close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que México Evalúa
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la op... México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la operación gubernamental a través de la elaboración de estudios especializados y el desarrollo de indicadores que sirvan para transparentar, evaluar y comparar acciones de gobierno. En México Evalúa tenemos vocación por la incidencia. Buscamos proveer a la sociedad mexicana de parámetros para evaluar al gobierno; y nos interesa ofrecer al Congreso y a los tomadores de decisión ideas y propuestas para mejorar su función en la elaboración de mejores políticas públicas. (Leer más)
Lo poco que sabemos sobre los delitos graves
¿Qué nos dice la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) acerca de delitos graves como homicidio, secuestro, extorsión, lesiones y robo?
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
12 de octubre, 2012
Comparte

Por: Néstor de Buen y Leslie Solís

¿Qué nos dice la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) acerca de delitos graves como homicidio, secuestro, extorsión, lesiones y robo?

La situación de seguridad pública que se vive actualmente nos obliga a recabar toda la información que sea posible con el propósito de entender y así poder atender mejor los fenómenos que ponen en riesgo el bienestar de la población. Es claro que no todos los delitos afectan de la misma manera a las personas. Por esta razón, en este artículo se exploran cinco de los tipos penales más graves, específicamente: robo, extorsión, lesiones, secuestro y homicidio.

La más reciente entrega de la ENVIPE, la cual cuenta con información sobre 2011, es un instrumento útil en este sentido pues en el caso de tres de estos cinco tipos penales (robo, extorsión y lesiones), permite obtener información directamente de las víctimas. Además es posible hacer comparaciones con los datos de la ENVIPE 2011, que presentó datos de 2010.

Puede verse que las tasas de incidencia en extorsión y lesiones por cada cien mil habitantes cayeron frente a las tasas registradas en la encuesta anterior: en el caso de la extorsión la tasa pasó de 7 mil 226 a 5 mil 747, y en el caso de las lesiones, la tasa bajó de mil 549 a mil 201. Por otra parte, la tasa de robo por cada cien mil habitantes creció de 15 mil 65 a 16 mil 301. Cabe mencionar que esta cifra incluye todos los robos y no solamente se refiere a la modalidad violenta, pues dicho dato no se obtiene en la encuesta.

 

¿Qué pasa con el homicidio y el secuestro?

El homicidio, por definición, es un delito difícil de capturar en una encuesta a víctimas, puesto que ya no existe una persona a quién preguntarle sobre el hecho. Por otro lado, la cantidad de información que se obtuvo sobre el secuestro fue mínima, por lo que en los informes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) se agrupó junto con otros delitos que, en conjunto, sólo llegaron a cuatro por ciento del total. Aún con estas limitaciones, en ambas encuestas hay aproximaciones indirectas para el estudio de estos delitos.

En esta edición de la encuesta se preguntó a las personas entrevistadas si sabían de la ocurrencia de ciertos delitos en los alrededores de su hogar, y se incluyeron cuatro de los cinco delitos graves analizados en este artículo (excepto lesiones).

De acuerdo con la percepción de la población, el homicidio es el segundo delito más común de los cinco aquí analizados después del robo, aunque la extorsión y el secuestro tienen niveles cercanos. En la opinión de la gente, estos delitos se redujeron de un año a otro.

Es difícil dimensionar la incidencia de estos delitos con base en la información que se tiene, pues dada la formulación de la pregunta, un homicidio o veinte contarían solo como una respuesta afirmativa. Esto debe ser una señal de alerta, pues delitos tan graves como el secuestro podrían tener niveles de incidencia mucho mayores a los que capturó la ENVIPE.

Este tipo de análisis no es ideal, no obstante, puede no ser tan lejano a la realidad. Como se ve en las gráficas, la proporción entre robos y extorsiones es similar de acuerdo con lo que la gente percibe y lo que las víctimas reportaron. Aunque las cifras muestran resultados aparentemente positivos, es muy difícil sacar conclusiones teniendo información solamente de dos años. Lo óptimo sería tener más encuestas de victimización, con una metodología parecida, para poder estudiar las tendencias a largo plazo.

A pesar de que en este momento es la mejor información que se tiene y sería deseable continuar que se siga obteniendo de la misma forma, es difícil hacer afirmaciones concretas sobre estas cifras debido a su naturaleza, pero apuntan hacia ciertas conclusiones posibles. En primer lugar, puede verse que varios delitos graves se han reducido entre 2010 y 2011, lo que podría significar que la situación empieza a mejorar ligeramente. También vale la pena mencionar que es alarmante que el homicidio, el delito más grave (12.3 por ciento de los encuestados afirmó que hubo homicidios en los alrededores de su vivienda), sea superado sólo por el robo (38.3 por ciento), al menos en la percepción de la población. Esto nos da una idea sobre los alcances recientes de la violencia.

Por último, además de continuar con el levantamiento de este tipo de estas encuestas, es importante encontrar otros métodos para obtener información de ciertos delitos como el homicidio, por ejemplo, preguntando a los miembros de la familia sobre las características y las consecuencias de estos hechos.

*Néstor de Buen y Leslie Solís, investigadores del Programa de Seguridad Pública de México Evalúa.

Síguenos en twitter: @Mexevalua  @Nestor_d

*Ésta fue la última entrega en torno a los resultados de ENVIPE 2012.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.