¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que México Evalúa
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la op... México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la operación gubernamental a través de la elaboración de estudios especializados y el desarrollo de indicadores que sirvan para transparentar, evaluar y comparar acciones de gobierno. En México Evalúa tenemos vocación por la incidencia. Buscamos proveer a la sociedad mexicana de parámetros para evaluar al gobierno; y nos interesa ofrecer al Congreso y a los tomadores de decisión ideas y propuestas para mejorar su función en la elaboración de mejores políticas públicas. (Leer más)
Senadores: en sus manos está NO aprobar la reforma hacendaria (carta abierta)
La reforma hacendaria aprobada por la Cámara de diputados tiene omisiones y errores de análisis que deben ser corregidos por los senadores.
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
21 de octubre, 2013
Comparte

21 de octubre, 2013.

Estimado Senador de la República:

El pasado viernes 18 de octubre, la Cámara de Diputados aprobó en lo general la denominada Reforma Hacendaria. Por este medio, expresamos nuestra preocupación sobre algunos aspectos relevantes que se dieron en el proceso de discusión y aprobación de dicha reforma.

En primer lugar, los legisladores omitieron solicitar a los funcionarios de la Secretaría de Hacienda la información estadística y los análisis técnicos y econométricos que sustentan las proyecciones de elementos clave para la discusión sobre la reforma hacendaria. Por ejemplo, no se cuenta con la información que sustenta los cálculos del déficit público, las proyecciones de crecimiento del PIB y los estudios sobre el impacto de las propuestas fiscales que la autoridad hacendaria prevé tengan sobre la actividad económica.  Esta información es vital para entender la solidez de las proyecciones de los ingresos que de acuerdo a la autoridad hacendaria, el Estado mexicano recibirá a partir de los nuevos impuestos propuestos.

[contextly_sidebar id=”6ad32c23ed7fb268f7cac92986bafe95″]Como hemos argumentado en nuestro documento Reforma Social y Hacendaria: Endeudamiento y mayores impuestos, ¿a cambio de qué?, presentado ante los medios de comunicación el pasado 1 de octubre, mismo que les hemos hecho llegar, cambios tan trascendentales como la denominada Regla de Balance Estructural requieren de un análisis técnico mucho más profundo del que escasamente se ha hecho en estas semanas. Aunado a esto, la propuesta aprobada por los diputados carece de reglas de operación y de definiciones claras, mismas que pretenden ser subsanadas con cambios al reglamento de la Ley de Responsabilidad Hacendaria. En materia fiscal, dejar abiertas estas definiciones a un reglamento y no a disposiciones establecidas en la ley, abre puertas a la potencial discrecionalidad al Ejecutivo Federal en donde la Secretaría de Hacienda será juez (al determinar las reglas de operación de la regla de balance estructural) y parte (al decidir la forma en que aplicará esta nueva facultad legal).

Otro aspecto relevante es que dentro del balance público no se incluyen todos los gastos de inversión, ya que se excluye la inversión realizada por Petróleos Mexicanos (Pemex), ni se reportan todos los pasivos contingentes del país, con lo que se estaría subestimando el verdadero tamaño del déficit público, el cual por ende no es de 2 por ciento como argumenta Hacienda sino al menos de 4.9 por ciento del PIB si se toma en consideración la inversión en Pemex.  Por eso hemos insistido en subrayar que errores en el diseño e implementación de la Regla de Balance Estructural pueden afectar de manera irreversible la credibilidad e institucionalidad de la política fiscal del país y dañar la estabilidad macroeconómica que tanto le ha costado a México construir a lo largo de los últimos 15 años.

Tercero, consideramos que la “Pensión Universal” es uno de los elementos centrales que tiene que discutirse en conjunto con otras reformas que garanticen un sistema de salud homologado y de mejor calidad para todos los mexicanos. Por estas razones los exhortamos a que esta propuesta junto con la mencionada Regla de Balance Estructural —cambios jurídicos que tendrán repercusiones fundamentales sobre el futuro económico del país, sean analizadas posteriormente en el siguiente periodo de sesiones.  Esto les permitirá allegarse mayor información técnica necesaria para analizar con la profundidad debida las implicaciones de estos cambios jurídicos y establecer reglas en las leyes respectivas para evitar la tentación de un uso discrecional de estos instrumentos de política pública.

Cuarto, sorprende que en la reforma aprobada no existan mecanismos que garanticen la transparencia y la rendición de cuentas de los ingresos, del gasto público federal ni del gasto federalizado. Insistimos, es fundamental que como representantes de la nación brinden a los ciudadanos instrumentos y garantías efectivas que permitan la transparencia y fiscalización en tiempo y forma de los recursos públicos tanto desde la perspectiva del ingreso fiscal como del gasto público. No puede ser admisible que la transparencia, fiscalización y garantías de las asignaciones eficientes del gasto público, sean consideradas asuntos accesorios en la discusión fiscal, como claramente parece serlo para sus compañeros en la Cámara de Diputados al omitir esta discusión trascendental en los más recientes días de su labor legislativa. Al respecto, también llama la atención que no se fortalecieron mecanismos para castigar a funcionarios que hagan un mal uso y desvíen los recursos públicos, prácticas que han quedado en evidencia en distintos reportes de la Auditoría Superior de la Nación. No obstante los distintos diagnósticos sobre la malversación en las transferencias, se busca aumentar recursos a los estados por medio del Ramo 23 y 33 del Presupuesto de Egresos de la Federación.

Pese a que ustedes no tienen facultades jurídicas para la determinación del presupuesto federal, sí las tienen para realizar las modificaciones legales pertinentes en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley de Responsabilidad Hacendaria, la Ley de Coordinación Fiscal y la Ley de Fiscalización Superior, modificaciones necesarias para atender las preocupaciones que hemos enlistado. Las reformas al marco jurídico a favor de la transparencia fiscal junto con los análisis detallados de rubros tan relevantes como la regla de balance estructural y la pensión universal tienen que ser parte de toda labor legislativa seria y responsable que busque proteger y representar adecuadamente a los ciudadanos del país.

La aprobación de una Reforma Fiscal no debe darse a la ligera y debe de contar con un análisis detallado y con evidencia sólida que sustenten cada una de sus propuestas. Entendemos que el reloj legislativo avanza y que tienen solo unos días para la aprobación de la Reforma Hacendaria, pero el costo de una reforma mal diseñada podría tener repercusiones serias para el bienestar de los mexicanos por mucho tiempo, y del cual ustedes debieran ser garantes. Por lo que les pedimos de la manera más atenta que atiendan las inquietudes de política pública en el diseño del nuevo marco jurídico hacendario del país.

Agradecemos de antemano el favor de su atención y confiamos que puedan atender las inquietudes aquí señaladas.           

 

México Evalúa, Centro de Análisis de Políticas Públicas

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
Comparte