close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
México ¿cómo vamos?
Por México cómo vamos
México ¿cómo vamos? es un esfuerzo constante y continuo de un grupo plural de expertos en econ... México ¿cómo vamos? es un esfuerzo constante y continuo de un grupo plural de expertos en economía y política pública, cuyo objetivo es definir metas para crecer y generar empleos a través del seguimiento puntual a diversos índices de coyuntura económica. Buscamos aportar a la discusión de los temas más importantes para la agenda del país así como coordinar los esfuerzos realizados por los diferentes actores para maximizar el impacto de las políticas públicas. Estamos convencidos que debatir y dar seguimiento a los temas que se consideran fundamentales para el país contribuirá a lograr el crecimiento y los empleos que todos queremos. (Leer más)
De música, bailes y datos: el informe del presidente
El informe de actividades presentó pocos argumentos nuevos; mucho de lo mencionado se había visto ya en las conferencias matutinas de todos los días, y algunas declaraciones resultan demasiado abstractas como para proporcionar información comprobable.
Por México cómo vamos
2 de julio, 2019
Comparte

Por: Ana Gutiérrez (@AnaBee92) y Valeria Mendiola (@ValeMendiola)

El presidente López Obrador ha demostrado ser una persona que se siente cómoda bajo los reflectores. Las conferencias de cada mañana y los viajes a los estados los fines de semana para presentar los programas sociales del gobierno son prueba de ello. La culminación de este gusto por ser el personaje principal se observó con la organización de un informe de actividades a un año de su elección. El presidente llevaba semanas anunciando que él presentaría “sus otros datos” para mostrar los avances en la economía. Finalmente, el 1° de julio llegó, y entre música y bailes presentó sus datos cuidadosamente escogidos.

En el evento llevado a cabo en el Zócalo, el presidente hizo énfasis en ciertas cifras, al mismo tiempo que omitía otras. En este artículo analizamos algunos puntos de lo que se dijo y no se dijo en materia económica.

En materia laboral, el presidente hizo alusión al número de empleos formales que se han generado en lo que va del año de acuerdo con el IMSS. La cifra de “más de 300 mil empleos” en los primeros 5 meses de 2019 no dice mucho si no se compara con otros años. En específico, lo que al presidente le faltó mencionar es que el número de empleos que se han generado este año es la cifra más baja para el mismo periodo desde 2013. Adicionalmente, si se compara el número de empleos formales generados durante los primeros 6 meses de cada administración, se observa que durante el gobierno actual en realidad se han eliminado más de 75 mil plazas, mientras en el caso de Felipe Calderón se crearon casi 91 mil y en el de Enrique Peña Nieto casi 60 mil.

Sobre este mismo tema, decidió también repetir su afirmación de que, en lo que va de su gobierno, el salario mínimo aumentó en 16%, “algo que no ocurrió en los 36 años del periodo neoliberal”. Esta declaración es inequívocamente falsa: entre 1983 y 2018 hubo aumentos en el salario mínimo mayores a 16% en 13 ocasiones.

El presidente también mencionó cifras sobre la política energética, y particularmente, sobre la producción petrolera. Aunque el presidente insista en argumentar que se ha detenido la caída en la producción, los datos hablan por sí mismos. De acuerdo con datos oficiales de PEMEX, la producción de crudo cayó 0.8% durante mayo respecto a abril, acumulando 3 meses consecutivos de decrementos. En términos anuales, la caída fue de 10.1%, con lo cual se registraron 8 meses consecutivos de caídas en la comparación anual.

Por otro lado, después de que en varias “mañaneras” el presidente enfatizara que el consumo iba por buen camino, comentó que las ventas de las tiendas de autoservicio y departamentales habían crecido 5.4% durante mayo. Sobre este dato, al presidente le faltó precisar que el crecimiento real – tras ajustar por efectos inflacionarios – fue de apenas 1.1%, y que al comparar las cifras desde que inició su administración, estas ventas han tenido un crecimiento positivo en términos reales durante únicamente 1 de los 6 meses de los que se tienen datos.

Pero también se mencionaron algunos logros; cierto es que en los seis meses que van del nuevo gobierno, la inflación ha disminuido: mientras que la tasa promedio anual de inflación entre la primera quincena de diciembre 2017 y la de mayo 2018 fue 5.3%, la tasa en el mismo periodo de 2018 a 2019 fue 4.3%.

Asimismo, el presidente López Obrador dijo que en el periodo, “el peso es la moneda que más se ha fortalecido en el mundo con relación al dólar”. Al analizar el desempeño de las monedas más cotizadas en el mundo entre el primero de diciembre y el primero de julio, la moneda mexicana se ha apreciado 6.6%, más que el yen japonés, cuyo valor ha aumentado 4.8%, y más que el franco suizo, que se apreció 1.0%. Incluso se ha apreciado más que monedas de países emergentes comparables con México, como la lira turca, la cual se depreció 7.1% y el real brasileño, que no registró avances ni pérdidas respecto al dólar.

Sin embargo, muchas de las declaraciones hechas estuvieron rodeadas de ambigüedad, como frecuentemente es el caso en las conferencias matutinas o en las apariciones públicas del presidente. Al hablar del crecimiento económico, por ejemplo, López Obrador dijo que “aunque poco, la economía está creciendo”; es una de las raras ocasiones en las que el presidente se ha acercado a admitir que el crecimiento del país no está llegando a la meta establecida de 4% anual.

Y es cierto: en el primer trimestre del año, el primero que se puede considerar como responsabilidad de la administración, la economía aumentó 0.1% respecto al año anterior; sin embargo, aunque el bajo crecimiento se puede atribuir en parte a las dificultades que enfrenta un nuevo gobierno, al comparar con el inicio de administraciones anteriores se observa que la única administración en los últimos 24 años que ha tenido un inicio más difícil es la de Ernesto Zedillo, la cual tuvo un crecimiento de -1.9% anual en su primer trimestre. En contraste, las administraciones de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto crecieron 1.9%, 2.2% y 2.7% en el periodo.

En resumen, el informe de actividades presentó pocos argumentos nuevos; mucho de lo mencionado se había visto ya en las conferencias matutinas de todos los días, y algunas declaraciones resultan demasiado abstractas como para proporcionar información comprobable. Decir, pues, que “ya no se tolera ni se permite la corrupción desde la Presidencia de la República” o que “están prohibidos el nepotismo, el amiguismo, el influyentismo y cualquier otra práctica propia del antiguo régimen” poco aporta para un análisis riguroso de los primeros seis meses de gobierno, o el primer año de la “cuarta transformación”. En el futuro se necesitarán cuentas más claras para evaluar adecuadamente el progreso económico logrado por la nueva administración.

@MexicoComoVamos

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.