close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo que Quiso Decir
Por Rubén Aguilar
Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Cie... Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor en el Departamento de Comunicaciones y Ciencias Políticas de la Universidad Iberoamericana. Publica semanalmente en diversos periódicos y revistas del país. En los años de la Guerra Civil en El Salvador fundó y dirigió la Agencia Salpress del FMLN. En la administración del presidente Fox fue coordinador de la Secretaría Particular de la presidencia (2002-2004) y coordinador de Comunicación Social y portavoz del gobierno (2004-2006). Sus últimos libros en conjunto con Jorge Castañeda son: La Diferencia: Radiografía de un sexenio (2007) y El Narco: La Guerra Fallida (2009) (Leer más)
Pérdida irreparable
De todas las lenguas indígenas que se hablan en el país, 31 de ellas están en muy alto riesgo y alto riesgo de desaparecer. Éstas se encuentran en 14 estados.
Por Rubén Aguilar
4 de junio, 2019
Comparte

El Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) recuerda que en México existen 11 familias lingüísticas y 68 lenguas con 364 variantes con motivo de la celebración del Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

La ONU con esta celebración pide a los estados miembros asuman la gravedad de la pérdida de las lenguas originarias y emprendan acciones, para evitar que siga sucediendo.

De todas las lenguas indígenas que se hablan en el país, 31 de ellas están en muy alto riesgo y alto riesgo de desaparecer. Éstas se encuentran en 14 estados. Siete están en Campeche, seis en Chiapas, seis en Sonora, cinco en Quintana Roo y cinco en Baja California. En Oaxaca hay tres y dos en Chihuahua, el Estado de México y Veracruz. Y una en Coahuila, Tabasco, Puebla y San Luis Potosí.

Hay diferencia en el estado que guardan cada una de estas lenguas. Algunas tienen menos de 100 hablantes y otras hasta 10,000, pero ya no hay transmisión generacional. En estos casos las nuevas generaciones ya no están hablando la lengua materna y así no hay ninguna posibilidad de que éstas se puedan conservar. Existen casos donde la pérdida será irreparable como el Kiliwa en Baja California que tiene solo tres hablantes o el maya Awakateco con diez.

El INALI propone dos grandes métodos, para iniciar la revitalización de las lenguas indígenas: el “Nido de Lengua” y la documentación.

En el primer caso un grupo de hablantes de la lengua, generalmente adultos mayores que son los que la conocen mejor, se reúnen con grupos de niños, para transmitirles la lengua. La documentación de la lengua, vital en el caso de las que están en alto riesgo de desaparecer, implica registrar su léxico y la manera cotidiana del habla original. Estos procesos, advierte el INALI, son lentos, paulatinos y orgánicos. Los resultados de la revitalización de la lengua se podrán ver en una o dos generaciones.

El Estado (gobierno y sociedad civil) debe trabajar en la revitalización de las lenguas indígenas en el marco de un plan nacional de emergencia. La situación es muy grave y si ahora, no mañana, no se hace algo importante se pueden perder la mitad de las lenguas indígenas que todavía se hablan en el país.

@RubenAguilar

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.