Demócratas vs. Republicanos: el impacto de las Convenciones - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lecciones de las elecciones
Por SPIN Taller de Comunicación Política
SPIN-Taller de Comunicación Política está conformado por un equipo de estrategas con un sólid... SPIN-Taller de Comunicación Política está conformado por un equipo de estrategas con un sólido respaldo académico, una cercana relación con los medios de comunicación y una probada experiencia en el servicio público. Somos especialistas en confeccionar estrategias de comunicación que crean contexto, posicionan y preparan para reaccionar oportunamente a la coyuntura. En SPIN-TCP nos caracterizamos por un riguroso trabajo de investigación y por el acopio sistemático de conocimientos e información. (Leer más)
Demócratas vs. Republicanos: el impacto de las Convenciones
El contraste entre las dos Convenciones resulta fundamental para poder comprender la agenda política que buscará seguir cada partido, ahora que las campañas han arrancado oficialmente.
Por Daniela Sánchez
8 de septiembre, 2020
Comparte

Pasada una y dos semanas de las convenciones de los Partidos Republicano y Demócrata, respectivamente, es momento de hacer un balance sobre el alcance de cada una. Si bien, las convenciones tuvieron puntos relevantes a la par, no deja de ser central el impacto que estas dejaron, para bien o para mal, al interior del partido y, en específico, para cada candidato a la presidencia estadounidense. El análisis debe centrarse en tres objetivos de observación: los resultados de las encuestas de cada candidato, los ratings diarios y el impacto de los mensajes realizados en los eventos.

La ventaja del presidente Trump en las encuestas

A raíz de las Convenciones, diversas casas encuestadoras realizaron mediciones sobre el impacto de los eventos en la percepción de los votantes estadounidenses. Una de las encuestas que causó más revuelo fue la realizada por ABC News-Ipsos después de la Convención Nacional Republicana (CNR). De acuerdo con los resultados publicados, el 37 por ciento de los espectadores aprobaron lo que los republicanos dijeron e hicieron en su convención, en comparación con el 59 por ciento que lo desaprueba. En cambio, después de la Convención Nacional Demócrata (CND), el 53 por ciento aprobó el mensaje de los demócratas en general. El presidente Trump expresó, en un tuit, su rechazo a la encuesta y lo calificó como fake news.

En cuanto a la percepción de los candidatos presidenciales, y a pesar de los esfuerzos del equipo de campaña de Joe Biden y la CND, no se registró una mejoría sustancial de sus números en las encuestas. De acuerdo con la encuesta de Morning Consult, previo a la CND, Biden lideraba las encuestas con ocho puntos porcentuales. No obstante, la mejora para el ex vicepresidente se resumió al aumento en un punto porcentual, llevándolo a una ventaja de nueve puntos sobre Trump, es decir, 52 por ciento y 43 por ciento respectivamente. A pesar de que el aumento puede ser percibido como pequeño, la CND logró posicionar positivamente a Biden; objetivo que no logró el equipo de Clinton en 2016, ya que –tras la Convención de ese año, los números reflejaron un aumento en los electores indecisos.

Asimismo, y con una desventaja tan amplia en las preferencias de los votantes, el presidente Donald Trump obtuvo un muy necesitado rebote en las encuestas estadounidenses. De acuerdo con la encuesta realizada por Morning Consult después de la CNR, al 23 de agosto, previo a la Convención, el exvicepresidente Joe Biden aventajaba con 52 por ciento contra el 42 por ciento al presidente Trump. Sin embargo, después de la CNR, los números de Donald Trump registraron una mejoría de cuatro puntos, dando paso a una ventaja de Joe Biden ante Trump de tan sólo seis puntos, es decir, 50 por ciento a 44 por ciento.

Los demócratas se llevan los mejores ratings

A diferencia del leve repunte en las encuestas por parte de Donald Trump, el Partido Republicano perdió la competencia en ratings televisivos frente al Partido Demócrata. Si bien estas mediciones no son un indicador de la preferencia o popularidad de los candidatos, sí ofrecen una idea sobre qué contenido fue el más atractivo para los televidentes. De acuerdo con la empresa Nielsen Media Research, a lo largo de las cuatro noches de cada Convención, la CNR promedió 18.8 millones de vistas diarias, en comparación con los 21.57 millones de espectadores que promedió la CND por día.

Como puede observarse en la Tabla 1, la única noche en la cual la CNR tuvo mejores ratings en comparación con la CND, fue la del martes 25 de agosto, misma noche en la cual se presentó la primera dama Melania Trump. Asimismo, es importante destacar que en la última noche de la CNR, el Partido Republicano tuvo su mayor rating con 23.8 millones de televidentes presenciando el discurso de nominación del presidente Trump. Sin embargo, este no superó el de su homónimo en la CND, Joe Biden, el jueves 20 de agosto, cuyo discurso fue visto por 24.6 millones.

A pesar de la clara ventaja que tuvieron los demócratas en esta materia, las cifras demostraron que la audiencia disminuyó considerablemente en comparación con los números reportados durante las Convenciones de 2016. En general, la CNR redujo su recepción en 21 por ciento y la CND alrededor de 17 por ciento en comparación con las audiencias de 2016. Asimismo, en esta edición, los contrastes políticos fueron más marcados, puesto que los noticieros que más audiencia reportaron fueron Fox News y MSNBC, los medios predilectos de los republicanos y los demócratas respectivamente.

Diversidad e inclusión en las narrativas

Al igual que en las Convenciones de 2016, la pieza clave del Partido Demócrata fue la inclusión de sus más prominentes celebridades políticas. A lo largo de las cuatro noches, personajes como Michelle y Barack Obama, Hillary y Bill Clinton, Nancy Pelosi, Chuck Schumer y otros contendientes por la nominación demócrata dieron su apoyo al ahora candidato Joe Biden. En comparación y al igual que en 2016, ante la ausencia de figuras relevantes para el Partido Republicano, en la CNR destacó la importancia de la familia Trump, siendo ellos, incluido el Presidente, quienes ocuparon el 30 por ciento del tiempo al aire total, de acuerdo con datos del New York Times.

No obstante, las famosas figuras políticas de ambos partidos no fueron las únicas que acapararon los reflectores durante los eventos. Por un lado, la CND demostró la diversidad que se vive dentro del partido con la inclusión de diferentes personas de color que, en total, tomaron casi el 50 por ciento del tiempo al aire durante la Convención. En contraste, la inclusión reflejada por la CNR se debió más a una llamada de unidad y rechazo a las críticas demócratas sobre la retórica racista que se le ha atribuido al presidente Trump.

De igual manera, sobresalió la inclusión de un gran número de mujeres en ambas Convenciones. Por una parte, las mujeres predominaron más que los hombres a lo largo de los cuatro días de la CND. Más allá de apelar a un grupo sociodemográfico específico, es posible que el incremento en el número de participantes mujeres demuestre un posible cambio en la composición y el futuro liderazgo dentro del Partido Demócrata. Por otra parte, el 34 por ciento del uso de la palabra en la CNR fue reclamado por mujeres. A pesar de que la inclusión en la esfera republicana haya sido orientada especialmente a las mujeres de los suburbios, el Partido Republicano intentó demostrar que también cuenta con ramas progresivas y que ya no es un partido dirigido exclusivamente por hombres blancos.

El contraste entre las dos Convenciones resulta fundamental para poder comprender la agenda política que buscará seguir cada partido, ahora que las campañas han arrancado oficialmente. Si bien ambos candidatos intentarán apelar a grupos sociodemográficos indecisos, la acción emprendida durante las Convenciones ha demostrado que ambos partidos, cada uno en su medida, decidieron ampliar la diversidad en su base electoral. Así, a partir de ahora, la campaña de Joe Biden y Donald Trump aprovecharán al máximo la atención mediática que reciban y reforzarán el mensaje brindado en sus discursos de aceptación a la nominación presidencial. Más aún, cada acción emprendida repercutirá directamente en la opinión del electorado estadounidense que, al igual que en 2016, se enfrenta a una elección presidencial trascendental.

* Daniela Sánchez (@ShDanne) es egresada de Relaciones Internacionales, ITAM, y consultora en SPIN-TCP.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.