close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que México Evalúa
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la op... México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la operación gubernamental a través de la elaboración de estudios especializados y el desarrollo de indicadores que sirvan para transparentar, evaluar y comparar acciones de gobierno. En México Evalúa tenemos vocación por la incidencia. Buscamos proveer a la sociedad mexicana de parámetros para evaluar al gobierno; y nos interesa ofrecer al Congreso y a los tomadores de decisión ideas y propuestas para mejorar su función en la elaboración de mejores políticas públicas. (Leer más)
Carta a los Reyes Magos: 10 deseos para México
¿Saben Reyes? Hay estados en los que si te vuelas las llantas de un carro te dan una pena similar a si eres malo, malo, y matas a alguien.
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
3 de enero, 2014
Comparte

Baltasar, Gaspar y Melchor

Reyes Magos de Oriente

P r e s e n t e s 

 

Queridos Reyes Magos:

 

En 2013, nosotros, el equipo de México Evalúa, nos hemos tratado de portar lo mejor posible y para ello hemos dedicado todos nuestros esfuerzos a analizar cuáles son algunos de los problemas que merman la posibilidad de un mejor desarrollo para el país y a hacer recomendaciones para que le vaya mejor. Todavía nos falta mucho por hacer y, por eso, nos permitimos escribirles esta carta, con la esperanza de que puedan concedernos algunos de los deseos siguientes, que nos ayudarían mucho en nuestra tarea.

 

Eso es lo que quisiéramos pedirles:

 

1. Un país de datos confiables

Ya sea en pobreza, inseguridad, homicidios, presupuesto, educación o cualquier ámbito de intervención de las autoridades públicas, lo que más deseamos es contar con un país comprometido con su función social de informar y ofrecer a la ciudadanía información precisa, clara, accesible, para que pueda ser analizada, estudiada, comparada por quienes buscan ya sea un simple dato o hacer una evaluación de un sector del Estado. A los gobiernos de los tres niveles todavía les falta mucho por comprometerse con la transparencia de la información de manera frontal y abierta a la ciudadanía.

Solamente por dar un ejemplo, consideramos urgente que el Sistema Nacional de Seguridad Pública ofrezca información periódica, clara y precisa, con metodología visible, verificable, pero sobre todo confiable, y que, más allá de cumplir con un requisito, sea útil para entender y atajar un fenómeno de primordial interés.

 

2. Un sistema integral e independiente de combate a la corrupción

El año que ha terminado vio la implementación de una agenda ambiciosa de reformas en ámbitos diversos que van de la educación a lo hacendario y energético. La clase política nos ha prometido que estas reformas permitirán potenciar el motor del crecimiento nacional. Sin embargo, queridos Reyes, aún no es claro que a nuestros políticos les caiga el veinte que uno de los cuellos de botella del desarrollo en México está en los efectos negativos que provoca la corrupción. Al parecer comienzan a ponerse de acuerdo en la creación de un órgano anticorrupción, pero falta mucho por recorrer. Les pedimos que los diputados aceleren primero la discusión que comenzaron sus compañeros en el Senado y aprueben la reforma constitucional en la materia. También les pedimos que les den a los legisladores la sabiduría, la valentía, la capacidad técnica y la voluntad política para hacer todas las reformas necesarias a diversas legislaciones secundarias –por ejemplo en la ley de adquisiciones públicas para que de una vez por todas existan medios institucionales eficaces para combatir la corrupción en todos los niveles de gobierno.

Asimismo, les solicitamos que el presidente Enrique Peña Nieto cumpla su compromiso de campaña y haga del combate a la corrupción una verdadera prioridad nacional sin distingo entre colores partidistas o sin que diferencie entre adversarios y aliados políticos. Que sus asesores y gabinete recuerden y le compartan las lecciones de otros momentos en los que se prometió la modernización del país –como lo fue en la época de Carlos Salinas– en los que implementaron muchas reformas sin construir reguladores eficaces, sin fortalecer el servicio civil de carrera, sin garantizar información transparente, veraz, oportuna y accesible que permitiera su análisis para advertir lo bueno y lo malo de las políticas que se implementaron entonces. Aquella agenda no trajo los beneficios esperados y en ocasiones trajo dolores de cabeza, por ejemplo por privatizaciones hechas con corrupción. No nos puede pasar lo mismo nuevamente. El país hoy tiene un Congreso plural, una prensa más libre, una sociedad civil cada vez más activa.  Por eso les rogamos que le den el empujón necesario al presidente y a la clase política en general para que comencemos la construcción de una etapa de modernización cimentada en la honestidad y el combate firme contra todo funcionario público y agente privado que se beneficia de la corrupción.

 

3. Un modelo policíaco de largo plazo

Pónganle el nombre que más les guste, en la dependencia que sea, federal o estatal, nos parece que es lo de menos. Lo que el país necesita con urgencia es un modelo policíaco que sea útil a la realidad que se vive hoy: un modelo policíaco impermeable al crimen organizado, con alta rendición de cuentas, tremendamente efectivo y leal, con capacidad de investigación, con cercanía a la gente y una mejor imagen de la que tiene hoy en día. México necesita cuerpos policiales mejor equipados, mejor preparados, con conocimiento y compromiso por el respeto a los derechos humanos, psicología, criminología y técnicas de inteligencia. Al país le urge una policía que la ciudadanía reconozca y respete por su honestidad, por su vocación de servicio y por la seguridad que le brinde.

 

4. Políticas públicas de prevención del delito efectivas

Necesitamos ver el problema de seguridad del país desde una visión más integral. Hace falta acercarse al conjunto de fenómenos que contribuyen a la inseguridad de México desde una perspectiva holística, para poder imaginar y construir herramientas de políticas públicas que permitan atacar las causas de un fenómeno casi generalizado en todo el país. El problema de hoy no se resume en un asunto de policías y ladrones, o en detener el tráfico de droga y armas. Es necesario identificar las vulnerabilidades del sistema, reconocer los vacíos del Estado mexicano y actuar en consecuencia. Si sólo buscamos arreglar una pieza del reloj dejando el resto tal cual, no habrá un cambio de fondo.

Para ello, es importante que busquemos, sociedad y gobierno, entender el problema de seguridad del país, en lugar de cambiarle el nombre a los programas, rebautizar las dependencias y tapar el sol con un dedo para apuntar al otro lado. Es imprescindible dejar de heredar el problema a las administraciones venideras. Les prometemos, Reyes, que desde nuestro ámbito de acción contribuiremos a analizar los programas que se engloban en la denominada estrategia de prevención, con el fin de proponer alternativas que contribuyan a esta visión más integral del problema de inseguridad en el país.

 

5. Un mejor sistema de justicia

Un país seguro necesita un sistema de justicia eficiente. Nos entristece que pese a que hace algunos años mexicanos con valentía decidieron denunciar problemas de cómo operan la gran mayoría de nuestros tribunales, en los que primero se asume la culpabilidad antes que la inocencia y en donde es recurrente el abuso de los derechos, las cosas no cambian y ahora hasta a ellos los están demandando por atreverse a denunciar la corrupción en los tribunales de México. La transa, el dinero, las influencias siguen siendo moneda de cambio en un número importante de ministerios públicos y de  tribunales en los que, como dicen en la calle, con dinero baila el perro y pareciera que sólo los pobres, los que tienen poca educación y no tienen “influencias” terminan en la cárcel.  La justicia está lejos de ser impartida con imparcialidad, sino que en su desarrollo se evidencia nuevamente la corrupción, la inequidad social y recurrentemente tanto la incapacidad técnica de un número importante de nuestras autoridades, así como la impunidad con la que se ejerce la función pública en el país.

La gran reforma pendiente es una que transforme gradualmente al aparato de justicia en el país. De alguna forma u otra, los poderes ejecutivo y legislativo han tenido transformaciones graduales importantes en los últimos veinte años, pero en el ámbito de la justicia los cambios no han sido con la dimensión y celeridad que el país requiere.

Es indispensable y necesaria una reforma tanto de los ministerios públicos como del sistema judicial profunda que permita mayor profesionalización y efectividad de su personal; mayor transparencia y rendición de cuentas de sus decisiones y funciones.

 

6. Un sistema de penas y de cárceles más humano

En medio de la desesperación que causa la inseguridad, eso de meter sin ton ni son a la cárcel por cualquier cosa nos parece un despropósito. Por eso, tratando de portarnos bien, decidimos en México Evalúa estudiar las cárceles en el país. ¿Saben Reyes? Hay estados en los que si te vuelas las llantas de un carro te dan una pena similar a si eres malo, malo, y matas a alguien.

Entendimos que hay autoridades que tratan de resolver las condiciones deplorables en las que se encuentran la mayoría de los presos. Pero eso del hacinamiento, de meter a ocho prisioneros en celdas para cuatro, es un problema en la mayoría de las prisiones del país.

Por eso quisiéramos pedirles que nos dieran a la sociedad en su conjunto, pero a los legisladores y a las autoridades en particular, sabiduría para entender que podemos desarrollar penas alternativas como el trabajo comunitario para los delitos llamados menores, y con ello comenzar a aliviar el problema de las cárceles.

 

7. Un Presupuesto basado en Resultados

En muchos países, la demanda de la sociedad civil por un ejercicio del gasto más eficiente y transparente ha motivado a los gobiernos a adoptar el sistema del Presupuesto basado en Resultados, un modelo que implica medir el impacto de los recursos consumidos por el gobierno en sus diferentes programas, con el fin de evaluar cuáles cumplen con sus objetivos y cuáles no, y así decidir cuáles deben ser mantenidos el año siguiente y cuáles no. Hasta el momento, la cobertura y la utilización en México del Presupuesto basado en Resultados no han logrado aprovechar todo su potencial.

Si el enfoque fuera un compromiso más serio, con implicaciones reales en los que toman decisiones y administran los programas y recursos públicos, podría resolver muchos de los problemas del presupuesto mexicano, en el que aún permean las decisiones políticas por encima de las decisiones que persiguen mayor efectividad en las políticas y resultados para la población. La discusión sobre la asignación del gasto mejoraría su calidad y eficiencia si el modelo pudiera llevarse a cabo satisfactoriamente.

Para ello, se necesita mejorar el diseño del sistema existente de evaluación de los programas presupuestarios, ampliar y obligar al cumplimiento de la evaluación, así como establecer una sana combinación de reglas e incentivos que favorezca la utilización de los resultados en la toma de decisiones sobre la asignación del gasto.

 

8. Una mayor rendición de cuentas de parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sobre el ejercicio del gasto

Queridos Reyes, como lo documentamos en nuestro análisis la Caja Negra, en la actualidad, una vez aprobado el presupuesto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Públicos (SHCP) tiene la capacidad de adecuar el gasto y utilizar ingresos excedentes sin rendir cuentas apropiadamente sobre esas decisiones. ¿Saben?, consideramos necesario que la SCHP mejore la calidad de sus informes trimestrales y haga un desglose exhaustivo y justificado sobre las adecuaciones presupuestarias que realiza, sobre la evolución de la cartera de inversión y sobre el uso de los ingresos excedentes. La legislación que regula las facultades de Hacienda para hacer las modificaciones presupuestales sin una rendición de cuentas tiene que ser corregida. Lolita -así le llaman, Reyes, a la autoridad encargada del cobro de impuestos en Hacienda- nos pide a los mexicanos que cumplamos con nuestras obligaciones fiscales y que reportemos todos los movimientos que hacemos con nuestros ingresos. Pensamos en México Evalúa que el buen predicador por la propia casa empieza, por lo que esperamos que este año los legisladores terminen de implementar los cambios legales necesarios para que Hacienda también nos rinda cuentas claras, en tiempo y forma, tanto de la recaudación como del ejercicio del gasto.

 

9. Un mayor control del poder legislativo durante el ejercicio del gasto público

Un principio básico para la disciplina fiscal es que debe existir un balance de poder entre el Legislativo y el Ejecutivo. Al restringir la labor de la Cámara a la aprobación del presupuesto, cuando existen posteriormente numerosos cambios en el ejercicio del gasto, se vulnera dicha división de poder y se promueve la discrecionalidad en el uso del dinero público.

Para limitar esta discrecionalidad se necesita determinar un tope para hacer adecuaciones al gasto aprobado y para gastar ingresos excedentes sin una nueva aprobación de la Cámara. Esto incentivaría un mejor diseño de proyectos y una mejor planeación del gasto.

Por otra parte, consideramos necesario fortalecer las capacidades de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para que no se limite a aspectos contables, sino que se torne en una agencia oficial de Rendición de Cuentas, similar a la Government Accountability Office en Estados Unidos. Además, es urgente eliminar las restricciones que existen para que ejerza sus facultades de manera oportuna. Mientras en varios países del mundo, de igual y mayor nivel de desarrollo, la cuenta pública auditada está disponible 6 meses después del cierre del año fiscal, en México el tiempo se extiende a 14 meses. Esto se debe en gran medida a que la ASF no tiene autoridad para analizar el gasto durante el año, debido al principio constitucional de posteridad. Como consecuencia, el presupuesto del siguiente año se discute sin contar con la información del año inmediato anterior, es decir, sin conocer cuáles fueron los aciertos y fracasos, al contrario de lo que recomiendan las buenas prácticas internacionales. Esto no puede seguir así, por lo que necesitamos nuevamente, Reyes, que se empujen cambios en el legislativo para corregir estas anomalías nacionales.

 

10. Un sistema educativo eficiente

Reyes, ustedes mejor que nadie saben lo importante que es la educación pública para el futuro de un país. No obstante, en México, el sistema educativo deja mucho que desear y muchos alumnos se quedan atrás. Por falta de recursos, por ausencia de oportunidades, por carencia de apoyo educativo de sus propios padres, porque no hay suficientes secundarias y preparatorias para continuar avanzando en el sistema educativo, por muchas razones, son muy pocos los que logran acceder a la prepa y muchos menos los que llegan a la universidad.

Además, muchos niños van a la escuela y no terminan de aprender lo que se supone les enseñan. Ya  sea en las pruebas Enlace o PISA, los alumnos mexicanos salen reprobados en matemáticas y en lectura.

Por eso, el gobierno federal implementó una reforma para mejorar la calidad de la educación, evaluar a los maestros, asegurar que los nuevos maestros tengan una formación adecuada. Ahora, lo que falta, es mucha voluntad política para que la reforma educativa aprobada el año pasado se implemente realmente.  Se necesitarán el nuevo modelo para la evaluación docente, el desarrollo de cursos que en verdad sirvan para corregir las debilidades del magisterio que se detecten en la evaluación. Se necesita mucho valor político y conocimiento técnico para reformar las escuelas donde se forman los futuros maestros. Mucho se ha hablado de las reformas a las escuelas normales pero poco ha ocurrido en la práctica. Nos preocupa que la autoridad federal haya anunciado la desaparición de la prueba ENLACE sin que hasta ahorita haya presentado con qué instrumento medirá los resultados educativos en la educación básica y sin que el INEE haya explicado los pros y contras de la decisión. Vemos gobernadores débiles y cómplices de maestros que quieren seguir heredando sus plazas y que se resisten a ser evaluados.  El caso más evidente es el de Gabino Cué en Oaxaca, pero tampoco se cantan mal las rancheras en Michoacán, Quintana Roo y Chiapas.

Si uno de los temas nodales para el desarrollo del país es el combate a la corrupción, el otro es la generación de una educación de calidad que nos permita ser competitivos en el mundo global en el que estamos inmersos. En el sector educativo además de los problemas de calidad, hay mucha corrupción. Queridos Reyes, ojalá podamos tener la visión suficiente la sociedad mexicana en su conjunto para entender que en la lucha por una buena educación tenemos que participar todos, los padres, los maestros, las autoridades. No podemos tolerar la corrupción y la mediocridad en la educación, de lo contrario no podremos crecer bien, no podremos disminuir la desigualdad social tan dañina en el país, no podremos dotar a nuestros niños y jóvenes de los instrumentos adecuados para que tengan oportunidades dignas en su futuro laboral.  Que este año que comienza sea el de la batalla por una buena educación en la que se consoliden los esfuerzos por reformar este sector.

 

Queridos Baltasar, Gaspar y Melchor, sabemos que estamos pidiendo mucho, pero también sabemos que lo que pedimos, lo necesitamos los mexicanos, quienes debemos trabajar en conjunto con sus autoridades para avanzar en la persecución de estos objetivos, entendiendo que la ciudadanía implica no sólo la exigencia de derechos sino el cumplimiento de obligaciones para con el país en su conjunto. Muchas gracias de antemano por su atención.

 

Atentamente,

 

El equipo de México Evalúa

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.