¿Que puto no ofende ni discrimina? Va, se los compro - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La sartén por el mango
Por Mala Madre
Mala Madre es egresada de Periodismo por la UNAM con 30 años de experiencia, durante los cuales ... Mala Madre es egresada de Periodismo por la UNAM con 30 años de experiencia, durante los cuales ha trabajado en los principales diarios de circulación nacional como reportera de política. Los primeros 15 de tiempo completo, los siguientes cinco de freelance y ahora de nuevo de tiempo completo. Alguna vez le dijeron que daba mal ejemplo a sus hijas quedándose en casa y como nunca le ha gustado que le digan qué hacer, hizo lo que quiso… y se quedó en casa. Le encanta contar historias y nunca ha dejado de escribir, así sea la lista del súper. Síguela en Twitter: @malamadremx o escríbele a [email protected] (Leer más)
¿Que puto no ofende ni discrimina? Va, se los compro
Que los mexicanos usamos puto para adjetivar cualquier cantidad de cosas, menos para insultar a los gays. Mandemos entonces al ostracismo social a todo aquel que a partir de ahora use puto o cualquier otra palabra para discriminar y empecemos a reducir a punta de respeto y educación la homofobia de ese 40 por ciento de mexicanos que no viviría en la misma casa con un homosexual.
Por Mala Madre
24 de junio, 2014
Comparte

Tengo una semana leyendo cuanto análisis, crítica, desahogo y burla cayó a mis manos por la decisión de la FIFA de investigar si la afición mexicana discrimina e incita a la homofobia al gritar putooooo en los estadios.  El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación encabezó la posición a favor de una sanción a la Selección Mexicana de Futbol, en congruencia con lo que ya había planteado desde agosto del 2012. Así que no, el debate no es nuevo ni tuvo que venir una cuestionable organización a señalarlo para que lo notáramos, simplemente a futbolistas, directivos y aficionados les había valido poco, por decir lo menos.

Lo que sí debemos reconocer es que colocó el tema en la sobremesa de todos los hogares mexicanos. Demos entonces gracias a la oficina antidiscriminación de la FIFA (conocida como FARE) y a su reglamento (que la Federación Mexicana de Futbol aceptó), por haber conseguido generalizar entre el pueblo mexicano la reflexión sobre el grito y su significado, emberrinchados ante la posibilidad real de que le restaran puntos a @miseleccionmx o que ésta fuera expulsada de Brasil 2014. (La sanción económica qué. Ésa se podía pagar hasta con una cooperacha entre toda la afición, a la que sólo hay que ordenarle que no grite para que lo haga con más coraje).

Al final nos absolvieron, pero la chorcha al respecto quedó instalada en los anales del anecdotario pambolero del mexicano.

De lo que leí en defensa del grito de putoooo destaco la parte de las definiciones: Que es costumbre y cultura del mexicano y nada se puede hacer (Femexfut dixit). Que no ofende ni discrimina (Miguel Herrera). Que es parte del desmadre de la fiesta y ya se ha transformado en otros 20 significados más que nada tienen que ver con su origen homofóbico (los aficionados).

Significado de puto

Va. Se los compro.

Usemos puto para todo lo que dicen que lo usamos, incluso para presionar al portero del equipo contrario a la hora de despejar. Para hablar de las putas lluvias y del puto clima. Para explicarle a la abuela que el niño no se hizo un chichón porque nos descuidamos un momento, sino que se dio un putazo por puto (o séase por wey, pues, a veces pasa). Para reconocer que la puta comida nos quedó de puta madre y para festejar que las hijas por fin salieron de la puta escuela, yeiiii. Y que puto se dé un quién vive con chingar y sus derivados, ya que en ésas andamos.

Tomado del feis de @marco_cancino

Tomado del feis de @marco_cancino

Siguiendo la misma lógica, no se valdrá entonces que el término puto (ni cualquier otra palabra) se use sin ton ni son para agredir a integrantes de la comunidad gay, sólo porque a alguien le pareció intolerante una preferencia sexual distinta a la suya. Nada de vanagloriarse de la parte discriminatoria e irrespetuosa de ese 40 por ciento y más de mexicanos que declararon en la ENADIS que no vivirían en la misma casa que un homosexual (muchos de los cuáles seguro van a los estadios) y entonces usen ¡putos! para ofender a la primera pareja que ande por la calle exhibiendo su amor “como si fueran heterosexuales”. Que sean quemados en la leña verde de la sanción social aquéllos que se atrevan a sorrajarle las primeras puterías a quienes consideren que pueden agredir porque visten, caminan, piensan y aman diferente. Que sean marginados por sus familias y sus amigos los bullies que usen ¡puto! para hacer que alguien más se sienta mal, dentro y fuera del estadio, en lugar de respetar su existencia e incluso hacerlo partícipe de la fiesta.

¿Qué les pueden gritar a los gays en lugar de puto? Pues nada. Simplemente dejen de agredirlos.

A partir de ese día prometo gritar putooooo con todas mis fuerzas en los subsecuentes partidos a los que asista en los estadios y vea por televisión, porque sabré que la carga peyorativa del término habrá sido erradicada en la medida en que los aficionados -y pueblo en general- habrán entendido que el problema no es la palabra en sí, sino la homofobia de tanto mexicano.

 

 @malamadremx

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.