El acoso de la autoridad femenina contra Lucero - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La sartén por el mango
Por Mala Madre
Mala Madre es egresada de Periodismo por la UNAM con 30 años de experiencia, durante los cuales ... Mala Madre es egresada de Periodismo por la UNAM con 30 años de experiencia, durante los cuales ha trabajado en los principales diarios de circulación nacional como reportera de política. Los primeros 15 de tiempo completo, los siguientes cinco de freelance y ahora de nuevo de tiempo completo. Alguna vez le dijeron que daba mal ejemplo a sus hijas quedándose en casa y como nunca le ha gustado que le digan qué hacer, hizo lo que quiso… y se quedó en casa. Le encanta contar historias y nunca ha dejado de escribir, así sea la lista del súper. Síguela en Twitter: @malamadremx o escríbele a [email protected] (Leer más)
El acoso de la autoridad femenina contra Lucero
Según la agente del MP, la juez que lleva su caso, la vocera de la Secretaría de Seguridad Pública de Guanajuato y una abogada adscrita al despacho del Procurador estatal, Lucero debe haber hecho algo para ser golpeada el pasado 12 de septiembre por Miguel Ángel Jasso, luego que se negó a tener relaciones sexuales con él. Por lo menos eso demuestran con su actuación en torno a la denuncia y al juicio oral que se le sigue al agresor.
Por Mala Madre
8 de octubre, 2013
Comparte

María de la Luz Salcedo Palacios, Lucero para sus familiares y amigos, no ve la suya desde el pasado 12 de septiembre que cometió el error de aceptar que Miguel Angel Jasso, amigo de un conocido, la llevara del trabajo a su casa en la ciudad de Guanajuato, donde reside.

En el camino, Miguel Angel le propuso tener relaciones sexuales. Lucero, de 18 años, dijo no. A Miguel Angel no le pareció y se desvió de la ruta preestablecida rumbo al poblado Ojo de Agua. Sin hacer caso de las súplicas de Lucero para dejarla ir, detuvo por fin el auto, la bajó y comenzó a golpearla, a intentar asfixiarla, a azotarla contra el piso y a darle de puñetazos hasta dejarla casi inconsciente, en un intento de homicidio según la denuncia del padre de Lucero, Fermín Salcedo.

De acuerdo con el testimonio de don Fermín en la red social Chance.org, y en la página en Facebook Justicia para Lucero,  mientras su hija luchaba por su vida le pidió a su agresor que viera en ella a su hermana, a su mamá. Esto provocó que Miguel Ángel reaccionara, parara en seco y huyera despavorido en el auto, para después chocar. Esos momentos fueron aprovechados por la joven para pedir ayuda en el poblado, donde la llevaron a una agencia del Ministerio Público y de ahí al hospital… donde unas horas después Miguel Ángel fue ingresado a dos camillas de distancia, sin ningún tipo de seguridad ni de protección para la joven.

 

Lucero tras el ataque de Miguel Ángel

Lucero, violentada por haber dicho NO                     Foto: #JusticiaParaLucero

Tres semanas después de los hechos dio inicio el juicio oral del proceso contra Miguel Ángel. Y aquí comenzó el segundo calvario de Lucero.

La agente del Ministerio Público, Blanca Raquel Ramírez Tapia, correspondiente a la Unidad Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar, advirtió a la joven que si insistía en la acusación su vida privada se haría pública y ella sería exhibida. Luego rechazó proceder contra Miguel Ángel por intento de violación y de homicidio, que porque las lesiones no eran lo suficientemente graves. Por lo tanto sólo se le acusó de “lesiones leves y abusos eróticos-sexuales”, delitos no graves que alcanzan fianza. Sí. Miguel Ángel sigue su juicio en libertad.

A esta valoración poco favorable a la causa de Lucero se sumó la decisión de Ramírez Tapia y de la juez Paulina Iraís Medina Manzano, para que la primera audiencia (realizada el pasado 30 de septiembre) fuera pública y no privada como había solicitado la víctima y su familia. De acuerdo a la nota de Arnoldo Cuéllar Ornelas en el portal zonafranca.mx, Ramírez Tapia informó a Lucero que así sería debido a que ella había denunciado su caso en los medios. Y pues ahora se friega, ¿qué no?

El segundo revés llegó por medio de la juez Medina Manzano, quien en dicha audiencia permitió que el abogado defensor de Miguel Ángel, Héctor Corona Vieyra, usara como argumentos contra Lucero el hecho de que sea sexualmente activa e incluso el tipo de ropa interior que usaba el día que fue violentada. Ella lo provocó, pues.

A estas alturas de la vida uno pensaría que el señor abogado de un agresor tiene el derecho de usar los argumentos que quiera para defender a su cliente, siempre que haya un(a) juez(a) que deseche de inmediato aquellos que no procedan. Parece que veo demasiada televisión gringa.

Juez-PaulinaEl proceso contra Miguel Ángel Jasso no ha sido el único caso polémico de la juez Medina Manzano. También llevó el juicio del violador de Tamazuca, quien siguió abusando de sus hijastras porque la juez consideró que no había elementos para catear su domicilio y atender la denuncia de su pareja.

 

El tercer revés llegó con los atentos saludos de la directora de comunicación social de la Secretaría de Seguridad Pública, Alicia Arias. La funcionaria se ha dedicado a informar a directivos de medios locales que los hechos no sucedieron como los cuenta Lucero y que habría que matizar la denuncia, de acuerdo con la nota de Cuéllar Ornelas. La cereza en el pastel del maltrato oficial hacia Lucero llegó por medio del Facebook de Alma Yadira Delgadillo Rangel, abogada “directamente adscrita al despacho del procurador Carlos Zamarripa”, quien posteó en su perfil lo que pensaba del caso.

Facebook Delgadillo Rangel

Una vez más una mujer que es violentada recibe una doble victimización por parte de la autoridad que se supone actúa en su nombre y de la juez que debería conducirse con imparcialidad. Una vez más indigna sobre todo que esta nueva agresión provenga de mujeres (la agente del MP, la juez, la vocera del secretario de Seguridad Pública, la abogada adscrita al despacho del procurador), quienes deberían ser las primeras en entender que NO significa NO. Una vez más se tiene que recurrir a la denuncia pública para que las autoridades se atengan a los hechos y no a sus prejuicios y consideraciones morales. Una vez más tenemos que exigir que se haga justicia y hoy lo hacemos por Lucero. Pues una vez más y las que sean necesarias: basta ya.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.