¿El trabajo en casa llegó para quedarse? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La ventana indiscreta
Por Yamil Nares Feria
Politólogo creyente de la metodología por encuestas. Apasionado por explorar la política y la ... Politólogo creyente de la metodología por encuestas. Apasionado por explorar la política y la opinión pública a través de perspectivas innovadoras de investigación y análisis metodológico. Amante incansable del futbol, el vino, el mezcal y la buena comida con amigos. En el blog El Caleidoscopio (o caleidoscopio político) descubriremos la percepción que tiene la sociedad sobre temas de la realidad que enfrenta. Síguelo en Twitter @yamilnares (Leer más)
¿El trabajo en casa llegó para quedarse?
Aunque no es una práctica común, México ocupa el tercer lugar en América Latina con el mayor número de personas que trabajan desde el hogar, sólo por debajo de Argentina y Brasil.
Por Yamil Nares Feria
25 de marzo, 2020
Comparte

La contingencia generada por la pandemia de coronavirus en el mundo ha obligado a las personas a cambiar su estilo de vida en poco tiempo. Tal vez en México no lo hemos visto de lleno, ya que el virus llegó tres meses después del primer brote en China, pero desde hace unos días las cosas no son iguales en nuestro país y eso incluye a los empleados y empleadores.

Con la pandemia del COVID-19 y la recomendación de aislamiento para evitar la propagación del virus, muchos empleadores se han visto en la necesidad de mandar a su empleados a trabajar a sus casas, algo sin precedentes en México.

De acuerdo con el reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (el INEGI), en 2019 había en México más de 80 millones de personas con empleo, ya sea formal o informal.

Pero la gran mayoría de esas personas no puede realizar home office, ya sea por la naturaleza de su trabajo, o simplemente porque sus empleadores no lo permiten por políticas de la empresa.

Sin embargo, aunque no es una práctica muy común, México ocupa el tercer lugar en América Latina con el mayor número de personas que trabajan desde el hogar, sólo por debajo de Argentina y Brasil.

En este contexto, en @DefoeMx hicimos una encuesta para conocer la situación laboral de los trabajadores mexicanos en cuanto a la práctica del home office, misma que arrojó resultados interesantes, ya que sólo el 15% de los encuestados ha realizado o realiza esta práctica antes de que apareciera el home office causado por el COVID-19. Seis de cada diez no lo había hecho.

Probablemente una de las principales causas que lleva a nuestro país a no lograr implementar el home office de manera generalizada radica en las herramientas con las que se cuenta a la hora de trabajar desde casa. En nuestra encuesta se observa que el smartphone y la laptop son los dispositivo más usados para trabajar desde casa en México, con un 31% y 30% respectivamente, dejando a la tableta y a la computadora de escritorio rezagados.

Y esto se explica de manera muy sencilla. Para el mexicano, como muchos otros en el mundo, es prioridad tener un teléfono, pues según datos del mismo INEGI, más del 70% de la población cuenta con un dispositivo de este tipo.

Y es que en un dispositivo tan pequeño (a comparación de una computadora de escritorio o una tableta) es más sencillo realizar distintas funciones, desde mensajes, hasta videollamadas. En nuestra encuesta podemos ver que el 54% de los encuestados prefiere comunicarse con sus superiores a través de las redes sociales, seguidos de lejos por el 23% que prefiere hacerlo a través de mensajes. Ojo, las redes sociales incluyen aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp. Las llamadas y el correo electrónico quedan muy atrás.

Como todo, el home office tiene pros y contras para todos los involucrados. Por el lado del empleado es más barato y cómodo, pues evitan el transporte público y hay quienes aseguran que hasta se vuelven más productivos. Sin embargo, se extraña el contacto con los compañeros y algunas personas pueden no contar con un espacio adecuado para trabajar en casa.

Para el empleador la productividad puede ser una gran ventaja, pero el no tener el control absoluto de sus empleados a muchos no les gusta. Sin embargo, para el 38% de los encuestados por @DefoeMX, el uso de las nuevas tecnologías para trabajar desde casa no es… ni bueno, ni malo. Contrastando con el 7% que considera que es muy malo.

No sabemos con certeza qué pasará con la pandemia del coronavirus, tampoco sabemos cuánto durará, pero probablemente el mundo laboral en México no vuelva a ser el mismo después de esto. Y es que, a pesar del aislamiento, las empresas siguen trabajando porque los empleados se conectan desde casa y realizan sus labores, lo que, sin duda, podría ser un parteaguas para el país.

Ustedes, ¿ya están trabajando desde casa? Si lo hacen, mi consejo es que tengan cuidado para que no sufran alguno de los accidentes que vemos viralizarse en redes sociales que los harán volver sonrojados cuando esta etapa termine. Nos leemos en @YamilNares y @DefoeMX.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts