Estimado Gobierno: deja de jugar a ser empresario
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que México Evalúa
Por México Evalúa
México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la op... México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la operación gubernamental a través de la elaboración de estudios especializados y el desarrollo de indicadores que sirvan para transparentar, evaluar y comparar acciones de gobierno. En México Evalúa tenemos vocación por la incidencia. Buscamos proveer a la sociedad mexicana de parámetros para evaluar al gobierno; y nos interesa ofrecer al Congreso y a los tomadores de decisión ideas y propuestas para mejorar su función en la elaboración de mejores políticas públicas. (Leer más)
Estimado Gobierno: deja de jugar a ser empresario
El Gobierno federal gasta cantidades sustanciales para tratar de rescatar a su empresa de Estado sin éxito alguno, en lugar de invertir en servicios públicos fundamentales para el desarrollo económico y social de México, y el cumplimiento de derechos humanos, una tarea eternamente pendiente en nuestro país.
Por Mariana Campos, Jorge Cano y Christopher Cernichiaro
7 de octubre, 2022
Comparte

El Gobierno es un mal empresario y el quebranto de sus empresas es enorme; sigue creciendo y las autoridades no proponen soluciones. El problema está lejos de resolverse. Entre 2019 y 2021 se otorgaron a Pemex 566 mil millones de pesos (mmdp) para capitalizarla. El apoyo a la petrolera se ha contabilizado en el gasto como Inversiones Financieras (Capítulo 7000) de la Secretaría de Energía. O sea, las transferencias a Pemex se contabilizan como un gasto de la Sener, del Gobierno federal. Un gasto de todos.

Mientras la brecha negativa entre activos y pasivos de 2021 fue de 11.8 veces la de 2010, el Gobierno federal gasta cantidades sustanciales para tratar de rescatar a su empresa de Estado sin éxito alguno. El problema es que esto implica renunciar a invertir en servicios públicos fundamentales para el desarrollo económico y social de México y el cumplimiento de derechos humanos, una tarea eternamente pendiente en nuestro país.

La mayor parte de lo transferido a Pemex en lo que va de este Gobierno (428 mmdp o 75 % del total), no fue aprobado por la Cámara de Diputados. Es decir, el apoyo a la petrolera se ha saltado sistemáticamente la aprobación democrática a partir de modificaciones a los presupuestos hechas por la Secretaría de Hacienda durante el año. De plano, el Ejecutivo le ha arrebatado la facultad exclusiva que la Constitución le confiere a esta Cámara para aprobar el gasto. La discrecionalidad del Poder Ejecutivo en el ejercicio del gasto público es monumental: de manera ilegítima quita recursos para servicios de salud y educación que benefician a la mayoría, mientras los destina al beneficio de unos cuantos. Veamos el tamaño de ese costo…

La evolución de las “inversiones financieras” del Gobierno federal

El Gobierno federal gasta recursos como Inversiones Financieras y Otras Provisiones para llevar a cabo erogaciones imprevistas, préstamos y adquisición de títulos de valor de las instituciones públicas y de otros agentes económicos. Por lo general, los recursos que el Gobierno aporta a sus empresas u otros organismos externos se contabilizan en este rubro. Hay algunos problemas con este tipo de gasto. Uno, que al ser enviado ‘fuera del Gobierno’ se vuelve muy complejo su seguimiento e identificación de su destino final. Otro problema es que los montos gastados constantemente superan los montos autorizados en el Decreto del PEF.

No sobra decir que los montos son de tamaño considerable y creciente: el gasto ejercido en inversiones financieras y otras provisiones creció 47.6 % (124 mmdp) 1, en el periodo de 2010 a 2021. Visto desde una perspectiva sexenal, las inversiones financieras y otras provisiones han promediado 215.9 mmdp, 2 anualmente en la administración actual, mientras que en la anterior lo hicieron en 156.6 mmdp. 3 En efecto, el promedio entre sexenios se incrementó 37.9 %.

La Secretaría de Energía gastó 1.5 billones de pesos en inversiones financieras en el periodo completo de 2010 y 2021. Sólo en el sexenio anterior se acumularon 847.5 mmdp y en éste van 566.1 mmdp (recordemos que aún le quedan dos años).

En promedio anual, el ramo de Energía ha gastado casi todos los recursos de inversiones financieras: 81.4 % (188.7 mmdp) en esta administración y 62.5 % (141.2 mmdp) en la anterior. Así, el gasto promedio anual de la Secretaría de Energía en inversiones financieras ha aumentado 33.6 % (47.4 mmdp) en el actual sexenio.

Con la cifra más reciente (2021) las inversiones financieras de esta secretaría representaron 93 % del total 4  (358.9 mmdp).

Inversiones financieras y otras provisiones según ramo (millones de pesos reales y porcentaje)

Fuente: elaborado por México Evalúa con información de la Cuenta Pública de 2010 a 2021 de la SHCP, del Presupuesto de Egresos 2022 y del Proyecto de Presupuesto de Egresos 2023.

Sobregasto prácticamente anunciado

Además de lo anterior, hay que considerar que la Secretaría de Energía ejerció sobregasto en inversiones financieras. Pasa que se aprueban montos bajos de recursos (incluso nulos) en el Presupuesto de Egresos de la Federación para este rubro, pero la Secretaría los rebasa durante el año fiscal. Este fenómeno se presentó en 10 ocasiones de 2010 a 2021. Según el dato más reciente, el gasto ejercido fue siete veces el aprobado en 2021 (358.9 mmdp vs. 51.1 mmdp). El sobregasto de las inversiones financieras de la Secretaría de Energía ha sido similar durante las últimas dos administraciones: 142.7 mmdp vs. 141.2 mmdp.

Pongamos las cifras en perspectiva: el sobregasto en inversiones financieras para energía ha sido mucho mayor al presupuesto total para ciencia, tecnología e innovación. En este sexenio dicho sobregasto ha sido 2.5 veces los recursos destinados a ciencia y tecnología.

Siguiendo esta tónica, aunque en 2023 se proyectan 47.2 mmdp en “inversiones financieras” para Sener, este monto probablemente aumentará durante el próximo año. Para dar una idea de la magnitud del posible rebase, si se presenta un exceso de gasto similar al de 2021, las inversiones financieras en energía serán de 331.6 mmdp, el tercer mayor monto del lapso 2010-2021.

Financiar ese posible incremento (284.4 mmdp) no será gratis. Demandará aumentar los ingresos, recortar presupuesto de otros rubros –educación, salud, seguridad, ciencia y tecnología, entre otras– o una combinación de ambas. Por ejemplo, podría reducirse el presupuesto proyectado en 2023 para la función de Educación en 30 % o de salud en 32 %. Sin embargo, reducir este tipo de recursos se relaciona con menos probabilidad de reducir la pobreza. 5

Inversiones financieras y otras provisiones en el ramo de Energía (aprobadas contra ejercidas) (millones de pesos reales)

Fuente: elaborado por México Evalúa con información de la Cuenta Pública de 2010 a 2021  de la SHCP, del Presupuesto de Egresos 2022 y del Proyecto de Presupuesto de Egresos 2023.

Gasto teledirigido a… Pemex

Las inversiones financieras de la Secretaría de Energía se dirigieron sobre todo a Pemex y CFE entre 2010 y 2021, con excepción de 2017, año el que se usaron en Cenegas. En 2010, 100 % de los recursos se destinaron a la CFE; en 2021 todos se ejercieron en Pemex.

En el sexenio anterior, el 44 % (77 mmdp) de las inversiones financieras de la Sener fueron a Pemex, y este sexenio el 100 % (188.7 mmdp, en promedio anual). Tan sólo en 2021 Pemex recibió 358 mmdp 6 en inversiones financieras (307 mmdp sin aprobación del Congreso), que se pudieron haber usado para aumentar en 46 % el monto ejercido en la función Salud, en 39 % el de Educación o en 40 % las participaciones para estados y municipios. 7 De hecho, a partir de 2019 la totalidad de las transferencias se realizan a Pemex; es decir, la CFE ya no recibe colchones financieros, como lo evidenciamos en pasadas investigaciones.

Inversiones financieras y otras provisiones en Energía según institución (millones de pesos reales y porcentaje)

Fuente: elaborado por México Evalúa con información de la Cuenta Pública de 2010 a 2021  de la SHCP, del Presupuesto de Egresos 2022 y del Proyecto de Presupuesto de Egresos 2023.
Nota: en 2018 no se ejercieron inversiones financieras y otras provisiones para el ramo de Energía.

Sí, las inversiones financieras en la empresa crecen, pero sus pérdidas patrimoniales también. La brecha entre los activos y los pasivos de la petrolera se pronunció entre 2010 y 2021. Los pasivos superaron a los activos en 208.7 mmdp en 2010, diferencia que llegó a casi 2.5 billones de pesos en 2021. Es decir, la brecha entre pasivos y activos de 2021 es 11.8 veces la de 2010.

Lo anterior obedece a que los pasivos han venido al alza en el periodo de estudio, mientras que los activos se estancaron. 8 Los pasivos crecieron 73.3 % de 2010 a 2021: pasaron de 2.8 billones de pesos a 4.8 billones. En cambio, los activos se contrajeron 8.9 % en el mismo lapso.

La brecha entre activos y pasivos explotó en 2014; llegó a 1.2 billones tras aumentar 296.8 % (886.6 mmdp). Esto se explica principalmente por el aumento de los pasivos a largo plazo, especialmente de la deuda financiera y de la reserva de beneficios para los empleados. La primera aumentó 27.2 % (335.4 mmpd) y la segunda 26.1 % (479.4 mmdp).

Volviendo al comparativo entre administraciones públicas: la brecha entre pasivos y activos aumentó con mayor velocidad en el sexenio anterior, cuando creció 54.5 % en promedio anual; entretanto, en la administración vigente avanza a un ritmo de 11 % por año.

Pemex: activos, pasivos y diferencia de pasivos menos activos (brecha) (millones de pesos reales y porcentaje)

Fuente: elaborado por México Evalúa con información de los reportes financieros de Petróleos Mexicanos  de 2010 a 2021.

Lo que Pemex se llevó (y se está llevando)

Como ven, el costo de oportunidad de las inversiones financieras aumentó en esta administración. En este sexenio han representado alrededor de una cuarta parte de los recursos para la función Salud (28.6 %) o de la función Educación (23.5 %). Mientras que en la anterior equivalieron a 21.2 % de Salud y 16.2 % de Educación. 9

Tan sólo en 2021 Pemex recibió 358 mmdp en inversiones financieras (307 mmdp sin aprobación del Congreso), que se pudieron haber usado para aumentar en 46 % el monto ejercido en Salud, en 39 % el de Educación o aumentar en 40 % las participaciones para estados y municipios en 2021. 10

El Gobierno federal apuesta por Pemex, a pesar de que la empresa NOS representa una pérdida patrimonial. Es un mal negocio para los mexicanos.

* Mariana Campos (@mariana_c_v)  es coordinadora del programa de Gasto Público de México Evalúa. Jorge Cano (@jorge_eCano) y Christopher Cernichiaro (@Chris___CR) son investigadores de tal programa.

 

1 Pesos constantes de 2023.

2 Se considera el lapso 2019 a 2021 porque son los que cuentan con gasto ejercido definitivo.

3 Se considera el lapso 2013 a 2018

4 No se ejercieron recursos en inversiones financieras en el ramo de Energía en 2017 y 2018. En estos años las inversiones financieras totales disminuyeron 95.3 % y 18 %, respectivamente.

5 Battiston, Cruces, Lopez, y Santos (2013) encuentran que el aumento de los indicadores educativos y sanitarios se vincula con mejores indicadores de pobreza en países latinoamericanos entre 1992 y 2006. Battiston, D., Cruces, G., Lopez-Calva, L. F., Lugo, M. A., & Santos, M. E. (2013). Income and beyond: Multidimensional poverty in six Latin American countries. Social indicators research, 112(2), 291-314.  Obtenido aquí.

6 Pesos constantes de 2023.

7 Las cuales se destinan al funcionamiento cotidiano de las instituciones subnacionales, entre las que se encuentran hospitales, universidades y haciendas locales, etcétera (ASF, 2020).

8 Acerca de CFE, sus activos y pasivos han sido iguales y han crecido exactamente al mismo ritmo, por lo que la institución ha registrado un balance equilibrado.

9 Los porcentajes se calcularon en relación con el gasto funcional  promedio de cada sexenio.

10 Las cuales se destinan al funcionamiento cotidiano de las instituciones subnacionales, entre las que se encuentran hospitales, universidades y haciendas locales, etcétera (ASF, 2020).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.