Londres y el poderoso mensaje de Sadiq Khan - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que quiso decir
Por Rubén Aguilar
Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Cie... Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor en el Departamento de Comunicaciones y Ciencias Políticas de la Universidad Iberoamericana. Publica semanalmente en diversos periódicos y revistas del país. En los años de la Guerra Civil en El Salvador fundó y dirigió la Agencia Salpress del FMLN. En la administración del presidente Fox fue coordinador de la Secretaría Particular de la presidencia (2002-2004) y coordinador de Comunicación Social y portavoz del gobierno (2004-2006). Sus últimos libros en conjunto con Jorge Castañeda son: La Diferencia: Radiografía de un sexenio (2007) y El Narco: La Guerra Fallida (2009) (Leer más)
Londres y el poderoso mensaje de Sadiq Khan
Sadiq Khan, elegido por los londinenses como su primer alcalde musulmán, envía un mensaje poderoso a los musulmanes europeos, no solo británicos: si se está dispuesto a la integración, sin dejar sus creencias religiosas, se puede llegar muy lejos.
Por Rubén Aguilar
26 de julio, 2016
Comparte

La gran mayoría de los habitantes de Londres que votaron a favor de quedarse en la Unión Europea (UE) semanas atrás, decidieron desmarcarse de las posiciones xenófobas, ultranacionalistas e islamófobas que van en ascenso en el Reino Unido y otros muchos países, y en las pasadas elecciones por la alcaldía eligieron a Sadiq Khan (Londres, 46), quien se convierte en el primer alcalde de religión musulmana de la ciudad.

Los electores se identificaron con el hombre que viene de abajo y se ha superado. Competía contra un millonario de religión judía. No tiene la exquisita formación de su antecesor, Boris Johnson, hombre culto y brillante orador, ahora Ministro de Relaciones de la Gran Bretaña. Él es un ciudadano de clase media y con una historia como la de cientos de miles de londinenses.

 

Hijo de emigrantes de Pakistán, nació en Tooting, un barrio de la periferia londinense donde siempre ha vivido. Su padre ha sido chofer de esos típicos autobuses rojos de dos pisos que circulan por Londres y su madre es costurera. Tiene seis hermanos. Estudió siempre en escuelas públicas. Es abogado y se ha dedicado a la defensa de los derechos humanos.

Ha ido en peregrinación a La Meca y reza en una mezquita cerca de su casa. No usa barba y su esposa e hijas no utilizan el velo. Demuestra con su vida y convicciones progresistas que para ser un buen creyente no hay que ser un fanático. Él mismo se ha definido como “un musulmán que lucha contra el extremismo”.

En 2015 llegó al parlamento representando al distrito de Tooting, donde siempre ha vivido. Pertenece al sector más progresista del Partido Laborista. En su momento votó en contra la guerra de Irak, que apoyó el entonces primer ministro Tony Blair. Ha votado a favor de los matrimonios gay. Se pronunció a favor de la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea.

En su campaña para la alcaldía habló de la necesidad de impulsar programas de vivienda de bajo costo, congelar los precios del transporte, combatir con más fuerza la contaminación y luchar contra la inseguridad. Sostuvo también la necesidad de una mayor tolerancia e inclusión social.

Muchos estudios revelan las grandes diferencias culturales que existen entre los musulmanes y el resto de los habitantes del Reino Unido. Se habla de la dificultad y el reto que supone su integración. Hay muchos de ellos que de manera intencional optan por aislarse y vivir en un apartheid autoimpuesto. Dejan de luchar por sus derechos y la integración con todas sus ventajas.

Khan es un ejemplo de que es posible prosperar e integrarse sin dejar de ser lo que se es. Su condición de alcalde envía un mensaje poderoso para los musulmanes europeos, no solo británicos, de que si se está dispuesto a la integración, sin dejar sus creencias religiosas, se puede llegar muy lejos. Es una esperanza y una alternativa a los jóvenes que se inscriben en movimientos terroristas, que no ofrecen ninguna salida. ¡Vivan los londinenses que votaron por este musulmán! Son un ejemplo de apertura e inclusión social.

 

@RubenAguilar

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.