close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que Quiso Decir
Por Rubén Aguilar
Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Cie... Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor en el Departamento de Comunicaciones y Ciencias Políticas de la Universidad Iberoamericana. Publica semanalmente en diversos periódicos y revistas del país. En los años de la Guerra Civil en El Salvador fundó y dirigió la Agencia Salpress del FMLN. En la administración del presidente Fox fue coordinador de la Secretaría Particular de la presidencia (2002-2004) y coordinador de Comunicación Social y portavoz del gobierno (2004-2006). Sus últimos libros en conjunto con Jorge Castañeda son: La Diferencia: Radiografía de un sexenio (2007) y El Narco: La Guerra Fallida (2009) (Leer más)
La cerámica de Hugo X. Velázquez
A manera de explicación sobre el trabajo de Hugo X. Velázquez (1929-2010), María Luisa Puga afirma que “de cerámica no sabía nada antes de escribir el libro y dudo que sepa mucho más ahora, pero sí descubrí lo que es el amor a un oficio”.
Por Rubén Aguilar
13 de septiembre, 2019
Comparte

Raquel Tibol (1923-2015) escribió en la revista Proceso (07.05.1983) una reseña del libro La cerámica de Hugo X. Velázquez, Cuando rinde el horno (Martín Casillas Editores, 1983) de María Luisa Puga (1944-2004), donde afirma que “son escasos en la literatura sobre arte mexicano los trabajos dedicados a la cerámica de autor” y que este libro puede considerarse “el primero de su tipo”. El Proemio de la obra es de esta crítica de arte.

 

La autora aborda el trabajo de Hugo X. Velázquez (1929-2010), en seis capítulos y una conclusión. 1) El cuerpo de la cerámica; 2) Formar; 3) Vidriar; 4) Quemar; 5) El mural; 6) Una biografía escueta. En el texto hay 54 fotografías, la mayoría son de piezas elaboradas por el artista, pero algunas son de él y de su taller en Cuernavaca. Y con el libro viene un sobre con seis fotografías a color de piezas del ceramista.

 

Tibol dice de la obra que Puga “ha actuado como testigo y cómplice, y el resultado es un retrato verista muy rico del creador-artesano en el proceso de producción. Este retrato nos ha dado un Hugo Velázquez exaltado, obsesivo, perfeccionista, instaurador de sus propias convenciones para tumbar cualquier barrera entre la vida privada y la profesional”.

 

Y añade que “el retrato transcurre de puertas adentro. Se evocan relaciones de las etapas formativas; pero no aparecen las desarrolladas después, cuando Hugo Velázquez y otros colegas ceramistas y diseñadores de objetos se empeñaron por incrementar en el medio mexicano una conciencia gremial entre los propios artistas y una conciencia estética entre el público o entre los consumidores”.

 

“La cerámica, dice Tibol, se presta a la colaboración entre el artesano y el artista, al intercambio de conocimientos e influencias. Sostiene Vasconcelos en El desastre que todo el renacimiento de la cerámica nacional en México parte del viaje que Enciso y Montenegro hicieron en 1921 a Oaxaca, donde en un mano a mano con los artesanos tradicionales decoraron unos platos”.

 

En versión de Vasconcelos, “esos platos fueron las primicias de lo que posteriormente se desarrolló como una industria artística. Apoyaba su afirmación en este principio: “No se improvisan ni salen espontáneamente del pueblo las industrias y las artes, sino que constantemente hace falta la intervención del artista culto para iniciar o para resucitar la producción artística”.

 

Puga en A manera de explicación, en la parte inicial del texto, cuenta como entró en contacto con Velázquez y la manera en que abordó el texto que construyó que fue a través de que ella y el artista “platicaríamos grabando”. Y afirma que “de cerámica no sabía nada antes de escribir el libro y dudo que sepa mucho más ahora, pero sí descubrí lo que es el amor a un oficio”. En 1987 leí el libro y recientemente lo volví a ver. Es un texto bien escrito que resulta interesante.

La cerámica Hugo X. Velázquez

Cuando rinde el horno

Maria Luisa Puga

Martin Casillas Editores

México, 1983

pp. 161

@RubenAguilar

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.