La nueva apuesta demócrata: una convención de todos y para todos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lecciones de las elecciones
Por SPIN Taller de Comunicación Política
SPIN-Taller de Comunicación Política está conformado por un equipo de estrategas con un sólid... SPIN-Taller de Comunicación Política está conformado por un equipo de estrategas con un sólido respaldo académico, una cercana relación con los medios de comunicación y una probada experiencia en el servicio público. Somos especialistas en confeccionar estrategias de comunicación que crean contexto, posicionan y preparan para reaccionar oportunamente a la coyuntura. En SPIN-TCP nos caracterizamos por un riguroso trabajo de investigación y por el acopio sistemático de conocimientos e información. (Leer más)
La nueva apuesta demócrata: una convención de todos y para todos
El Partido Demócrata aprovechó el nuevo formato impuesto para transmitir una visión más moderna, dinámica y personal en la CND de lo que tradicionalmente sucede.
Por Daniela Sánchez
25 de agosto, 2020
Comparte

La pandemia de COVID-19 ha modificado la realidad como la conocemos, incluyendo las elecciones por la presidencia en Estados Unidos, que se celebrarán el martes 3 de noviembre del presente año. A pesar de las dificultades y los retos que la nueva realidad nos impone, la agenda política se ha tenido que adaptar y habituar a las restricciones y oportunidades de la actualidad. Así, del 17 al 20 de agosto se llevó a cabo la primera Convención Nacional Demócrata (CND) virtual, con un formato sin precedentes.

Como parte del proceso electoral en Estados Unidos, cada cuatro años los partidos políticos celebran las convenciones nacionales para seleccionar al candidato presidencial que contendrá en las elecciones. Asimismo, durante los cuatro días en los que se efectúa la convención, el partido establece la agenda política y los principios que se buscarán promover y respaldar. En un principio, la CND se llevaría a cabo del 13 al 16 de julio en Milwaukee, Wisconsin. Sin embargo, conforme el COVID-19 cobró relevancia y las víctimas por dicha enfermedad fueron a la alza, se decidió transitar a un formato virtual.

La CND se destacó por la presencia de invitados especiales, mensajes de unidad, poder femenino, la lucha por injusticias sociales y, por supuesto, la batalla de Estados Unidos contra el COVID-19. A lo largo de las cuatro noches, personajes como Michelle y Barack Obama, Hillary Clinton, Bernie Sanders e, inclusive, Alexandria Ocasio-Cortez, recordaron a los ciudadanos estadounidenses la urgencia e importancia del voto para poder remover de la presidencia al enemigo en común, Donald J. Trump. La apuesta del Partido Demócrata parece haber resultado favorable pues las reacciones entre los espectadores resultó claramente positiva.

A pesar de los temores que ocasionó el realizar en línea la CND, el Partido Demócrata usó la plataforma a su favor. Lo que bien suele ser un evento bastante monótono como el roll call, momento en el cual cada estado anuncia el número de delegados comprometidos con el candidato presidencial, el formato digital resultó ser una campaña estratégica para promover las atracciones de cada lugar. Transmitiendo desde escenarios icónicos de cada estado o promoviendo platillos típicos, como los calamares de Rhode Island, los demócratas aprovecharon para resaltar la diversidad cultural de la unión americana, algo que no se había realizado previamente.

El Partido Demócrata aprovechó el nuevo formato impuesto para transmitir una visión más moderna, dinámica y personal en la CND de lo que tradicionalmente sucede. Así sucedió especialmente con las intervenciones de varios de los partícipes. Hablando directamente a la cámara, ininterrumpidos por los comunes vitoreos del foro, los ponentes lograron conectar de manera más íntima con los espectadores. Destacó la participación de Michelle Obama y Joe Biden, que utilizaron favorablemente el tiempo en pantalla para aproximarse a los votantes y tender un puente entre ellos y la clase política.

Durante los cuatro días del evento, los demócratas enfocaron su atención a destacar la figura humanista y empática del ahora candidato presidencial y la diversidad e inclusión que representa Kamala Harris, su compañera de fórmula. A través de la plataforma de la CND, diversos ciudadanos dieron a conocer testimonios sobre el impacto que ha tenido Joe Biden en cada uno de ellos. Resalta la historia de Brayden Harrington, un niño de 13 años que compartió los consejos del candidato demócrata para poder superar el mismo trastorno de habla que suele presentar Biden. Aunado a esto, durante su discurso de aceptación a la candidatura por la vicepresidencia, Harris recalcó la actual lucha de Black Lives Matter y el racismo sistémico que azota al país norteamericano.

De igual manera, se distinguió la aparición de votantes republicanos que se han visto personalmente afectados por las políticas implementadas en el gobierno de Donald Trump. Así como Harrington contó su historia, Kristin Urquiza hizo memoria de su padre, un votante trumpista, que falleció debido a la pobre política contra el COVID-19. De igual manera, la aparición del republicano John Kasich, exgobernador de Ohio, destacó la necesidad de un cambio en el manejo de la política del país. Llevar a cabo esta estrategia, permitió comparar los principios regidores para los demócratas con las acciones del gobierno de Trump.

La clausura del evento demostró no solo a un Partido Demócrata más actualizado y consciente de la situación actual, sino que también proyectó, a diferencia de 2016, un frente unido que, ante todo, busca vencer a Trump en los comicios de noviembre. La nueva modalidad, facilitada por el formato virtual, presentó la oportunidad de realizar un panel con algunos de los antiguos contendientes por la candidatura presidencial. Con la presencia de Cory Booker, Pete Buttigieg, Amy Klobuchar, Beto O’Rourke, Bernie Sanders, Elizabeth Warren y Andrew Yang, el panel enalteció la personalidad de Biden, el fuerte compañerismo en las filas demócratas y, más aún, permitió exaltar la unión y los valores democráticos del Partido por encima de cualquier candidatura interna.

A pesar del aparente éxito mediático que representó la CND para los demócratas y su fórmula, también resaltó la falta de un plan concreto y de políticas tangibles que se realizarán en caso de ganar la presidencia. La apuesta demócrata por apelar a la incompetencia del gobierno en turno y a sus constantes políticas fallidas sobresalió por encima de la promoción de propuestas específicas que traerían resultados a la diversidad de problemas que aquejan a los estadounidenses. La reciente y más moderna edición de la CND bien podría reflejarse en el aumento del apoyo a Biden, pues apela a un grupo sociodemográfico más grande que el tradicional. Con la inclusión del ala progresiva del partido y la reflexión sobre el contexto social que divide al país, Biden se presenta como un candidato que está dispuesto a poner al país antes que al partido.

* Daniela Sánchez (@ShDanne) estudió Relaciones Internacionales en el ITAM. Consultora en SPIN-TCP.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.