Una joven de casa decente no puede salir… - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La sartén por el mango
Por Mala Madre
Mala Madre es egresada de Periodismo por la UNAM con 30 años de experiencia, durante los cuales ... Mala Madre es egresada de Periodismo por la UNAM con 30 años de experiencia, durante los cuales ha trabajado en los principales diarios de circulación nacional como reportera de política. Los primeros 15 de tiempo completo, los siguientes cinco de freelance y ahora de nuevo de tiempo completo. Alguna vez le dijeron que daba mal ejemplo a sus hijas quedándose en casa y como nunca le ha gustado que le digan qué hacer, hizo lo que quiso… y se quedó en casa. Le encanta contar historias y nunca ha dejado de escribir, así sea la lista del súper. Síguela en Twitter: @malamadremx o escríbele a [email protected] (Leer más)
Una joven de casa decente no puede salir…
Gracias tuiteros, feisbuqueros y medios que se han dedicado a hacer escarnio público de los jóvenes del video de la UACH. Han contribuido a arruinar la vida de una joven de 16 años.
Por Mala Madre
31 de julio, 2015
Comparte

Ni mucho menos tener sexo con el novio.

Gracias a una mente enferma –o a varias, vayan ustedes a saber- este jueves 30 de julio por la tarde todo México se enteró de algo que debió permanecer en la intimidad de los protagonistas. Dos jóvenes de 17 y 16 años fueron grabados, sin su consentimiento, teniendo sexo en los jardines de la Universidad Autónoma de Chihuahua. La grabación, de nueva cuenta sin consentimiento de los jóvenes, fue subida a YouTube y bajada por esta red social apenas minutos después. A pesar de la rapidez con que fue retirada, el daño ya estaba hecho: el bullying –sí, bullying– se hizo viral en las redes sociales y más de 80 medios locales, digitales y un par que se editan en el DF publicaron la nota, la mayoría con fotos y varios con video incluido, en los cuales se ve claramente el rostro de ambos muchachos.

Algunos medios incluso se mofaron de los jóvenes. Como el periódico Excélsior, cuya nota en su página web fue titulada “Supuestos alumnos de la UACH protagonizan video porno” -aunque el primer párrafo decía claramente que “fueron sorprendidos”- y cerraban el breve texto indicando que “se decía” que los chicos estudiaban odontología aunque seguramente “se habrían equivocado de carrera”. Más de 15 horas estuvo la nota en línea antes de ser eliminada del portal. Por lo menos la bajaron.

O diario 24 horas, que hasta hizo nota de los memes que se burlan de los chavos, que no del video. Ah, pero eso sí, ponen al final un texto aclaratorio en el que indican que “por respeto a los jóvenes grabados sin su consentimiento”, se abstienen de compartirlo. Fotos y memes sí, video no. Detallazo.

Ya habrán visto la cantidad de barbaridades que se han posteado sobre ambos jóvenes, pero sobre todo de la muchacha, a raíz de la difusión del video y de las fotos. No puedo siquiera empezar a imaginar el infierno por el que está pasando ella, más que él. Como si no fuera suficiente con el bullying cibernético de la gente, aquí sí común y corriente, tienen que padecer además el de los medios. Felicidades, señores redactores que escribieron la nota para sus medios y señores editores que la publicaron (me niego a creer que alguna mujer intervino en tal decisión). Han contribuido a arruinarle la vida a una joven de 16 años.

Por suerte –y para esperanza de este país- algunos medios hicieron su trabajo. Como La Opción de Chihuahua, cuya editora 2 (lamentablemente no sabemos quién reporteó la nota) informó el mismo jueves 30 que los papás del joven “intentaron interponer una denuncia en la Fiscalía General del Estado por difusión ilegal de la filmación”, al tratarse de menores de edad y “aprovechando” que en Chihuahua existe la Unidad Especializada en Delitos Electrónicos e Informáticos. La ley los ampara: el Código Penal local establece en su artículo 333 que “se impondrán de uno a tres años de prisión y de cincuenta a mil días de multa al que, para obtener un beneficio o causar un daño, indebidamente produzca o edite, por cualquier medio técnico, imágenes, texto o voces, total o parcialmente falsos o verdaderos”. El mismo medio consigna que la fiscalía se negó a recibir la denuncia, aunque no especifica la razón, a pesar de que –según se indica en la nota- los familiares ya tienen identificado a uno de los hombres que presuntamente grabó el video y habría iniciado su difusión.

Hasta ahora han sido los familiares del joven quienes han intentado proteger a las víctimas -sí, víctimas– cuyas agresiones en su contra ya incluyen mensajes de texto y de WhatsApp, además de los ataques y burlas en Facebook y Twitter, de acuerdo con la denuncia de una hermana del joven. Solos, sin apoyo del Estado. No hemos leído ni nos hemos enterado que la Comisión Estatal de Derechos Humanos o la CNDH hayan tomado ya cartas en el asunto. Es exigible que reaccionen ya. En este caso se están violando flagrantemente los derechos humanos de un par de jóvenes de la manera más vil posible, con apoyo de muchos medios de comunicación.

Sí, los chicos escogieron el peor lugar posible para tener sexo. Pero ello sólo constituye una falta de criterio y, en todo caso, una falta administrativa al bando de policía y “buen gobierno”. Como bien señala la editora 2 de La Opción de Chihuahua, el delito aquí lo constituye la grabación sin consentimiento. La difusión sin consentimiento. Y todo con la clara intención de hacer daño.

Espero que los padres de ambos menores hagan el mayor escándalo posible y no se detengan ante ese “no” de la Fiscalía General de Chihuahua. Basta ya. La impunidad y el bullying cibernético –incluido el de los medios que publicaron la nota con fotos y/o video- tiene que frenarse y hay que comenzar por algún lado. Qué mejor oportunidad que ésta para que empecemos a conocer la justicia en este país.

 

@malamadremx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.