Exhorto ciudadano - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
México SOS
Por Alejandro Martí
Presidente y Fundador de la organización México SOS que lucha contra la inseguridad y trabaja p... Presidente y Fundador de la organización México SOS que lucha contra la inseguridad y trabaja para construir un México seguro. (Leer más)
Exhorto ciudadano
Me niego a asumir que la violencia es una maldición irremediable con la que tendrán que convivir nuestros hijos y nuestros nietos, sólo porque los órganos de seguridad y justicia nos han quedado a deber y, a su vez, los ciudadanos no hemos exigido nuestro derecho fundamental a la seguridad y la justicia.
Por Alejandro Martí
10 de julio, 2013
Comparte

Desde hace varios años, los mexicanos hemos sido testigos de una escalada de violencia y un contexto de inseguridad sin precedentes en la historia del país. Esta situación tiene sus orígenes en nuestro pasado autoritario y en una cultura de la “ilegalidad” heredada de nuestra época colonial.

Vivimos en una sociedad compleja y contradictoria, donde coexisten prácticas e instituciones democráticas con conductas y hábitos que incentivan la corrupción, la impunidad y la orfandad colectiva de nuestros jóvenes.

La violencia está presente en las calles, en los medios de comunicación y en la convivencia cotidiana de muchos mexicanos. Frente a ello me niego a asumir que la violencia es una maldición irremediable con la que tendrán que convivir nuestros hijos y nuestros nietos, sólo porque los órganos de seguridad y justicia nos han quedado a deber y, a su vez, los ciudadanos no hemos exigido nuestro derecho fundamental a la seguridad y la justicia. De ahí que autoridades y sociedad civil debemos seguir trabajando juntos para que las cosas cambien y podamos, en pocos años, decir que esta pesadilla terminó.

Una de las causas del fracaso de las autoridades -y también de la ciudadanía- para resolver los problemas de inseguridad y violencia, se encuentra en el colapso de un sistema penal que a pesar de todos los recursos del Estado invertidos en los últimos años, mantiene un índice de impunidad cercano al 98%, en tanto que el 2% restante, conformado por los sentenciados, en muchas ocasiones no cometió un delito. ¿Cuántos “presuntos culpables” tendremos en la cárcel? Nadie lo sabe.

Este colapso del sistema penal llevó al Congreso a reformar en 2008 la Constitución para demoler el sistema penal “tradicional” y construir sobre él un sistema acusatorio basado en los juicos orales, en el fortalecimiento de los mecanismos de investigación y valoración de pruebas, así como en un marco jurídico garante de los derechos humanos y de la reparación del daño a las víctimas.

El proceso de implementación de esta reforma ha tenido muchos claroscuros. Hay historias de éxito de las cuales debemos sentirnos orgullosos, pero también hay mucha indiferencia y poco compromiso de algunos gobiernos locales por sacar adelante la reforma. Hasta el momento, solamente trece estados han logrado poner en operación los nueve ejes estratégicos de la reforma: Baja California, Chihuahua, Durango, Estado de México, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Chiapas, Guanajuato, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

A pesar de lo anterior, estoy convencido que un detonador de esta reforma será, sin duda, la aprobación del Código de Procedimientos Penales Único, lo cual permitirá dar uniformidad a los juicios orales y sentar las bases procesales que se deberán cumplir en cualquier juzgado del país.

Con este código único se podrá conocer y evaluar de mejor manera el funcionamiento del sistema penal y las víctimas sabrán que todo delincuente será juzgado conforme a los mismos criterios legales.

Por ello, a unos días de que inicie el periodo extraordinario de sesiones donde se discutirá la reforma constitucional que permitirá tener un Código de Procedimientos Penales Único, hago un exhorto a los señores legisladores para que demuestren su compromiso con México y se comporten a la altura de esta noble exigencia.

El país enfrenta un momento decisivo en que no admite dudas o mezquindades. Lo que hagamos o dejemos de hacer hoy en materia de seguridad y justicia definirá cómo será el país en los próximos años.

 

www.mexicosos.org
@Alejandro_Marti

 

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.