close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que México Evalúa
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la op... México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la operación gubernamental a través de la elaboración de estudios especializados y el desarrollo de indicadores que sirvan para transparentar, evaluar y comparar acciones de gobierno. En México Evalúa tenemos vocación por la incidencia. Buscamos proveer a la sociedad mexicana de parámetros para evaluar al gobierno; y nos interesa ofrecer al Congreso y a los tomadores de decisión ideas y propuestas para mejorar su función en la elaboración de mejores políticas públicas. (Leer más)
Homicidios: más preguntas que respuestas
Es difícil de creer que a pesar de que el fenómeno del crecimiento de la violencia lleva más de seis años en el país, aún no exista claridad en la estadística sobre los homicidios.
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
26 de septiembre, 2013
Comparte

Por: Leonel Fernández Novelo (@leoxnv)

El lunes 23 de septiembre, el periodista Carlos Puig publicó en Milenio un resumen de la información que le fue otorgada por la Unidad de Enlace del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP), tras una petición de información inicialmente denegada y resuelta en audiencia pública en el IFAI. Se trata de la base de datos de “homicidios dolosos presuntamente vinculados con delitos federales” de la Secretaría de Gobernación. Hasta ahora, el gobierno no había hecho pública esta información. Específicamente, se muestra cuál es la distribución de este tipo de homicidios en los municipios entre diciembre de 2012 y mayo de 2013.

El logro de Puig no es menor. Tras siete meses de espera y la intervención del IFAI, la administración actual publicó algo más que una cifra mensual de homicidio agregada a nivel nacional. Este esfuerzo se suma al que han realizado diversas organizaciones de la sociedad civil, entre ellas México Evalúa, para tratar de mejorar la calidad y la transparencia en la información relacionada al fenómeno de la violencia en los últimos años. Para ello, han solicitado al gobierno federal que, entre otras cosas, se transparente la metodología; se desglose la información a nivel municipal y estatal en los periodos mensual y anual; se homologuen y respeten los criterios de comparación para todos los delitos y decomisos y se presente la información en reportes integrales que permitan observar la totalidad del sistema de seguridad y justicia, no sólo de forma aislada o descontextualizada.

Sin embargo, todavía existen retos importantes para mejorar la transparencia y la claridad de la base de datos. En primer lugar, aún falta claridad en la metodología. No basta con publicar información. Además es importante que la metodología correspondiente también sea pública y de fácil acceso. Al momento, la única forma de conocer estos datos y  documentación asociada es mediante solicitudes de información específicas.

Respecto a la metodología, la Secretaria de Gobernación afirma que se siguen los mismos criterios que se utilizaban en el sexenio anterior en la “Base de datos de fallecimientos ocurridos por presunta rivalidad delincuencial”. No obstante, la administración actual cambió el nombre de la misma a “Base de datos de homicidios dolosos vinculados a delitos federales”, lo cual -al menos nominalmente- sugiere implicaciones de medición diferentes. Independientemente del nombre oficial de la base,  aún no existe ningún posicionamiento público que permita el acceso a la metodología ni que explique la razón del cambio de nombre o cuáles son las diferencias o similitudes sobre lo que mide cada una.

Además, otro factor importante con respecto a la falta de claridad en la metodología es que la información inicialmente presentada en los boletines de la Segob criminalizaba a las víctimas, clasificándolas como presuntos delincuentes o personas presumiblemente ajenas a los hechos, sin que existiera una averiguación previa o un veredicto de por medio. Al no contar con información suficiente para saber exactamente cómo se miden y clasifican cada una de las víctimas se incurre en el riesgo de juzgar a priori a los fallecidos y creer que, en su mayoría, las víctimas son invariablemente delincuentes.

En segundo lugar, la base de datos aún no se publica suficientemente desagregada. Con la información obtenida por Carlos Puig ya podemos saber cuál es el total de la distribución geográfica de los homicidios dolosos relacionados con delitos federales a nivel estatal y municipal entre diciembre de 2012 y mayo de 2013, pero no conocemos los cortes mensuales de la información.

Es muy importante contar tanto con la desagregación espacial como con la temporal. La primera nos permite conocer cuál es la distribución geográfica del fenómeno; cuáles son los lugares prioritarios a atender; cuáles son las principales características de éstos y cómo están relacionados con el fenómeno, entre otras cosas. La desagregación mensual les permite a las autoridades y a los ciudadanos entender cuáles son las tendencias del fenómeno, así como cuáles son los eventos, mecanismos o políticas públicas que, a partir de su ocurrencia o implementación, han contribuido a la solución del problema y cuáles no han funcionado.

Tomando lo anterior en cuenta y debido a que el dato sobre homicidios dolosos vinculados a delitos federales se presentaba incompleto, agregado y sin una metodología clara y replicable que lo sustente, la sociedad civil acordó con la Segob que ésta no publicaría más el dato mencionado hasta contar con la información necesaria para dotar de claridad y transparencia a la información, pero que éste estaría disponible para quien lo solicite. Como argumentó Lilian Chapa, investigadora de México Evalúa, “cuando la administración actual publica una cifra sin que medie la base de datos ni la metodología que se sigue para esta contabilización, se incurre en un retroceso costoso, no sólo en términos de transparencia y rendición de cuentas, sino también para el esfuerzo colectivo de dimensionar el fenómeno de violencia”.

Desde febrero de 2013 se han establecido diferentes mecanismos de interlocución con la Secretaría de Gobernación, incluyendo una mesa de diálogo. Esta experiencia nos ha dejado en claro que el manejo de esta información ha sido uno de los grandes errores en la estrategia de comunicación del Gobierno Federal. Además, no se han logrado resolver los problemas de esta base de datos y la confusión  prevalece.

Es difícil de creer que a pesar de que el fenómeno del crecimiento de la violencia lleva más de seis años en el país, aún no exista claridad en la estadística sobre los homicidios. La opacidad en la metodología de la base de datos de la SENSP y el aún limitado acceso a la totalidad de la información han generado más preguntas que respuestas respecto al fenómeno actual de violencia en México y la política de seguridad asociada. Por lo tanto, reiteramos nuestra solicitud para que la Secretaría de Gobernación facilite el acceso a la base de datos, desagregada espacial y temporalmente, así como a la metodología que sustenta dicha información. Sólo así se puede contribuir  a resolver la confusión actual respecto al tema y aumentar la transparencia en materia de seguridad

Finalmente, México Evalúa quiere agradecer a Carlos Puig por habernos compartido las bases de datos que obtuvo de la Unidad de Enlace del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Sabemos el esfuerzo que representó conseguir esta información y agradecemos su interés y contribución para exigir cuentas al gobierno y tener una mayor claridad de lo que sucede en México mediante datos más transparentes y fundamentados.

 

* Leonel Fernández Novelo es investigador de México Evalúa

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.