close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que México Evalúa
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la op... México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la operación gubernamental a través de la elaboración de estudios especializados y el desarrollo de indicadores que sirvan para transparentar, evaluar y comparar acciones de gobierno. En México Evalúa tenemos vocación por la incidencia. Buscamos proveer a la sociedad mexicana de parámetros para evaluar al gobierno; y nos interesa ofrecer al Congreso y a los tomadores de decisión ideas y propuestas para mejorar su función en la elaboración de mejores políticas públicas. (Leer más)
Cuenta Pública Federal: ¿mejoró la transparencia?
Si bien la accesibilidad a la Cuenta Pública Federal mejoró con la presentación de la información en datos abiertos y formato ciudadano, todavía existen áreas de oportunidad importantes para que la información presentada por la Secretaría de Hacienda pueda ser considerada transparente en un sentido multidimensional.
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
23 de mayo, 2014
Comparte

Por: Mariana Campos (@mariana_c_v) y Esther Ongay

Es común que una familia o empresa le encargue a una persona hacer las compras de la semana. En ese escenario, usualmente se le entrega una lista de artículos que debe adquirir. Una vez efectuado el servicio o mandado, el encargado debe presentar a quien le hizo el pedido las notas y los productos que compró, y explicar cuánto gastó para conseguirlos. En caso de que haya comprado artículos distintos a lo acordado deberá explicar el contexto, los motivos y los beneficios de esta decisión. En otras palabras, es indispensable que rinda cuentas.

Algo muy similar, pero desde luego mucho más complejo, sucede con el presupuesto público. Al menos en teoría, la Cámara de Diputados, en representación de los ciudadanos, aprueba un presupuesto federal que deberá ser ejercido por distintos encargados públicos, con el fin de desempeñar tareas encaminadas a la mejora de nuestro país y en beneficio del interés público.

Una vez ejercido el presupuesto, es necesario entregar las cuentas del encargo. Así, el pasado 8 de mayo se publicó la Cuenta de la Hacienda Pública Federal 2013, mediante la cual los encargados del ejercicio presupuestal federal le rindieron cuentas al Congreso y a los ciudadanos.

La transparencia es un medio indispensable para entender quién, en qué, cuánto, por qué y para qué se usaron recursos públicos, y la Cuenta Pública es el informe más importante sobre rendición de cuentas relativa a estos recursos. En ella se reportan los ingresos que recibieron y los gastos en los que incurrieron los diversos encargados de ejercer el presupuesto público de la Federación durante ese año fiscal.

En este contexto, es válido preguntarse qué tanto se avanzó en la transparencia del gasto público. La respuesta no puede abordarse completamente en este artículo, pero sin duda podemos hacer una revisión de los avances y de algunos asuntos pendientes.

Es importante resaltar que el último informe de la Cuenta Pública fue presentado en formato de datos abiertos, ya que todos los programas presupuestarios aparecen en bases de datos en formato Excel o .csv. Esto es un avance indiscutible en términos de transparencia que debe celebrarse. Además de que pone a México en el grupo de los buenos alumnos que siguen una buena práctica internacional al respecto, el beneficio inmediato e invaluable es que mejora el acceso de los ciudadanos y de los especialistas a la información. Anteriormente, era necesario que cada analista produjera sus bases de datos, o que asumiera en su organización costos innecesarios derivados del tiempo y de los recursos humanos necesarios para procesar los datos, pero ahora ya no es necesario. Se podrá emplear más tiempo en tareas relacionadas con el análisis y la formulación de propuestas de mejora.

Otro avance, que se debe reconocer en la transparencia y en el acceso a la información, fue la presentación de la Cuenta Pública 2013 en formato ciudadano. Se produjo, en un lenguaje más accesible al público no especializado, un resumen de la Cuenta Pública integrada, en su versión completa por una colección de tomos y múltiples documentos.

Sin embargo, la transparencia es un concepto multidimensional. Para que la información sea transparente debe ser completa, útil, oportuna, veraz y accesible. Si bien, como ya lo mencionamos, la accesibilidad mejoró con la presentación de la información en datos abiertos y formato ciudadano, todavía existen áreas de oportunidad importantes para que la información presentada por la Secretaría de Hacienda pueda ser considerada transparente en un sentido multidimensional.

Para empezar, la Cuenta Pública no presenta información completa sobre los ingresos presupuestarios. Que se presente más información sobre el gasto que sobre los ingresos es lógico, hasta cierto punto, porque el uso de los recursos depende de decisiones de gobierno. Sin embargo, la información sobre los ingresos es importante en sí misma y especialmente cuando versa sobre los ingresos excedentes que tienen un trato especial dentro del proceso presupuestario. Como reportamos en nuestro estudio “Descifrando la caja negra del gasto”, no existe claridad en el reporte de los ingresos no tributarios. Por ejemplo, para 2013, los Aprovechamientos representaron 20% de los ingresos no tributarios y 99.6% de ellos fueron clasificados como “Otros”, sin mayor explicación. Por lo tanto, la información reportada aún no se puede considerar completa, porque omite importantes aspectos de los ingresos, que son la otra cara del gasto público.

Por otra parte, aunque se observa un esfuerzo considerable por explicar las adecuaciones al presupuesto en el informe, esto no garantiza que la información presentada sea suficiente y, por ende, útil. Por ejemplo, la información relativa a los “Programas Regionales” detalla que “se destinaron prioritariamente al programa de la Aceleración del Crecimiento Económico, así como a otras obras de infraestructura de impacto social como alumbrado, drenaje, alcantarillado, red de agua potable, espacios deportivos y culturales”. Dicho fondo ejerció 36 mil millones de pesos, sin embargo el informe omite recordar que el presupuesto aprobado originalmente para este programa fue de menos de 3 mil millones de pesos, es decir, que aumentó durante el ejercicio en más de 33 mil millones de pesos. Tratándose de una ampliación de esta magnitud, la explicación parece escueta. Obtener una lista detallada de los proyectos financiados con el estatus de su operación haría más completo y útil el entendimiento de la mencionada adecuación al gasto.

Finalmente, no ha habido mejora en la oportunidad de la publicación de la Cuenta Pública. Como ya hemos señalado en otros textos y en concordancia con los hallazgos de Roberto Salcedo, la información de cierre de año debería ser publicada en enero del año siguiente y no casi 5 meses después. No hay razones legales que lo impidan y, aunque implicaría un esfuerzo administrativo mayor, las ganancias en términos de transparencia serían considerables. Actualmente, el retraso en la publicación de esta información implica que los análisis estén desfasados de la realidad o sólo cuenten con información preliminar del cuarto trimestral que puede cambiar. Si el último trimestral se publica en enero, podría convertirse en el corte de caja sobre el año.

En conclusión, celebramos la mayor accesibilidad de la Cuenta Pública 2013, pero también consideramos que todavía es posible lograr una mayor transparencia. No queremos omitir que son evidentes los esfuerzos de la autoridad hacendaria para presentar información más completa y accesible. Siempre es motivo de celebración cualquier avance hacia la rendición de cuentas. Sin embargo, nos parece muy importante subrayar las posibilidades de mejora que las autoridades todavía no exploran y las buenas prácticas que se podrían incorporar al ejercicio del presupuesto.

 

* Mariana Campos es Coordinadora del Programa de Gasto Público y Transparencia de México Evalúa. Esther Ongay es investigadora del mismo Programa.

 

 

 

 

Salcedo Aquino, Roberto (2013). La ASF dentro del proceso de la rendición de cuentas y la fiscalización superior: retos y perspectivas. D.F.: CIDE, Red de Rendición de Cuentas. México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.