close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que Quiso Decir
Por Rubén Aguilar
Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Cie... Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor en el Departamento de Comunicaciones y Ciencias Políticas de la Universidad Iberoamericana. Publica semanalmente en diversos periódicos y revistas del país. En los años de la Guerra Civil en El Salvador fundó y dirigió la Agencia Salpress del FMLN. En la administración del presidente Fox fue coordinador de la Secretaría Particular de la presidencia (2002-2004) y coordinador de Comunicación Social y portavoz del gobierno (2004-2006). Sus últimos libros en conjunto con Jorge Castañeda son: La Diferencia: Radiografía de un sexenio (2007) y El Narco: La Guerra Fallida (2009) (Leer más)
Historia de un crimen: Colosio
La serie de Netflix cumple con creces su propósito de ofrecer un producto bien hecho, interesante y que entretenga a audiencias muy grandes y en muy distintos países. No se le puede pedir más.
Por Rubén Aguilar
27 de junio, 2019
Comparte

A 25 años del asesinato de Luis Donaldo Colosio (Jorge A. Jiménez), Netflix (2019) lanza una serie de ocho capítulos que pretende responder a preguntas de lo que sucedió el 23 de marzo de 1994 y sobre quienes fueron los responsables. En esta versión el desarrollo de la trama no se centra en el candidato asesinado sino en su esposa Diana Laura Riojas (Isle Salas) y el jefe de la policía de Tijuana, José Federico Benítez (Alberto Guerra). El enfoque es distinto y resulta original.

La serie empieza por el asesinato de Colosio en manos de Mario Aburto Martínez (Jorge Antonio Guerrero), que es la versión oficial, para después, en los siguientes siete capítulos, tratar de responder a dos preguntas centrales: ¿Quién lo mató? ¿Quién lo mandó matar? Y está también presente la tragedia de Diana Laura y su lucha contra el cáncer.

Los guionistas tienen acceso a los expedientes desclasificados el año pasado que plantean nuevas dudas en versión de quienes ya se han acercado a ellos. En la serie están todos los hombres que, de una u otra manera, tuvieron que ver con los hechos: Carlos Salinas de Gortari (Ari Brikman), Raúl Salinas de Gortari (Martín Altomaro), Manuel Camacho Solis (Enrique Arreola), José María Córdoba Montoya (Pedro de Tavira), Ernesto Zedillo Ponce de León (Herán del Riego),  Manlio Fabio Beltrones (Juan Carlos Medellín), Líebano Sáenz (Everardo Arzate), José Francisco Ruiz Massieu (Omar Medina) y Miguel Montes (Marco Treviño) entre otros.

En el desarrollo de la trama en ningún caso se culpa a nadie en lo particular, pero se plantean dudas razonables, a partir de datos objetivos, sobre cuál pudo ser el papel del presidente Salinas, Beltrones, Camacho, Córdoba Montoya y Zedillo. Siempre vistos desde la óptica de Diana Laura que duda de las versiones oficiales y de las conclusiones del fiscal que ella misma eligió, para aclarar lo que había sucedido.

La dirección de Hiromi Kamata y Natalia Beristáin es buena y también el trabajo de todos los actores, en especial el de Ilse Salas en el papel de Diana Laura. A amigos periodistas extranjeros que vieron la serie les pareció muy interesante e incluso apasionante. Pienso que está bien construida y teje una historia que resulta interesante y tiene un ritmo que la hace entretenida.

Es muy difícil aportar algo nuevo a la historia del asesinato de Colosio a 25 años de haber ocurrido, de un archivo de más de 10 mil fojas que tiene el caso, de cuatro fiscales especiales que se hicieron cargo de la investigación, de la duda de la sociedad sobre lo que desde un principio planteó el gobierno y de las muy distintas versiones que existen sobre los sucesos que van desde la existencia de varios Aburtos y dos distintos asesinos.

Una buena parte de los personajes que han sido relacionados con el caso siguen con vida. Los creadores y responsables de la serie mantienen la versión de los hechos en un espacio donde se plantean dudas e hipótesis, pero no se va más allá. Cada uno de los televidentes mexicanos tiene una versión de los hechos y en su gran mayoría no acepta la que desde un principio dio el gobierno del presidente Salinas.

En crímenes como los de Colosio siempre queda la pregunta si es posible llegar a saber lo que realmente sucedió. La serie cuestiona la versión oficial y abre el espacio de la duda, pero no se compromete con una versión nueva y distinta. Se mantiene en el margen de lo prudente y políticamente correcto.

La serie de Netflix cumple con creces su propósito de ofrecer un producto bien hecho, interesante y que entretenga a audiencias muy grandes y en muy distintos países. No se le puede pedir más. Es un trabajo profesional serio. Su propósito no es ofrecer una nueva versión del asesinato, pero sí plantear dudas razonables que hacen de la serie un producto que vale y se vende.

Historia de un crimen: Colosio

Título original: Crime Diaries: The Candidate

Producción: Netflix, 2019

Dirección: Hiromi Kamata y Natalia Beristáin

Guión: Andrés Burgos; Alejandro Gerber Bicecci; Itzel Lara y Rodrigo Santos

Música: Pascual Reyes

Fotografía: Alberto Anaya Adalid

Con: Ilse Salas, Jorge A Jiménez, Alberto Guerra, Gustavo Sánchez Parra, Jorge Antonio Guerrero, Martín Altomaro, Lisa Owen, Ari Brickman, Hernán del Riego, Enrique Arreola y muchos más.

@RubenAguilar 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.