Trump y la normalización de lo impensable - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
México ¿cómo vamos?
Por México cómo vamos
México ¿cómo vamos? es un esfuerzo constante y continuo de un grupo plural de expertos en econ... México ¿cómo vamos? es un esfuerzo constante y continuo de un grupo plural de expertos en economía y política pública, cuyo objetivo es definir metas para crecer y generar empleos a través del seguimiento puntual a diversos índices de coyuntura económica. Buscamos aportar a la discusión de los temas más importantes para la agenda del país así como coordinar los esfuerzos realizados por los diferentes actores para maximizar el impacto de las políticas públicas. Estamos convencidos que debatir y dar seguimiento a los temas que se consideran fundamentales para el país contribuirá a lograr el crecimiento y los empleos que todos queremos. (Leer más)
Trump y la normalización de lo impensable
Lo que hoy nos asusta de nuestros vecinos es lo que ya normalizamos, a nuestro modo, desde hace lustros.
Por México cómo vamos
22 de noviembre, 2016
Comparte

Por: Luis Sánchez Mier

Lo impensable. Donald Trump ganó las elecciones. ¿Y ahora qué? ¿Qué hacer como país? ¿Como mexicanos? Diversas voces en la prensa de los Estados Unidos exhortan a no “normalizar” lo que ocurre. Y ocurre mucho.

Durante la campaña el ganador cuestionó y ridiculizó la igualdad ante la ley, las libertades de expresión, prensa, conciencia, comercio y tránsito. Principios fundamentales del liberalismo que aparecieron en su retórica como obstáculos a la grandeza de Estados Unidos. Todo indica que esa retórica guiará su agenda política. En su primera entrevista como presidente electo, Trump sugirió que deportará o encarcelará de dos a tres millones de migrantes indocumentados con antecedentes penales. Además, políticas de la administración Obama como DACA y DAPA, que protegen a padres e hijos indocumentados con permisos laborales y un camino a la ciudadanía podrían desaparecer. El equipo de transición mantiene abierta la posibilidad de un “registro de musulmanes”. Esto no es normal.

No está de más insistir en la importancia de los migrantes en la economía de Estados Unidos y en las enormes ganancias que el libre comercio ha traído a los tres países. En los próximos dos meses México debe tomar medidas para proteger, como mínimo, los derechos de los mexicanos que viven en Estados Unidos y las ganancias económicas conjuntas de los tres miembros del TLCAN.

tlc-importancia-para-eua

El reto es mayor de lo que imaginamos. Es mayor porque la normalización de lo inadmisible es nuestra especialidad. Normalizamos la violencia física y verbal, en particular a mujeres, migrantes y personas LGBT+; convivimos sin alarma con la desigualdad ante la ley y la discriminación institucional y entre particulares; disculpamos la ausencia del debido proceso, la tortura, la corrupción; deseamos un país mejor pero abandonamos el sistema educativo. Hemos hecho de la humillación de los otros una forma de vida. Lo que hoy nos asusta de nuestros vecinos es lo que ya normalizamos, a nuestro modo, desde hace lustros.

La normalización de la nueva realidad en Estados Unidos ya comenzó; el Poder Ejecutivo nos insta a la calma, a no caer en el pánico, a esperar a ver qué pasa. Miembros de la clase política responden de la peor forma: nacionalismo contra nacionalismo.

La oportunidad frente a nosotros es que este shock externo nos anime a la reflexión. Podemos elegir respetar, sin restricción, los proyectos de vida de los demás. Elegir jugar un papel en la construcción de las instituciones que permiten la prosperidad y la convivencia armónica. Imaginar que vivir así es posible y deseable.

Esto implica entre otras cosas respetar la libertad de expresión y conciencia, la laicidad del Estado, la libertad de comercio, empresa y asociación, comprometernos a no discriminar y a ser iguales ante la ley.

Implica también responder a la cerrazón con apertura. Dar el ejemplo a la región con un mayor involucramiento en el mundo. Disminuir barreras a la migración simplificando los permisos laborales y de residencia. En vez de una guerra de tarifas arancelarias, más tratados comerciales y reducción unilateral de tarifas (esto aumentaría el costo para Estados Unidos de abandonar el TLCAN). Participar activamente en la construcción y reforma de instituciones internacionales para la paz y el desarrollo.

No empezamos de cero. Gracias al trabajo de muchas mexicanas y mexicanos hoy existen organizaciones de la sociedad civil nacionales e internacionales que trabajan a favor de un país más libre.

Normalicemos el respeto a la vida de los demás. Que lo que nos distinga como mexicanos no sea dónde nacimos sino cómo tratamos a los demás. Sólo así podremos hacer frente a Trump y nuestros propios demonios. Ese siempre ha sido el reto para México y hoy es más apremiante que nunca.

 

*Luis Sánchez Mier es licenciado en Economía por el ITAM y doctor en Economía por la University of Minnesota. Es profesor de tiempo completo en la Universidad de Guanajuato. Forma parte del grupo de expertos de @MexicoComoVamos. El autor agradece los comentarios de Antonio Bastida, Manuel Molano, Cristian Ruiz y Fernando Valdés sobre versiones previas. Todas las opiniones son responsabilidad del autor.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts