Cúmplanse las reglas en las placas de mi comadre - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La sartén por el mango
Por Mala Madre
Mala Madre es egresada de Periodismo por la UNAM con 30 años de experiencia, durante los cuales ... Mala Madre es egresada de Periodismo por la UNAM con 30 años de experiencia, durante los cuales ha trabajado en los principales diarios de circulación nacional como reportera de política. Los primeros 15 de tiempo completo, los siguientes cinco de freelance y ahora de nuevo de tiempo completo. Alguna vez le dijeron que daba mal ejemplo a sus hijas quedándose en casa y como nunca le ha gustado que le digan qué hacer, hizo lo que quiso… y se quedó en casa. Le encanta contar historias y nunca ha dejado de escribir, así sea la lista del súper. Síguela en Twitter: @malamadremx o escríbele a [email protected] (Leer más)
Cúmplanse las reglas en las placas de mi comadre
Chilangos que han cambiado las placas de sus autos por unas del Estado de México o de Morelos, qué listos se ven eludiendo las reglas.
Por Mala Madre
20 de diciembre, 2016
Comparte

Faltan 11 días para que termine el año y yo no quería dejar pasar la oportunidad de compartir con ustedes un malestar que traigo arrastrando desde hace varios meses. Ya ven que este blog casi ni lo uso para ahorrarme la terapia, así que ahí les voy.

Tengo 10 vecinos, de los cuales seis poseen autos con placas foráneas. Estamos hablando de siete autos (de un total de 22), tres con placas de Morelos y cuatro del estado de México. Considerando que todos estamos a punto de cumplir dos años viviendo en el edificio, deseché la falta de tiempo como razón por la cual no han tramitado sus nuevas placas, en el supuesto de que el cambio de domicilio hubiera implicado también cambio de ciudad. Así que hasta donde me dan las cuentas, el único con justificación para circular en auto con placas del Edomex es el portero del edificio, quien tiene su casa en la zona metropolitana.

El tema es que no me había percatado de ese detalle, hasta que leí este texto de @rodaxiando por aquellos meses de la temporada de Ozono, y luego me topé con estas declaraciones de Tanya Müller, secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México. Resulta que desde que se constituyó la Megalópolis y se homologaron los criterios para la verificación vehicular, los autos con placas de Hidalgo, estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala pueden circular por tierras chilangas con los mismos hologramas, derechos y quesque obligaciones que se aplican acá, siempre y cuando cuenten con la verificación vigente de su estado.

Así que –por qué no– medio millón de autos y contando, desde el 2013 a la fecha, han cambiado sus placas chilangas por unas del Edomex porque en la tierra gobernada por Eruviel Ávila “la prueba es más laxa y en la mayoría de los casos pasan sin problema obteniendo el holograma de circulación cero”. O bien por unas de Morelos, total que hasta antes de la emergencia ambiental podías verificar tu auto sin llevarlo al verificentro (así como lo leen); a partir de julio la verificación quedó suspendida porque no contaban con la tecnología requerida por la nueva Norma Oficial Mexicana de Emergencia.

Si a eso le sumamos que en Morelos se eliminó la tenencia y en el Edomex sólo pagan aquellos autos cuyo costo exceda los 350 mil pesos (cien mil más que en la Ciudad de México), pues se devela el misterio de las placas de mis vecinos.

Y la cereza en el pastel. Con la entrada en vigor del nuevo reglamento de tránsito hace un año, resulta que estos autos que cambiaron sus placas por las de algún otro estado de la Megalópolis obtuvieron el beneficio adicional de no recibir fotomultas. Básicamente porque a don Eruviel y a don Graco Ramírez no les ha dado la gana corregir esta situación, y a los de la Comisión Ambiental de la Megalópolis tampoco. Homologaron derechos, pero no obligaciones, y durante todo 2016 nos quedamos esperando los convenios que permitan cobrar las multas a ese 45 por ciento de infracciones que se cometen amparadas en placas metropolitanas.

El resultado es que ahora alucino a todo aquel que me topo montado en un auto con placas de Morelos o del Edomex, así vivan allá. Me muerdo los cachetes y me amarro las manos para no soltarles tres frescas ni darles un zape a mis vecinos cuando me los encuentro en el estacionamiento. Y qué les puedo decir de esos chilangos que no se quisieron quedar atrás y corrieron a comprar una mica para cubrir las placas de sus autos y evitar ser infraccionados por ir a 80 en una zona de 50 o pararse sobre el paso peatonal. Mi cuñado estuvo a punto de provocar la segunda crisis familiar de la temporada navideña con sus ilegales intenciones, hasta que su sabia mujer le hizo ver que si tanto le hartaba su colección de fotomultas, siempre podía reducir la velocidad.

Nos cuentan que arrancaremos 2017 con una verificación de a de veras en Morelos y con los respectivos convenios para cobrar las infracciones metropolitanas al Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México. Que con la tenencia no hay mucho qué hacer, pues porque muy megalópolis, pero pesan más los intereses políticos de cada quien.

Ya a estas alturas lo único que pido es no topármelos a ustedes haciendo estos desfiguros, que me daría mucha pena borrarlos de mi lista de navidad. Me quedo entonces con esos 64 millones de pesos en fotomultas y los 133 muertos menos que reporta un año de entender que, de lo que se trata, es de respetar la vida de los demás.

 

@malamadremx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.