close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lilith Wannabe
Por Dalia Perkulis
Periodista con experiencia en publicaciones de lo que sea: salud, sexualidad, nutrición, psicolo... Periodista con experiencia en publicaciones de lo que sea: salud, sexualidad, nutrición, psicología, educación, cine, tecnología, negocios, moda, cultura, farándula, política y hasta deportes. Activista de medios digitales. La típica cinéfila que le da insomnio si no recuerda el nombre del actor de una película. No nació para ser esposa ni mamá, pero ama a su esposo y a sus retoños ante todo. Síguela en twitter: @daliaperk (Leer más)
Mexicana judía y no judía mexicana, le voy a México
Los futbolistas de la Copa Mundial son sólo eso, atletas seleccionados, pero son el pretexto de mis reflexiones geopolíticas porque representan países y los nacionalismos se exacerban en estas competencias internacionales.
Por Dalia Perkulis
18 de junio, 2014
Comparte

No es lo mejor de México su equipo de fútbol (aunque nuestra selección 2014 anda flamante), ni su corrupción, contaminación y violencia, pero veo el Mundial y constantemente me invade un impulso de gratitud a mi país, México –el país que me da nacionalidad, que firma sin miramientos mi acta de nacimiento y mi pasaporte–, por haber abierto sus puertas a mis cuatro abuelos cuando en Europa fueron considerados menos que animales sacrificables en pos de una supuesta supremacía de la humanidad.

Los europeos en el Mundial –los holandeses, los alemanes por ejemplo– son máquinas demoledoras en la cancha de soccer. Qué espectáculo nos están regalando, qué agasajo, qué privilegio verlos. También a Messi, a Oribe Peralta, ¡y a Ochoa!

Este Mundial pinta como para que la Copa se embarque directo a Europa desde América. Apoyaría a Lituania, Polonia o Rusia —los países de origen de mis abuelos— en el deporte y en lo demás, pero a ellos (y por extensión a mí) los despojaron de esas nacionalidades; por fortuna no los asesinaron ahí como a sus (mis) parientes.

Los futbolistas no son responsables del pasado y son además muy jóvenes, talentosos, ¡guapísimos! Es sólo que este acontecimiento, La Copa Mundial, me remueve estos sentimientos latentes y difíciles de articular, sobre todo con corrección política y sin herir a inocentes.

Europa es el continente más antisemita hoy en día. No todos los antisemitas son europeos ni todos los europeos son antisemitas. Caso por caso. Y hay antisemitismo en México también, desde luego. Pero me siento agradecida por mi nacionalidad, por la hospitalidad sobre todo, aunque México sea un país inhóspito por sus problemas sociales, pero éstos son desafíos nacionales sin distinción de credo y en manos de todos nosotros los mexicanos está resolverlos.

Los futbolistas de la Copa Mundial son sólo eso, atletas seleccionados, pero son el pretexto de mis reflexiones geopolíticas porque representan países y los nacionalismos se exacerban en estas competencias internacionales.

El Mundial actual en particular me ha conducido reiteradamente a estas disertaciones.

Gracias México. Te voy en el Mundial con o sin posibilidades, pero te voy en el Mundial y en todo lo demás por dejarme ser.

Gracias por tu hospitalidad. Gracias por mi nacionalidad.

Gracias por darme identidad, en el Mundial y en todo.

 

 

@DaliaPerk
*Amistades de su servidora nacionalizadas mexicanas, exiliadas de España y Centroamérica se identifican con esta gratitud. La generosidad de México es un tema recurrente al menos en nuestras historias familiares de exilio.

*Abundan historias de terror sobre la pesadilla que los indocumentados centroamericanos padecen de paso en nuestro territorio, camino a Estados Unidos. Este tema es un flagelo ni se diga para sus víctimas y también para nosotros sus verdugos.

*El judaísmo no es una nacionalidad, pero históricamente sí ha sido un factor para que la ciudadanía se devalúe y se pierdan garantías en algunos países. Eso exactamente es lo que no aplica en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.