close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que México Evalúa
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la op... México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la operación gubernamental a través de la elaboración de estudios especializados y el desarrollo de indicadores que sirvan para transparentar, evaluar y comparar acciones de gobierno. En México Evalúa tenemos vocación por la incidencia. Buscamos proveer a la sociedad mexicana de parámetros para evaluar al gobierno; y nos interesa ofrecer al Congreso y a los tomadores de decisión ideas y propuestas para mejorar su función en la elaboración de mejores políticas públicas. (Leer más)
Policía del DF: palos de ciego
La información es un elemento indispensable para poder valorar qué tan seguro es nuestro entorno y para poder llamar a cuentas a las autoridades que han fallado en su función en esta materia. Cuando falta información, casi cualquier versión se vuelve creíble: desde la que sostiene que en el DF no operan cárteles del narcotráfico, hasta la que convierte a esta ciudad en una de las más peligrosas del país.
Por Centro de Análisis de Políticas Públicas
13 de junio, 2013
Comparte

Por: Lilian Chapa Koloffon (@cklilian)

¿Sabe usted, estimado lector defeño, cuántos y cuáles delitos se cometieron el mes pasado en su colonia? ¿Qué tal respecto a la calle en la que vive, o en la que trabaja? Hasta el día de hoy, es prácticamente imposible que usted o cualquiera de nosotros conozca esta información con tal nivel de detalle sobre el lugar que su legítima curiosidad o interés le indique. Los datos disponibles públicamente llegan a nivel delegación, se refieren a averiguaciones previas del fuero común (es decir, de la competencia de las autoridades del Distrito Federal) y los más recientes son de abril.

Lo cierto es que más allá de aquellos hechos delictivos que llegan a los medios de comunicación, a oídos de redes vecinales o a las redes sociales vía reportes ciudadanos, sabemos muy poco de lo que pasa en nuestro entorno a nivel micro; es decir, a nivel colonia, barrio, calle o cuadrante. Hago referencia estos últimos porque son, desde la pasada administración capitalina, la unidad mínima de operación de la Secretaría de Seguridad Pública del DF.

Si se sorprendió de lo mucho que desconocemos los ciudadanos, agárrese: de acuerdo con la respuesta a una solicitud de información realizada precisamente a dicha Secretaría, la policía de la capital del país no cuenta con un reporte estadístico que concentre la incidencia delictiva por cuadrante (al menos hasta finales de 2012, había 865 de ellos y un elemento responsable para cada uno. Como referencia, hay poco más de 1700 colonias en el DF

Imagen1APSolicitud de información folio 0109000035213

¿Cómo se ve un cuadrante?

Imagen2AP

Los marcadores señalan los cuadrantes del sector Nápoles, integrado por cinco colonias aproximadamente.

Y bien, ¿en qué se traduce tal carencia?, podría estar preguntándose en estos momentos. De hecho, el que no se cuente con tal información es un problema relacionado con más de un ámbito: el de planeación y el de rendición de cuentas.

Vamos con el primero. Además de aquellos casos en los que la policía entra en acción para reaccionar a una llamada de emergencia o a una denuncia recibida a nivel de calle, la corporación debe contar con información confiable a partir de la cual pueda planear estrategias enfocadas a la atención de problemas de seguridad específicos y no dar palos de ciego. Es precisamente la información estadística georeferenciada la que permite tanto ubicar dónde ocurre con mayor frecuencia un determinado delito, como detectar patrones criminales. Por ejemplo, en pocas palabras: identificar un cruce vial como el punto en el que se comete la mayor parte de los robos con violencia en una determinada zona para poder diseñar, a partir de tal análisis, una estrategia policial a la medida. Con ello, ni siquiera se estaría inventando el hilo negro; varias corporaciones lo hacen desde hace más de una década. A continuación, un ejemplo.

Concentración de asaltos en el centro de Belo Horizonte, Brasil, año 2000

Imagen3APEn rojo, las zonas de mayor concentración; en azul, las de menor. Información de la Policía Militar de Minas Gerais en este documento.

En el segundo ámbito, la información es un elemento indispensable para poder valorar qué tan seguro es nuestro entorno y para poder llamar a cuentas a las autoridades que han fallado en su función en esta materia. Cuando falta información, casi cualquier versión se vuelve creíble: desde la que sostiene que en el DF no operan cárteles del narcotráfico, hasta la que convierte a esta ciudad en una de las más peligrosas del país. Cada una de ellas obedece a intereses distintos, pero difícilmente se podrán respaldar con evidencia.

No solamente en México la policía es reticente a publicar información que haga posible evaluar su desempeño. Incluso, la Policía Militar de Minas Gerais en Brasil, cuyo programa Policía de Resultados sirvió para ilustrar unas de las líneas anteriores, se vio interrumpido ante la negativa por parte de mandos superiores a adoptar prácticas de evaluación de resultados. Sin embargo, hay casos vigentes que pueden poner algo de luz en medio de la opacidad de las corporaciones policíacas al demostrar que la transparencia no amenaza su investidura. Tal es el caso de la policía del Reino Unido y su herramienta para mapear los incidentes delictivos de los que tuvo conocimiento el mes anterior.

Mapa de incidentes criminales en King’s Cross Road

Imagen4AP

Fuente: www.police.uk

Una mayor efectividad de la labor policiaca está relacionada con el trabajo conjunto con las comunidades por medio de la generación de relaciones de confianza con quienes habitan, trabajan o transitan por sus calles. Construir bases de datos útiles para hacer más eficientes las tareas de la policía puede ser el inicio de un círculo virtuoso al interior de nuestras instituciones locales, en el que efectividad gubernamental y confianza ciudadana van de la mano.
* Lilian Chapa Koloffon es investigadora de México Evalúa.

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte