El éxito de Ruanda - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que quiso decir
Por Rubén Aguilar
Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Cie... Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor en el Departamento de Comunicaciones y Ciencias Políticas de la Universidad Iberoamericana. Publica semanalmente en diversos periódicos y revistas del país. En los años de la Guerra Civil en El Salvador fundó y dirigió la Agencia Salpress del FMLN. En la administración del presidente Fox fue coordinador de la Secretaría Particular de la presidencia (2002-2004) y coordinador de Comunicación Social y portavoz del gobierno (2004-2006). Sus últimos libros en conjunto con Jorge Castañeda son: La Diferencia: Radiografía de un sexenio (2007) y El Narco: La Guerra Fallida (2009) (Leer más)
El éxito de Ruanda
Ruanda es uno de los 20 que más crece en el mundo. Entre 2001 y 2014, el promedio del crecimiento del PIB fue de 9.0% al año. Entre 2007 y 2012 salieron de la pobreza extrema 1.2 millones de ruandeses y se redujo a sólo el 15% de la población. En el marco de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), para 2030 ya nadie vivirá en esa condición.
Por Rubén Aguilar
9 de noviembre, 2015
Comparte

En 1994, hace 21 años, en Ruanda tuvo lugar un genocidio que cobró la vida de entre 800 mil y un millón de personas en tan sólo 100 días. Fue orquestado por grupos extremistas de la etnia Hutu, en contra de integrantes de la etnia Tutsi. Ese pequeño país de África de 26,000 kilómetros cuadrados y 12 millones de habitantes ha dejado atrás esos días y ahora vive otros tiempos.

La transformación es espectacular y objeto de estudio. Las revistas y los grandes periódicos del mundo dan cuenta de lo que ahí ocurre y elogian la gestión del presidente Paul Kagame (58), al que The Economist califica como “uno de los líderes más exitosos de la historia de África”.

El país es uno de los 20 que más crece en el mundo. Entre 2001 y 2014, el promedio del crecimiento del PIB fue de 9.0% al año. Entre 2007 y 2012 salieron de la pobreza extrema 1.2 millones de ruandeses y se redujo a sólo el 15% de la población. En el marco de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), para 2030 ya nadie vivirá en esa condición.

En los últimos años todos los indicadores sociales han mejorado de manera sostenida. Hoy el 98% de los ruandeses tiene acceso a la sanidad pública. En los pasados 10 años el sida y la malaria han caído en 80% y la mortalidad infantil en 60%. La taza de escolarización primaria cubre al 95% de los niños y niñas, según el Banco Mundial (BM).

El presidente Kagame, tutsi católico, subió al poder en 2000, producto de un golpe de Estado y ganó de manera aplastante, con el 95% de los votos, las elecciones presidenciales de 2003 y 2010. Lleva en el poder 15 años. The Economist Inteligence Unit considera que Ruanda es un país “en transición a la democracia”.

Los especialistas sostienen que la explicación de los cambios profundos son la estabilidad política y el ambiente propicio al desarrollo, que implica, entre otras cosas, facilitar las inversiones y darles certidumbre. Ruanda en el índice Doing Business del BM ocupa el lugar 46 de un total de 200 países.

El proyecto que impulsa el presidente Kagame tiene cinco grandes áreas: nuevo modelo productivo, desarrollo rural, productividad, empleo juvenil y transparencia gubernamental. Implica también la creación de zonas económicas especiales, para la industria y el turismo.

Ruanda es hoy el país más seguro y tranquilo de África. La comunidad internacional reconoce que esto se debe al gobierno “fuerte” del presidente Kagame, dirigente del Frente Patriótico Ruandés (FPR), y ante tal éxito tiende a justificar el autoritarismo del actual presidente.

A pesar del éxito económico, el 90% de la población vive todavía de la agricultura de subsistencia. El crecimiento demográfico del 2.7% anual genera presión sobre el empleo, para el 2020 la población será de 16 millones. A estos problemas se añaden los de carácter político. La Constitución no permitía a Kagame un tercer mandato consecutivo.

Ante esto, el presidente con el respaldo de 3.7 millones de ruandeses, de los seis millones que pueden votar, reformó la Constitución para presentarse a las elecciones por tercera vez. Su triunfo es seguro y obtendrá más del 90% de los votos como ha sucedido en las dos anteriores elecciones. El éxito de Ruanda y de la gestión de Kagame son evidentes, pero falta todavía mucho para que el país establezca una democracia madura.

 

@RubenAguilar

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.