraduría General de la República ha tenido las facultades legales para hacerlo (cuenta con una Unidad Especializada en esta materia).

Otro mito es que sin Fiscal el SNA no podrá iniciar sus funciones. Esto también es incorrecto, al menos en lo que hace al Comité Coordinador y al Órgano de Gobierno. Al efecto, la ley ordena que la instalación de los mismos tiene que efectuarse dentro de los 60 días naturales siguientes a la integración del CPC. Como esto sucedió el 9 de febrero de 2017, lo conducente es que las sesiones tengan lugar el domingo 9 de abril, a más tardar.

Sobre el particular, debe tenerse en cuenta que la ley que regula el SNA determina que, para que exista quórum, se requiere la presencia de la mayoría de los integrantes del Comité Coordinador y del Órgano de Gobierno. Por lo tanto, si al 4 de abril no hubiese Fiscal Anticorrupción, la validez de ambos actos quedaría asegurada con la asistencia de cuatro de sus miembros, al menos.

El reto es que el SNA dé resultados. La ciudadanía así lo reclama. La falta de un Fiscal no impide actuar. Que este martes dos de sus principales órganos queden instalados será una buena señal de avance.

 

@LuisPerezdeAcha

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.