close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lecciones de las elecciones
Por SPIN Taller de Comunicación Política
SPIN-Taller de Comunicación Política está conformado por un equipo de estrategas con un sólid... SPIN-Taller de Comunicación Política está conformado por un equipo de estrategas con un sólido respaldo académico, una cercana relación con los medios de comunicación y una probada experiencia en el servicio público. Somos especialistas en confeccionar estrategias de comunicación que crean contexto, posicionan y preparan para reaccionar oportunamente a la coyuntura. En SPIN-TCP nos caracterizamos por un riguroso trabajo de investigación y por el acopio sistemático de conocimientos e información. (Leer más)
Conferencias matutinas de AMLO: respuestas largas y poca información
Si el presidente aspira a que sus conferencias matutinas sean un instrumento de transparencia y rendición de cuentas, debería procurar que la duración sea moderada y que el flujo de información que ahí se da sea directo, efectivo y eficiente.
Por Samara Fernández y Juan Ramón Moreno
18 de septiembre, 2019
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ofrece generalmente una conferencia de prensa de lunes a viernes a las 7 de la mañana en Palacio Nacional. Dichas conferencias se han convertido en el principal instrumento de comunicación de AMLO y constituyen un fenómeno sin precedente: ningún otro primer mandatario mexicano o extranjero tiene o ha tenido una dinámica similar. Sin embargo, el análisis que SPIN TCP realiza de las conferencias matutinas de AMLO1 permite observar que el presidente hace un uso cada vez menos eficiente de dichos ejercicios: tarda cada vez más tiempo en responder cada pregunta que recibe de la prensa, lo que provoca que cada periodista tenga menor oportunidad de preguntar, que se hagan menos preguntas y que fluya menos información en cada conferencia. Como caso de contraste se encuentra Marcelo Ebrard -titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE)-, quien en cada aparición en las conferencias matutinas responde hasta tres veces más preguntas que las que suele contestar el presidente.

Hasta el lunes 9 de septiembre de 2019, el presidente ha dado 195 conferencias de prensa, un número considerable de observaciones. Ya que no existe un fenómeno similar en el mundo, resulta más pertinente comparar el comportamiento de AMLO con el de otra persona que participe en las mismas conferencias matutinas: para efectos del presente artículo se decidió tomar como punto de referencia al canciller Marcelo Ebrard, porque se ha observado que es el participante que hace el uso más eficiente del tiempo de las conferencias.

Las conferencias matutinas de AMLO duran 91 minutos en promedio, de los que destina 20 minutos a que él o sus invitados dirijan un mensaje inicial y 71 minutos a tomar preguntas de la prensa.

Podría argumentarse que resulta deseable que el presidente tome hora y media de su día para informar a la población y contestar preguntas de los medios de comunicación. Pero al analizar las conferencias matutinas de AMLO resulta complicado determinar hasta qué punto se está aprovechando esa herramienta de comunicación para mantener informada a la sociedad: la evidencia muestra que podría informarse lo mismo en menos tiempo o, de ser necesario, podría informarse más en hora y media.

Marcelo Ebrard (SRE) es uno de los funcionarios que más participa en las conferencias matutinas de AMLO. Ha asistido 22 veces, de las que ha participado en 21 ocasiones. Su alto grado de participación se explica por la coyuntura migratoria y por las amenazas que ha dirigido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a México y a los mexicanos que viven en territorio estadounidense.

Para el presente análisis, se clasificaron las conferencias matutinas de AMLO en tres grupos: todas las conferencias (195), las conferencias en las que únicamente AMLO hizo uso de la palabra (60) y las conferencias en las que Marcelo Ebrard tomó la palabra (21). El objetivo es comparar la dinámica de preguntas y respuestas de las conferencias en las que sólo habla AMLO con la de las conferencias en las que participa Ebrard.

Tomando en cuenta las 195 conferencias de prensa, el promedio de reporteros que preguntan por conferencia es de nueve, quienes realizan 17 preguntas en promedio. El interlocutor, ya sea el presidente o algún invitado, tarda en responder, en promedio, nueve minutos por periodista y cinco minutos por pregunta. Los números son exactamente iguales para las 60 conferencias en las que únicamente AMLO hace uso de la palabra.

En las 21 conferencias matutinas en las que Marcelo Ebrard ha contestado preguntas y respuestas, el promedio de reporteros que preguntan por conferencia es de 12, quienes realizan 20 preguntas en promedio. En dichas conferencias, el interlocutor tardó en responder, en promedio, siete minutos por reportero y cuatro minutos por pregunta.

En las conferencias en las que participa Ebrard, se responden, en promedio, 18 por ciento más preguntas de 33 por ciento más reporteros, en comparación con las conferencias en las que no aparece. Además, las respuestas donde interviene el secretario Ebrard son más breves. Es decir, Ebrard contesta, en el mismo tiempo, más preguntas y a más reporteros que otros invitados y, principalmente, que el presidente.

Las respuestas de Ebrard tienden a ser breves y concretas, mientras que las respuestas del presidente a menudo hacen alusión a hechos históricos y son repetitivas. La diferencia en las formas de responder puede deberse simplemente a la cantidad de información que cada uno pretende manejar en las conferencias: es imposible que el presidente tenga pleno conocimiento de todos los temas que le puedan preguntar en hora y media de exposición diaria ante medios de comunicación, mientras que la información que se espera que el canciller Ebrard maneje es referente a temas mucho mejor acotados.

El presidente ha argumentado que se toma tiempo en contestar preguntas porque quiere poner en contexto cada pregunta. Así, recurrentemente hace referencias a hechos históricos. El pasado 27 de marzo, AMLO respondió a una periodista:

“¿Cuánto tiempo se llevaron? Les cuento la historia así rápido, rapidito, rapidito, sí, sí, sí. No, es contestar preguntas, pero contextualizando, les puede ayudar, o sea, porque si no, nos vamos a la inmediatez”.

AMLO también ha mencionado durante sus conferencias matutinas, aunque de manera irónica, las críticas que ha recibido por su manera lenta de hablar. El 1°de mayo, el presidente dijo:

“‘Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho’, y ahora estoy hablando hasta más despacio que de costumbre, que también eso les molesta, pero es fácil ahora con la nueva tecnología si le suben de velocidad, me ayudan. Sí se puede, ya con eso se resuelve”.

Si la dinámica de respuestas del presidente homologara a la del canciller Ebrard, daría oportunidad de que, en cada conferencia, tres periodistas le hicieran tres preguntas más: quince preguntas más por semana, equivalente a tener una sexta conferencia semanal. Alternativamente, el presidente podría responder el mismo número de preguntas que toma actualmente, pero reduciendo significativamente la duración diaria de las conferencias.

Si el presidente López Obrador aspira a que sus conferencias matutinas sean un instrumento de transparencia y rendición de cuentas, debería procurar que la duración sea moderada -el ciudadano promedio no tiene hora y media al día para dedicarla a ver una conferencia- y que el flujo de información que ahí se da sea directo, efectivo y eficiente. Por el contrario, si las conferencias matutinas son un ejercicio de repetición diaria de las mismas historias, consignas, ataques y señalamientos, acaban por parecer, más bien, un instrumento propagandístico.

* Samara Fernández (@Briza99Sam) estudió Ciencia Política en el ITAM. Juan Ramón Moreno (@Jota__Erre) es egresado de Economía y Ciencia Política del ITAM. Ambos son consultores en SPIN TCP.

 

1 El análisis completo de SPIN TCP respecto a las conferencias matutinas de AMLO se puede consultar aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.