Calzón chino - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Newyoxican
Por Martha Cristiana
Bruja madre de 4 y abuela de 1. Actriz (Casa del Teatro, STI, NYU y The Barrow Group-NY). Ha prod... Bruja madre de 4 y abuela de 1. Actriz (Casa del Teatro, STI, NYU y The Barrow Group-NY). Ha producido, dirigido y escrito cortometrajes. Pinta. Da pláticas acerca de equidad de género a través de sus historias y tiene un TEDTalk. Rufiana -su alterego- es opinóloga. (Leer más)
Calzón chino
Por Martha Cristiana
29 de agosto, 2011
Comparte

Total que después de haber andado en boca de varios, te cuento la neta de lo que nos ocurrió a mi familia y a mí en el aeropuerto de Beijing en mis vacaciones denominadas #MyChineseAdventures por mi personalidad personalísima host de mi bubu (sí, también de #Rufiana #LosChongosDeSeñora #DalaiMama y demás personajes que quepan en mi psique).

 

En mi timeline fui dando updates de las cosas que iba viviendo y hasta posteaba fotos de mí (de contrabando)  en los lugares que me parecían más icónicos, o en momentos de humor local que comparto con varios brothers de la banda tuitera. Y mira mana ya de paso te digo que eso sí no lo vuelvo a hacer, porque luego terminaron impresas (fotos) en papel de las revistas donde los compañeritos las venden para pagar la vacación, lo cual respeto pero no ejerzo…

 

El drama de aguacate verde ocurrió cuando nos disponíamos a abordar el vuelo 179 de Air China con destino a Manila. La aglomeración de pasajeros en la entrada del avión llevó a #ElGüeris a solicitar a un empleado de la aerolínea (con identificación 20121231) si podíamos esperar hasta que disminuyera el flujo por abordar en el canal de embarque por que eran las 8pm y mis chavos –que se caían del sueño- no tendrían que estar parados 20 minutos en la fila, pero el representante de Air China de forma muy prepotente y agresiva le negó su petición, así que Raúl se dirigió hacia nosotros para recoger nuestras pertenencias, explicándonos que tendríamos que abordar en ese instante. No terminaba de decirnos, cuando el mismo empleado le gritó instruyéndole que pasáramos de inmediato -tronadita de dedo incluida-.

 

Al dirigirnos a entregar nuestros pases de abordar paso yo primero, y el empleado me empieza a hablar -ahora sí que en chino manigüis- de forma bastante grosera para que le dé los pases, y yo le digo en inglés take it easy, los tiene mi esposo (quien viene en fila india con mis chavos pegadito a mí) así que ya nomás con ánimo de chinga y regaño nos dirigía la palabra el dude ¿Ajá?

 

En ese momento por tercera vez, el dude comenzó a exigirme con gritos –en inglés- ¡que no lo hiciera perder el tiempo!. Cuando #ElGüeris escucha nuevamente la agresión verbal del representante, al entregarle los pasaportes y pases de abordar le pide -de manera enérgica- que no me hable de esa manera. El representante de Air China lo retó -con ojos de pistola- y le azotó los pasaportes en la mano después de revisarlos, en plan sinónimo de: te pego tantito sin que se note muchito. #ElGüeris procedió a decirle de manera MUY molesta que esta actitud era UNACCEPTABLE, y al pasar junto a él, el joven para acabarla de chingar, le pega gran codazo en las costillas a Raúl, quien en defensa propia lo empuja de regreso .

 

El tipo se deja venir derecho hacia #ElGüeris slash yo slash nenes y en ese momento al interponerme para evitar que las cosas llegaran más lejos, el individuo me empuja con fuerza, y se sigue hacia Raúl, quién al tenerlo enfrente lo volvió a hacer a un lado, mientras yo le gritaba “You can’t touch him” tratando de detener a Raúl para que no se dejara seguir instigando. En cuestión de segundos fuimos rodeados por varios empleados de la aerolínea, que empezaron a gritarnos en Chino, sin tratar de inmediato de detener a su compañero. El volumen de la discusión fue subiendo de tono y mis chavos estaban ya histéricos berreando del susto. A los pocos minutos llegó el encargado en turno y jefe de todos ellos. Acto seguido el personal de la aerolínea falsamente acusa a Raúl de “haberlos”(sí en plural) agredido en primer lugar, sin ninguna razón aparente.

 

Un pasajero del vuelo de nacionalidad filipina – al cual involuntariamente dejaron fuera del avión al cerrar la puerta- intervino para señalarle al superior que la versión que estaban dando no era verdadera, pero el “jefe” sin prestar ninguna atención, ordenó que el pasajero fuera conminado a abordar el vuelo casi de inmediato y tomó la decisión de que el vuelo se fuera sin nosotros. El empleado de Air China se sobaba la cara y decía que Raúl le había dado un trancazo, cuando ni siquiera se la tocó. Con la mayor impotencia ante la injusticia y el maltrato les pedimos que se revisara el video de las cámaras de seguridad (la cámara estaba justo encima de nosotros con perfecto ángulo de visibilidad) pero no nos permitieron verlo directamente. Peor aún, 30 minutos después, el personal que señaló haber revisado el video sostuvo que no aparecía nada en la grabación, que se veía borroso al tiempo que nos amenazaban diciendo que la policía venía en camino y que íbamos a terminar en la cárcel. La policía llegó una hora y media después, sin que recibiéramos en el inter ninguna explicación de ninguna índole. Mientras, llegaban más empleados saludándose entre ellos efusivamente bromeando muertos de risa, volteándonos a ver y empezaron a sacarnos fotos para amedrentarnos.

 

Nos sentíamos impotentes y con mucho miedo pues no nos dejaban que nos moviéramos de ahí. Cuando la policía por fin arribó, comenzó a tomarle declaración al empleado hablando en Chino, sin mostrar interés en nuestra versión. Después de dos horas  y todavía sin que nadie nos explicara ni contestara a nuestras dudas acerca de lo que procedía, finalmente el oficial -después de las suplicas de mi esposo- accedió a escucharnos. En ese momento en que veía que la situación se agravaba a pasos agigantados, comencé a llamar a la Embajada de México en Beijing y como estaba cerrado, no tuve suerte, y  justo ahí, antes de que me retiraran el teléfono, se me ocurrió pedir ayuda vía Twitter…

 

Gracias al apoyo de la banda tuitera obtuve el nick de la cuenta de la Canciller y pude además, ponerme en contacto con el Embajador Jorge Guajardo quien se portó de mega huevos.

 

Les entregué el teléfono a estos dudes sí, pero para enseñarles la cantidad de mensajes que recibía  y para que la policía pudiera constatar que efectivamente el mensaje estaba enviado, que era yo figura pública y que lo ocurrido se filtraría a los medios. También para que vieran que había una respuesta de la Embajada y que además el incidente entraba en la categoría de abuso de poder, violación de derechos, discriminación y maltrato.

 

Los huevos se les fueron a las orejas. Literal.

 

Me dijeron que Twitter no estaba permitido en su país, etc., pero el daño estaba hecho. Minutos después, el Encargado de la Sección Consular de la Embajada hizo una llamada a la estación de policía de la Terminal 3 para preguntar por nosotros y los oficiales de la policía y personal de la aerolínea modificaron su actitud en chinga. El “jefe” (slash Air China) nos ofreció colocarnos en el único vuelo que había hacia Manila de Philippine Airlines a la una de la madrugada (eran ya alrededor de las 12pm), cuando minutos antes nos lo habían negado categóricamente, argumentando que la aerolínea no se haría responsable por ningún daño o perjuicio producido por el “incidente” y que tendríamos que cubrir los cargos de dicho vuelo. Fue pues hasta que vieron que recibíamos apoyo de la Embajada, y que manifestaríamos los hechos REALES por los conductos correspondientes, que decidieron absorber los costos y tomar responsabilidad sobre lo ocurrido. Uno de los policías nos dijo que teníamos suerte por que el fulanito en cuestión,
 había estado a punto de irse al hospital para que lo revisaran y de ese modo, poder recibir una indemnización para su tratamiento (¡¡!!) que ahora lo único que nos solicitaban para resolvernos el tema del vuelo era que diéramos una disculpa para “hacer las paces”. Me dijo que comunicara por la misma vía (Twitter) que ya no necesitábamos ayuda, que no mandaran ya a nadie, que ya todo estaba resuelto.

 

La ayuda por parte de la Embajada sin embargo, ya venía en camino y así se los hice saber. Estos cuates obviamente no querían que tuviéramos oportunidad de encontrarnos con el enviado del Embajador. Teníamos que cambiar de terminal para pescar el otro vuelo, e hicieron todo lo posible (entrega de maletas) por retrasarnos para que llegáramos safe a treparnos al avión. No fue sino hasta que Raúl les dijo que la persona de la Embajada ya se había retirado, que “milagrosamente” nos entregaron nuestro equipaje…

 

¿Pero qué crees? Cuando llegamos a la Terminal 2 el Segundo Secretario Limas, ya estaba esperándonos, y entre cargada de nenes (que ya se habían quedado dormidos en el piso) de maletas, documetada, etc., tuvimos tiempo de que este caballero nos tomara declaración con todo y foto de cada uno de nuestros pasaportes. Alberto Limas nos acompañó hasta que cruzamos los controles de migración y seguridad del aeropuerto. Aprovecho para darle las gracias al Embajador Guajardo, la Canciller Patricia Espinosa y al Señor Limas por su fina atención y gran eficiencia en la ayuda que nos brindaron.

 

En cuanto a la disculpa que nos solicitaron estos individuos les dije: “Aquí se allanaron mis derechos” tomé mi celular, le saqué foto al empleado, anoté el número de su identificación como pude (por que se lo tapaba) y les dije que si yo permitía que nos humillaran (y seudo sobornaran) de ese modo, ese señor (y ellos) se lo harían a otras personas que quizá no corrieran con tanta suerte. “Over my dead body” le dije con la voz bien bajita efecto #RapandoPerras.

El dude estaba desprogramado.

 

Y qué dijiste , colorín colorado, éste cuento se ha terminado…Pues no fíjate, porque varias cosas, dos puntos.

 

Muchos mensajes que recibí durante “el episodio” eran sí, una gran demostración de cariño, y no tengo manera de agradecerle a todos los que amablemente se tomaron la molestia de proporcionar datos y estar pendientes durante esas largas horas, pero también el común denominador fue #PinchesChinos esto y lo otro…

 

Difiero.

 

Los chinos son excepcionalmente nobles y encantadores. Nos trataron impecablemente bien a mí y a mi familia y #MyChineseAdventures se quedan con un saldo a favor. El hecho de haberme topado con un tipo que tiene serios problemas de actitud (efecto #LosChongosDeSeñora o puto temperamento de la mierda efecto #Rufiana elija usted el que más se acerque a su personalidad, o el que menos, para que espabile usted si es monje/a galletero/a), no empaña en lo más mínimo mi gran apreciación por su hermoso país. Su vasta cultura, su paisaje, su arquitectura, la tecnología de punta en las grandes ciudades en contraste con el old flavor de lugares como Huanghzhou son inigualables. A nivel económico slash político además, China me parece que si bien es un sistema autoritario en ciertos sentidos (ya te dije: ni Twitter ni feis #PonTu) es un país en donde they get things done. La infraestructura, comunicaciones, transporte público muy bien. Cierto que hubo un lamentable accidente con su famoso tren bala de alta velocidad, pero aprenden de sus errores y toman medidas.

 

Pasa que después de ver lo anterior de ver lo bien que funciona su país en gran parte por la forma en que se toman las decisiones, te cuestionas el tema de las democracias. Yo lo que veo es que no están funcionando casi en ningún lado porque la gente no se siente representada por sus gobernantes, pues sus cabildeos y “acuerdos” no nos benefician. Siempre con su individualismo y sus agendas políticas para posicionar a sus partidos, constantemente en luchas sin sentido con egos atravesados y por supuesto con una desmedida corrupción.

 

Eso de tener una democracia “incluyente” en donde todo el mundo opina, todo el mundo se manifiesta y pone plantones que parecen mas bien tianguis por toda la ciudad, en la que todos sentimos que tenemos la fórmula perfecta para gobernar #MeDaJamón. Ahí nada de que los ejidatarios o los macheteros no están de acuerdo con la súper carretera/aeropuerto/puente o lo que haga falta, ahí los reubican y no hay retrasos. Resultado: Una economía que funciona y mejores oportunidades para todos.

 

Y  el milagro chino se lo echaron en chinga loca, ellos estaban tan jodidos como cualquiera.

 

Espacio destinado al dato:

Cuando Mao Zedong decidió alejarse del modelo soviético, las medidas económicas llamadas el Gran Salto Adelante, fueron en realidad un brinco huge hacia la pobreza y la hambruna, durante la cual fallecieron 20 millones de personas, y en la que la Revolución Cultural destruyó la quinta parte de su patrimonio cultural. Después de dicho fracaso, en 1958, los dirigentes comunistas chinos empezaron a dar marcha atrás, paralizando y revirtiendo las políticas adoptadas en este periodo. Las relaciones entre China y su aliado soviético terminaron en un conflicto abierto, que dejó al régimen chino aún más aislado.

 

Deng Xiaping el nuevo líder que tomó las riendas del poder a la muerte de Mao en 1976, tenía a Taiwán como modelo económico para emprender el desarrollo de China, pues el PIB de Taiwán había crecido entre 1960 y 1965 a una tasa promedio de 9.5%. Cuando China no había logrado superar el 4.7%. Y entre 1965 y 1972, mientras el PIB chino se había elevado apenas un punto porcentual, Taiwán creció a la tasa de 10.1%. Deng, nada wey, adoptó la receta taiwanesa y la bautizó como “las cuatro modernizaciones”.

 

Varias industrias fueron calificadas como “centros experimentales”, y se dejó en libertad al sector empresarial para que implementaran una estricta disciplina. Modernizaron los métodos de producción, despidieron a los trabajadores ineficientes y les dieron bonos a quienes sobresalieran en su chamba (igualito que aquí…). En 1984, se establecieron Zonas Económicas Especiales en 14 ciudades costeras, que debían promover áreas de desarrollo industrial y podían otorgar exención de impuestos para los inversionistas extranjeros.

 

El modelo establecido por Deng Xiaoping estaba ya consolidado cuando su sucesor, Jiang Zemin pasó las riendas en 1990 y los herederos compartían su proyecto. Zemin modificó la estructura y los principios del Partido Comunista e incorporó nuevas regiones al desarrollo que se había concentrado en el sureste. Desde el inicio de los años noventa, la demanda interna de China, junto con sus importaciones, empezó a crecer durísimo. La política económica mantenía la orientación reformista y de apertura de los mercados chinos al exterior y en 1992 el crecimiento del PIB alcanzó el 14,2% manteniéndose en torno al 10% durante los años siguientes, hasta la actualidad.

 

Se calcula que aproximadamente un 25% de todos los bienes manufacturados del mundo se produce en China.

 

En enero de 2006, el Departamento Nacional de Estadística revisó al alza el valor total del PIB del país (que fue subestimado en estadísticas anteriores). Debido a esa revisión, la República Popular China adelantó a Italia en la clasificación de países por volumen de su PIB y, una vez contabilizado el propio crecimiento del año 2005 de un 10,1%, la economía china rebasó a las de Francia y el Reino Unido convirtiéndose en la cuarta del mundo con un producto interior bruto total de 2.228.862.000.000 dólares estadounidenses. En el segundo cuatrimestre de 2006 se anunció una tasa de crecimiento interanual del 11.3%, que sería la más alta desde 1994 y ahorita pos ya hasta a los Yuinaited dejaron mordiendo el polvo tu.

 

¿Me vas a decir que no son chingones? Claro que hay un gran índice de corrupción, pero si de todas formas en todos lados hay, pues que mejor que por lo menos tu país sí funcione.

 

En cuanto a nosotros, en lugar de emputarnos por su ingreso a la OMC deberíamos de buscar mecanismos de competitividad y productividad para fortalecernos como país, por que al final no se le puede ganar a las fuerza del mercado. Ni modo, nos toca estar del otro lado de la mesa (TLC)…

 

Después de décadas de esfuerzo y trabajo, China ha sido capaz de enseñarle al mundo que la reforma es la única esperanza para lograr un desarrollo sostenido, racional y acelerado. En ese sentido es un gran ejemplo a seguir. Cierto que es un sistema castrante, pero termina siendo más castrante vivir en una democracia más abierta, que la cola de una ballena, en donde todo va siempre en una curva descendente y en donde nadie jamás se pone de acuerdo en nada. Pasa en México sí, pero también en algunos países europeos en donde nadie se quiere apretar el cinturón porque nadie tiene los huevos de echarse el compromiso. Y con los gringos ni se diga, ya vieron la revolcada que le pegaron al Mister porque juraba poderes supremos efecto consenso mana…

 

Call me crazy, ni tan tan, ni muy muy pero de plano le voy más al rollo tantito más restringidito en dónde hayan líderes que con un par de bolas que te digan “te callas y esto se hace así, por que éstos son los resultados y no te estoy pidiendo tu opinión”. Como en mi casa mana. Yo ya de plano no me deshago en explicaciones eternas de por qué sí o por qué no. Un: “Porque soy tu mamá y vas a tener que confiar en que lo hago por tu bien” y punto. No, uno no puede sacar las papeletas para todo, una nalgada a tiempo manque le llamen a los bomberos (que ésa, como dicen por ahí, es otra historia people porque ya me pasó #ExcuseMe).

 

Tanto miedo a que se traumen, los hace crecer sin tolerancia a la frustración y luego les extraña que acaben en drogas tan chavitos o a balazos con los compañeritos. No le voy a las dictaduras estilo Mao con balaceras como las del 89 en la Plaza de Tiananmen people (ni le llames a CONAPRED), simplemente digo que deberíamos de inventar una nueva corriente en donde sin irnos al Mao style, seamos capaces de tener un sistema que aterrice las cosas. Efecto nalgada no cinturoniza pues…

 

Así que people: #MyChineseAdventures fueron impactantes en todos los sentidos (y ponle como cuatro o cinco corazoncitos).

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.