El SAT es mi pastor - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La sartén por el mango
Por Mala Madre
Mala Madre es egresada de Periodismo por la UNAM con 30 años de experiencia, durante los cuales ... Mala Madre es egresada de Periodismo por la UNAM con 30 años de experiencia, durante los cuales ha trabajado en los principales diarios de circulación nacional como reportera de política. Los primeros 15 de tiempo completo, los siguientes cinco de freelance y ahora de nuevo de tiempo completo. Alguna vez le dijeron que daba mal ejemplo a sus hijas quedándose en casa y como nunca le ha gustado que le digan qué hacer, hizo lo que quiso… y se quedó en casa. Le encanta contar historias y nunca ha dejado de escribir, así sea la lista del súper. Síguela en Twitter: @malamadremx o escríbele a [email protected] (Leer más)
El SAT es mi pastor
¿Y qué creen? Dice el SAT que sí, que hay sustento legal en la investigación de Animal Político sobre las empresas fantasma del gobierno de Javier Duarte en Veracruz.
Por Mala Madre
31 de mayo, 2016
Comparte

Debo empezar este texto con una declaración que nunca en la vida pensé que haría: hoy 31 de mayo de 2016 expreso mi reconocimiento inexcusable a esa entelequia del terror conocida en el bajo y pequeñito mundo de los contribuyentes cautivos como SAT.

El Servicio de Administración Tributaria entregó este lunes 30 de mayo su respuesta a Animal Político sobre la investigación del desvío de fondos públicos a través de empresas fantasma en Veracruz. Empresas cuyos “dueños” y “socios” desconocían que lo eran y cuyos domicilios fiscales se encuentran en zonas marginadas, y a las cuales el gobierno de Javier Duarte entregó contratos millonarios para proveer cobijas, útiles escolares y zapatos a una población vulnerable que nunca los recibió.

Y su respuesta ha sido contundente: todo lo documentado por el reportero Arturo Ángel es cierto. Y nos quedamos cortos. No son 645 millones de pesos, pues el desvío podría alcanzar más de 3 mil millones. Tampoco son 21 empresas sino 26. Y qué decir de las dependencias involucradas: no son 4 sino 11. Finalmente no son 12 los notarios que “dieron fe” de las irregularidades, sino 16.

El SAT inició su investigación sobre el tema el pasado 24 de mayo, después de conocer y revisar la primera parte del reportaje publicado por Animal Político. De oficio decidió empezar su propia indagatoria para corroborar lo publicado y encontró que sí, que hay mucha tela de dónde cortar. Díganme si no es como para amarlos.

De lo que el SAT ha encontrado de manera preliminar hasta ahora destaca que 22 de las 26 compañías se crearon durante el sexenio de Duarte, 24 no tienen un solo empleado registrado (¡ni uno solo!) y una sola de ellas reporta ingresos por más de mil millones de pesos. Y, efectivamente, los domicilios fiscales de la mayoría de estas empresas millonarias se encuentran en barrios populares.

La investigación del SAT continúa y va a tomar su tiempo. No importa. Yo por lo pronto ya me doy por bien servida de que esta dependencia se haya sentido aludida, haya tomado nota, haya leído con atención las cuatro partes de este reportaje y tras corroborar que no hay un solo dato equivocado haya decidido continuar su propia investigación.

Es a lo que aspiramos. Que ante una denuncia documentada haya un contralor, un auditor, un congreso, un funcionario público dispuesto a acusar recibo y a actuar en consecuencia, que ése justo es su trabajo y para eso se les paga.

Y más tratándose del Veracruz de Javier Duarte.

Me da curiosidad saber qué harán el gobernador y su gente tras la respuesta del SAT. Qué tuitearán ahora cuando se han empeñado en descalificar la investigación. Cuando se han dedicado a difundir en sus cuentas oficiales en redes sociales que el reportaje “no tiene sustento legal”, pues porque ellos lo dicen, las pruebas qué. Cuando han conseguido que medios que ni siquiera replicaron la nota de Animal Político consignaran su “desmentido”. Como si sus lectores supieran de qué demonios hablan.

Pues ya puedo dormir tranquila. No es que Animal Político necesitara la validación de una dependencia oficial a su reportaje, pero no todos los días se consigue una respuesta de este tipo a una investigación periodística. No en México y eso ya es mucha ganancia. Ahora espero tantita vergüenza del Congreso de Veracruz, del PRI, del candidato Héctor Yunes y hasta de sus opositores y de mis propios paisanos. Si no toman el balón, más nada podemos hacer por ustedes, oigan.

La PGR ha investigado en 34 ocasiones al gobernador Javier Duarte por denuncias de la Auditoría Superior de la Federación por presunto desvío de recursos. En 13 se ha declarado “incompetente” para investigar y el resto de las averiguaciones previas siguen abiertas. Hay que recomendarle a doña Arely que se siente con el SAT a armar sus casos. A ver si así dejan de ignorar al elefante en el cuarto y atienden lo que el reportaje ha revelado: los costos de la corrupción y su impunidad en este país son ignominiosos e insostenibles.

 

@malamadremx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.