close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que Quiso Decir
Por Rubén Aguilar
Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Cie... Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor en el Departamento de Comunicaciones y Ciencias Políticas de la Universidad Iberoamericana. Publica semanalmente en diversos periódicos y revistas del país. En los años de la Guerra Civil en El Salvador fundó y dirigió la Agencia Salpress del FMLN. En la administración del presidente Fox fue coordinador de la Secretaría Particular de la presidencia (2002-2004) y coordinador de Comunicación Social y portavoz del gobierno (2004-2006). Sus últimos libros en conjunto con Jorge Castañeda son: La Diferencia: Radiografía de un sexenio (2007) y El Narco: La Guerra Fallida (2009) (Leer más)
Lo que pasa cuando no se tiene humor
En esta primera novela de Milan Kundera, Marketa, fiel comunista, delata a Ludvik, su novio, y muestra a las autoridades una carta bromista que le ha enviado y que pone en su contra a todo el aparato del Estado. Se le cierran todas las puertas y ahora es un marginado que es mal visto por la sociedad. Es un enemigo del régimen comunista. Él no termina de saber lo que sucede y su vida se vuelve un caos.
Por Rubén Aguilar
12 de julio, 2019
Comparte

La broma (Seix Barral, 1985) es la primera novela de Milan Kundera (1929) y en ella cuenta la historia de Ludvik Jahn, un universitario afiliado al Partido Comunista de Checoslovaquia (PCCH) por una convicción verdadera. Allí conoce a Marketa que no tiene sentido del humor.

Él y ella se escriben y un día éste le manda una carta donde en son de broma, no de burla o de crítica, le habla de una Checoslovaquia ocupada por las tropas rusas, en el contexto de la Guerra Fría, y termina con: “¡El optimismo es el opio del pueblo!”.

Antes de que ocurra esta broma se presenta el retrato de una Europa del Este donde la sociedad funciona muy bien y sus ciudadanos llevan una buena vida. El régimen comunista es quien garantiza el estado de bienestar que se tiene y también la paz. Esa situación idílica se ve transformada por la broma. De un día para otro la vida de Ludvik cambia.

Marketa, fiel comunista, delata a su novio y muestra a las autoridades la carta que le ha enviado. Todo el aparato del Estado se arroja sobre Ludvik, el bromista. Se le cierran todas las puertas. Ahora es un marginado que es mal visto por la sociedad. Es un enemigo del régimen comunista. Él no termina de saber lo que sucede y su vida se vuelve un caos.

Su inocente broma tiene efectos devastadores en su vida. Sus consecuencias lo van a perseguir siempre y en donde esté. No hay posibilidad de volver atrás. En su interior se instala el deseo de venganza de todos aquellos que le expulsaron del partido y le arrebataron la vida que tenía.

Es una novela coral donde la historia es contada por cuatro narradores, el principal es Ludvik. Los seis capítulos que integran la novela se narran de manera individual y el último por tres de los mismos. Los distintos narradores aportan su punto de vista sobre lo que ocurre.

En esta, la primera novela de Kundera ya se ve su interés por hacer presente la reflexión filosófica, psicológica y social. En sus historias el mundo de las ideas juega un papel central. En el encuentro y el desencuentro de sus personajes, en sus problemas y contradicciones siempre está presente la búsqueda de la explicación y el sentido de lo que pasa.

Algunos críticos ven en el personaje de Ludvik el alter-ego de Kundera -que vivió en la Checoslovaquia socialista y de la Guerra Fría- la acción de un régimen autoritario y represor que lo censuró, lo persiguió y lo segregó por no pensar como se le exigía.

La Broma

Milan Kundera

Editorial Seix Barral

Biblioteca Breve

España, 1985

pp. 328

Versión original. En 1967 Milan Kundera publica en checo la novela. La traducción al español es de Fernando de Valenzuela.

@RubenAguilar

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.