Renga, inútil democracia - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Mente Social
Por Guido Lara
Guido Lara es Presidente Fundador de LEXIA. Doctor en Teoría de la Comunicación y Métodos de I... Guido Lara es Presidente Fundador de LEXIA. Doctor en Teoría de la Comunicación y Métodos de Investigación Social por la Universidad Complutense de Madrid y comunicólogo de la Ibero. Ha asesorado campañas presidenciales, diseño de políticas públicas, modelos de negocio, construcción de marcas y mensajes publicitarios. Experto en consultoría basada en insights para generar soluciones de mercadotecnia, branding y comunicación. A caballo entre la capital del imperio azteca y la capital del imperio “yanqui”. Con su mirada de analista e intérprete de lo social nos pone un espejo para reflejarnos en las realidades, distintas pero ya no distantes, de México y Estados Unidos. (Leer más)
Renga, inútil democracia
Así como está hoy, esta democracia no nos sirve ni nos llevará muy lejos. Necesita un profundo replanteamiento, hay que repensarla y concebir nuevos mecanismos que vayan más allá de las cíclicas reformas electorales que se han convertido en obras maestras del “gatopardismo” (la estrategia para cambiar algo, para que todo siga igual).
Por Guido Lara
13 de mayo, 2015
Comparte

Entre el clavel y la rosa, su majestad es coja 

Quevedo

 

¡Usted escoja! nos abruma la spotiza a la que nos hemos visto sometidos, pero, señora Democracia: usted es coja.

Usted es coja porque solo le funciona, más o menos bien, una pierna. La que le sirve para procesar civilizadamente el acceso al poder. El antes IFE, ahora INE, organiza bien el proceso, miles de ciudadanos se incorporan a vigilar que los votos sean correctamente emitidos y contados. El fraude electoral se limita a los márgenes, sucede, pero leve. Hay que erradicarlo sin duda, pero suponer que todos nuestros problemas acabarían cuando lográramos eliminarlo ha sido un espejismo. Hemos pagado cara nuestra ingenuidad. Tampoco será suficiente resolver las inequidades del proceso y el catálogo de mañas de todos los partidos (El Verde es campeón, pero todos le entran). Quedarnos allí seguiría siendo ingenuamente insuficiente.

Señora Democracia, lo que le impide caminar, lo que la hace renquear y casi la tiene postrada en el suelo es que tiene fracturado un fémur, el hueso más largo del cuerpo humano, el hueso más importante para darle a la vez estabilidad y movimiento. Se le fracturó el hueso que le conecta con la tierra, con la realidad, con la gente.

Si la pata del acceso civilizado al poder le funciona bien, la otra, la de mecanismo para identificar las necesidades de las personas y resolver sus problemas, definitivamente no. Está roto, está hecho añicos.

En el maremágnum de las campañas es difícil ubicar una idea importante, una solución de fondo, algo que pueda transformarse en un beneficio real para la gente. Si los candidatos no son capaces de escribirla y decirla, imagínate lo lejos que están de poder hacerla.

Por eso la democracia no está siendo eficaz para solucionar los problemas de fondo que afectan a todo nuestro cuerpo social: impunidad, ignorancia, miseria, violencia, corrupción, estancamiento económico, etc.

Inmersos es una profunda crisis política, económica y social que afecta al país y a su gente, el actual proceso electoral más que mostrarnos un camino de salida, nos hunde un poco más.

Lamentablemente las elecciones del 7 de junio servirán para seguirnos hundiendo, en lugar de sacarnos del lodo. Ya es tarde para modificar esta tendencia descendente, lo que si podemos hacer ¡desde ya! es ir concibiendo la forma de recuperar el sentido último de la democracia.

Qué bien que nos está sirviendo para procesar pacíficamente Quién accede al poder pero, lo que nos urge es que sirva para clarificar y determinar Para qué se le da ese poder – no para beneficiarse y enriquecerse vulgarmente sino para generar bienes públicos, instituciones y programas que mejoren las condiciones de vida y horizontes de los mexicanos.

Así como está hoy, esta democracia no nos sirve, no nos llevará muy lejos, no podremos caminar bien, ya no digamos correr.

Necesita un profundo replanteamiento, hay que repensarla y concebir nuevos mecanismos que vayan más allá de las cíclicas reformas electorales que se han convertido en obras maestras del “gatopardismo” (la estrategia para cambiar algo, para que todo siga igual). Es la hora de los ciudadanos y de nuevos movimientos sociales enfocados en restaurarle la pierna fracturada a “La señora Democracia”.

Ni modo, la democracia es algo muy serio e importante, para dejarla en manos de los políticos.

 

@GuidoLara

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts