close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La Vista desde DC
Por Mexico Institute
El Mexico Institute del Woodrow Wilson International Center for Scholars intenta mejorar el conoc... El Mexico Institute del Woodrow Wilson International Center for Scholars intenta mejorar el conocimiento, la comunicación y la cooperación entre México y los Estados Unidos a través de la promoción de la investigación original, por promover la discusión pública, y por proponer opciones de política para mejorar la relación bilateral. (Leer más)
Prioridades para el nuevo embajador en Estados Unidos
La principal tarea del embajador Carlos Sada Solana debería ser una: no responder de forma directa, sino estratégica, al discurso antiméxico que se está detonando por el periodo electoral.
Por Mexico Institute
7 de abril, 2016
Comparte

Por: Duncan Wood y Viridiana Rios (@Viri_Rios)

México cambió su embajador en Estados Unidos, nombrando a Carlos Manuel Sada Solana. La prioridad del nuevo embajador es clara: representar a México en una forma más constructiva y positiva, sobre todo ante el congreso estadounidense, identificando a los representantes y senadores que pueden tener influencia en la relación bilateral. Esto será importante no solamente en el contexto de este año electoral, también para la relación a largo plazo.

La principal tarea del embajador Sada Solana debería ser una: no responder de forma directa al discurso antiméxico que se está detonando por el periodo electoral, sino estratégica. Se debe enfatizar la importancia de nuestra relación con Estados Unidos, y los logros significativos que ha tenido México en los últimos años. Ello incluye la aprobación de reformas, la creación del Dialogo Económico de Alto Nivel (DEAN o HLED por sus siglas en Inglés), el desarrollo de una frontera inteligente, los esfuerzos bilaterales en energía, cambio climático, crimen organizado, y migración.

Lo fundamental es reconocer que más que una retórica antiméxico, lo que en realidad se está generando en Estados Unidos es un discurso político aislacionista que perjudicará a los intereses de ambos países. México no es un exportador de productos a Estados Unidos, sino un socio productivo. El 40% del valor de todo lo que México exporta a los Estados Unidos se originó en Estados Unidos, e.g. componentes, tecnología, materiales. Interrumpir el flujo de las mercancías mexicanas a los Estados Unidos es, en realidad, castigar a los productores estadounidenses

Al menos cinco, son los temas que se relacionan directamente con esta prioridad: 

  1. Enfatizar el tema de la competitividad nacional y regional. Los logros del DEAN, y la integración cada día más profunda de los sistemas de producción manufacturera en la región de América del Norte, son hechos que vale la pena subrayar. La inversión extranjera que viene a México ayuda a la cadena de producción por toda la región. Las mejoras en eficiencia, competitividad y productividad de Mexico mejoran la competitividad de los tres países.
  2. Posicionar un discurso de una frontera inteligente, no de una cerrada. Es crítico posicionar un mensaje que deje a un lado la idea de “fronteras cerradas” (para evitar la entrada de personas y bienes ilegales) y de paso a la búsqueda de “fronteras inteligentes”. Una frontera inteligente es aquella que es un filtro: una barrera efectiva para el crimen (seamos honestos, nunca tendremos una barrera hermética), y un túnel de flujo rápido para el comercio legal y la inversión. Promover trabajar, colaborar y compartir información con Estados Unidos es la única forma en la que esto podrá lograrse. Una prioridad para el nuevo Embajador será encontrar los políticos, oficiales y privados interesados y trabajar con ellos para cambiar el discurso mayoritariamente negativo sobre la frontera.
  3. La cooperación en energía y mitigación del cambio climático. Con la reforma energética, México se ha vuelto uno de los destinos para la inversión en materia energética más atractivos del mundo, tanto en petróleo y gas como en electricidad. Las oportunidades en México deberían ser una parte básica de la conversación, así mismo lo deben ser la regulación energética, ambiental y la mitigación del cambio climático. Las pláticas trilaterales entre México, Canadá y Estados Unidos están avanzando, pero todavía faltan conciencias. Promover un discurso sobre estas áreas ayudara mucho a revelar la amplitud y profundidad de la relación.
  4. Fortalecer colaboración en seguridad y combate al crimen organizado. En lugar de enfocar el discurso público sobre México en sus fracasos de seguridad pública, el nuevo embajador tiene que posicionar los logros de la colaboración bilateral. La Iniciativa Mérida ha construido una relación de seguridad entre los dos países que hubiera sido inimaginable unos años antes. Ambos países deben celebrar este hecho. Además, es urgente pensar en los próximos pasos para la cooperación en esta materia: los recursos de la Iniciativa Mérida ya son bajos para el tamaño del reto y una reducción sería un retroceso enorme. Así mismo, se debe continuar una lucha en contra del crimen organizado y de la posesión ilegal de armas en México. La lucha contra las drogas debe convertirse en una lucha contra lo que verdaderamente está detrás de la venta de productos ilegales: la impunidad, la corrupción y la falta de profesionalización de las instituciones judiciales en México.
  5. Migración a través (no desde) México. La frontera México-Estados Unidos sigue siendo el principal puerto de entrada para la migración no-documentada pero, ya no de Mexicanos, sino de Centroamericanos. De hecho, mientras que en la década de los 2000s migraron a Estados Unidos cerca de 250 mil mexicanos promedio por año (neto), en lo que va de los 2010s sólo han migrado 850 promedio al año (neto). El grupo migrante que crece es el de países como El Salvador y Honduras que ingresan a Estados Unidos a través de México. Los dos países ya están colaborando en iniciativas para controlar el flujo. Hay oportunidad para concientizar a muchos políticos en Washington sobre el papel crucial que juega México en estos proyectos.

Hasta esta semana, Sada Solana había sido el cónsul general de Los Ángeles. Hoy es el sucesor de Miguel Basáñez como embajador en el principal socio comercial de México: Estados Unidos. Sada Solana tiene amplia experiencia diplomática en ciudades estratégicas para la relación entre ambos países, como son Washington, Nueva York, Chicago y Toronto. Tiene experiencia, sobre todo, en la relación entre Mexico y el congreso estadounidense.

Su labor, sin embargo, no será fácil. Nada te prepara para lo que puede convertirse en el periodo más espinoso en la relación entre México y Estados Unidos.

Una agenda positiva, y un discurso de cooperación serán municiones críticos para ganar territorio en la campaña diplomática.

 

* Duncan Wood es director de The Mexico Institute de The Wilson Center. Viridiana Ríos es investigadora de The Wilson Center y doctora en gobierno por la Universidad de Harvard.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.