El esposo de Hillary - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lecciones de las elecciones
Por SPIN Taller de Comunicación Política
SPIN-Taller de Comunicación Política está conformado por un equipo de estrategas con un sólid... SPIN-Taller de Comunicación Política está conformado por un equipo de estrategas con un sólido respaldo académico, una cercana relación con los medios de comunicación y una probada experiencia en el servicio público. Somos especialistas en confeccionar estrategias de comunicación que crean contexto, posicionan y preparan para reaccionar oportunamente a la coyuntura. En SPIN-TCP nos caracterizamos por un riguroso trabajo de investigación y por el acopio sistemático de conocimientos e información. (Leer más)
El esposo de Hillary
Bill Clinton insertó los atributos que mejor distancian a Hillary de Donald: cómo Hillary puede modificar el escenario (game changer), cómo Hillary impulsa cualquier situación más allá de lo posible (moves the ball forward) y cómo Hillary nunca está conforme con lo que hay (never really likes the status quo).
Por SPIN Taller de Comunicación Política
27 de julio, 2016
Comparte

Por: Luis Estrada (@luisestrada_)

Al inicio del segundo día de actividades de la Convención Demócrata en Filadelfia #DEMSinPHILLY continuaba el suspenso sobre la actitud de los seguidores de Bernie Sanders quien, en el discurso en el que apoyó explícitamente a Hillary Clinton como candidata a la presidencia, había pedido que los delegados votaran por él, tal cual dicta su mandato.

Gracias al sistema proporcional de reparto de delegados conforme al voto en los estados, parecía que Sanders estaría cerca de Clinton. Sin embargo, cuando tocó el turno de contar los votos en Vermont, Bernie optó por tomar la palabra y declarar ganadora a Hillary Clinton, pues un número abrumador de “súper” delegados (gobernadores, ex gobernadores, ex presidentes y otras figuras de la élite del partido Demócrata) habían dado su respaldo a Clinton desde el inicio de las elecciones primarias.

Así se hizo historia: Hillary Clinton es la primera candidata a la presidencia de uno de los partidos más importantes y más antiguos de Estados Unidos quien, de ser electa, también haría historia al mantener al Partido Demócrata por tres períodos consecutivos, lo que no sucede desde mediados del siglo XX. Hillary Clinton tuiteó “Historia” mientras poco más de 50 sandersistas irrumpían en el centro de prensa para manifestarse por media hora silenciosamente (“nunca antes tan pocos habían sido periscopeados por tantos”, escuché). Donald Trump tuiteaba que nunca había tenido negocios con los rusos. Falso. Nuevamente.

El Partido Demócrata corrigió algunos pendientes del primer día de su convención: enfatizó la diversidad que fortalece al Partido Demócrata (y contrasta con el elenco del Partido Republicano) y reforzó la presencia de mujeres en la palestra, incluyendo a las madres de los jóvenes afroamericanos asesinados por policías blancos, contó con la actriz Elizabeth Banks (@ElizabethBanks – 2.25 millones de seguidores en twitter) como la conductora que proyectó orden y coherencia entre los testimonios y, lo más importante, mantuvo a Donald Trump lejos del contenido de los discursos: mientras que la semana pasada en Cleveland Hillary Clinton fue mencionada más veces que Donald Trump, en Filadelfia Donald Trump es criticado a su estilo: por él mismo. Entre cada discurso se proyecta un breve video con fragmentos de declaraciones de Trump en contra de las mujeres, de las esposas, de las hijas, de los migrantes, de los mexicanos, de los musulmanes. El daño en contra de los mexicanos, que tanto preocupa en México, lo resarce el Partido Demócrata.

El mensaje proyectado en Filadelfia es que el Partido Republicano es el pasado de Estados Unidos y el Partido Demócrata es el futuro. Entre los Demócratas las minorías cuentan con la voz suficiente como para ser tomadas en cuenta y empujar las políticas públicas que mejoren su calidad de vida. Sus políticos, originarios de las propias minorías, conviven de cerca con los ciudadanos. Política horizontal: un mensaje opuesto al de la celebridad vertical que proyectan Donald Trump y el Partido Republicano.

¿Y quién mejor para conectar con la ciudadanía a través de una narrativa que el presidente Bill Clinton? La expectativa del discurso del esposo de Hillary llenó el #WellsFargoCenter y buscó humanizar la figura determinante, seria y criticada de Hillary Clinton. Bill contó cómo conoció a Hillary, cómo compró la casa que le gustaba a ella para entonces proponerle matrimonio, cómo el mejor momento de su vida fue cuando nació su hija Chelsea, cómo Hillary ha sido su compañera, su consejera y su mejor amiga. Pero también Bill Clinton insertó los atributos que mejor distancian a Hillary de Donald: cómo Hillary puede modificar el escenario (game changer), cómo Hillary impulsa cualquier situación más allá de lo posible (moves the ball forward) y cómo Hillary nunca está conforme con lo que hay (never really likes the status quo). Las palabras del esposo de Hillary fueron un homenaje que posicionó a la candidata entre aquellas audiencias alejadas de la política que tomaron el tiempo para escuchar al político mejor convertido en celebridad.

El Partido Demócrata ha demostrado, en dos días, que supo manejar la crisis y controlar el daño de los escándalos y del incremento de la preferencia por Donald Trump en las encuestas, derivado de la cobertura de la Convención Republicana de la semana pasada. Más aún, los Demócratas han mostrado el amplio repertorio con el que cuentan para atender a los diferentes segmentos del electorado, politizados y no, sofisticados y no. A diferencia de la semana pasada, el Partido Demócrata cuenta con la presencia de los políticos más importantes de su partido, presidentes incluidos, quienes comunican posicionando a través de la conexión directa con los votantes.

 

* Luis Estrada es Doctor en Ciencia Política (UCSD 2005). Socio-Director General de SPIN.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.