¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que México Evalúa
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la op... México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la operación gubernamental a través de la elaboración de estudios especializados y el desarrollo de indicadores que sirvan para transparentar, evaluar y comparar acciones de gobierno. En México Evalúa tenemos vocación por la incidencia. Buscamos proveer a la sociedad mexicana de parámetros para evaluar al gobierno; y nos interesa ofrecer al Congreso y a los tomadores de decisión ideas y propuestas para mejorar su función en la elaboración de mejores políticas públicas. (Leer más)
La contraloría social y la efectividad del gasto
El verdadero valor de estas intervenciones y participación ciudadana radica en traducir las acciones en propuestas de valor a los ciudadanos. En ofrecer mejores servicios, mayor seguridad o mejor calidad de vida. Pero ¿cómo nos aseguramos de medir y observar lo relevante?
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
28 de marzo, 2013
Comparte

Por: José F. Tapia

 

La contraloría social de acciones de gobierno ha sido una forma de intervención ciudadana para dar seguimiento, verificación y vigilancia a asuntos de interés público donde se vinculan acciones entre las instituciones del estado mexicano y las que se deriven con particulares.

Estas contralorías operan en gran variedad de ámbitos, pueden existir tantos tipos como líneas de política y acciones de gobierno en sus diversos niveles. Se utiliza, por ejemplo, para monitorear programas de desarrollo social, compras gubernamentales, evaluar la equidad al acceso al sistema de justicia o la observancia de derechos humanos en ámbitos específicos.

El verdadero valor de estas intervenciones y participación ciudadana radica en traducir las acciones en propuestas de valor a los ciudadanos. En ofrecer mejores servicios, mayor seguridad o mejor calidad de vida.  Pero ¿cómo nos aseguramos de medir y observar lo relevante? Un punto de partida para esto es promover los espacios de análisis y discusión que señalen espacios de convergencia entre ciudadanos, expertos y organizaciones de la sociedad civil. Y de ahí identificar acciones y demandas concretas para construir agendas con solicitudes y peticiones claras a la autoridad.

Esta es la forma como ha evolucionado la intervención directa de la ciudadanía en el mundo y en México no es la excepción (algunos ejemplos en el portal de ONG Contraloría Ciudadana para la Rendición de Cuentas, A.C.)

Ahora bien, cuando hablamos de este tipo de contraloría enfocada en el gasto también encontramos ejemplos para observar el uso de recursos y partidas presupuestales en áreas específicas . En este espacio hay también algunos avances. Por ejemplo, tenemos el ejercicio de  transparencia presupuestaria que avanza la Secretaría de Hacienda con organizaciones de la sociedad civil y que nos informa sobre los avances del presupuesto basado en resultados y los resultados del sistema de evaluación del desempeño. Sin embargo, esfuerzos de este tipo aún requieren verse fortalecidos y transitar hacia una rendición de cuentas que integre ámbitos de efectividad, responsabilidad y se evidencie el daño al patrimonio de la nación cuando así suceda.

Una forma de avanzar en este sentido es hacer un monitoreo puntual de cómo se gasta y en qué se gasta. Esta tarea se traduce en informar sobre partidas presupuestales específicas y la manera en que se canalizan recursos y apoyos, pero dando a conocer quién utiliza los recursos y se beneficia de ellos, quién los administra y cuál es el estado de la partida que fue asignada para ello. Y como un punto crítico adicional saber cuál fue el resultado de su ejecución de manera clara, transparente y que muestre el beneficio concreto a la sociedad y su entorno. Todo ello, y ahí el reto, debe suceder sin reservas y de forma transparente.

Esta manera de participar llama a una evolución donde los ciudadanos seamos más proactivos y nuestras propuestas y demandas más visibles. Es la única forma que nos puede asegurar conocer lo que sucede, qué se hace y quién utiliza y administra los recursos públicos.

Esta forma de rendir cuentas de manera abierta y transparente por parte de las instancias de gobierno es una aspiración ciudadana que como tal debe ser avanzada y promovida por nosotros los ciudadanos. Debemos enviar un mensaje claro a todos los niveles y órdenes de gobierno recordando que su labor se sustenta en una mandato ciudadano (democrático) y por tanto no debe ser su ejercicio un beneficio privado, partidista o de grupo.  Es un buen paso para seguir construyendo y fortaleciendo nuestra ciudadanía responsable.

*José F. Tapia, director de estrategia e investigación de México Evalúa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
Comparte