De cortejos intelectuales y así - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Newyoxican
Por Martha Cristiana
Bruja madre de 4 y abuela de 1. Actriz (Casa del Teatro, STI, NYU y The Barrow Group-NY). Ha prod... Bruja madre de 4 y abuela de 1. Actriz (Casa del Teatro, STI, NYU y The Barrow Group-NY). Ha producido, dirigido y escrito cortometrajes. Pinta. Da pláticas acerca de equidad de género a través de sus historias y tiene un TEDTalk. Rufiana -su alterego- es opinóloga. (Leer más)
De cortejos intelectuales y así
Por Martha Cristiana
1 de agosto, 2011
Comparte

El mundo de la política es de élite, sin duda. Un simple mortal con una escolaridad media no entiende ni un cuerno cuando los “profesionales” nos comunican de qué manera nos van a sacar del atolladero en el que ellos nos metieron en primer lugar. Es complicado dar o quitar razones a diestra y siniestra cuando no hay un entrenamiento o una preparación de por medio. ¿Cómo hace uno un due diligence cuando a duras penas entiende el chisme marujero de revistas con giro bataclanoide? ¿Por dónde se empieza?

 

Los mexicanos y, en general todas las víctimas de las negras intenciones por posicionarse en el poder de los políticos a las costillas de sus “amados” pueblos, estamos derramando lágrimas – más que nada- de aburrimiento. El nivel de indiferencia que estos fulanos nos generan es patético. Los economistas y analistas políticos -en su mayoría- tienen un lenguaje deshumanizado que toma en cuenta más que nada la “sensibilidad” y el conocimiento especializado de los demás economistas y analistas políticos. Mana, cada vez que me siento en una mesa con gente como mi Güeris y sus amigos se ponen a hablar en chino. Pura terminología picuda, y uno tiene que asumir el formato “lela declarada” para poder humildemente hacer quinientas preguntas e irle medio entendiendo a los temas. Me encabrona pensar cuánta gente hay que no tiene ni puta idea de lo que ocurre tras bambalinas en las tablas de la política. Esta gente que tiene la obligación de explicarnos con peras y manzanas, crean un lenguaje tan inaccesible como los dialectos técnicos, que alcanzan alturas tan elevadas que los simples mortales nos quedamos confundidos en las bajuras de las alcantarillas con cara de pendejos.

 

Entre tanta pretensión del “yo sé más que nadie en el mundo mundial”, “yo soy el Juan Camaney de las profundidades técnicas” ¿En dónde quedó el placer de servir y educar al prójimo, aunque no sean alumnos estrellas del ITAM? Está bien que ellos se muevan en esos círculos, que estudien en las universidades más chingonas, que entre ellos se relacionen y “arreglen el mundo”, pero que hay de compartir la información.

 

¿Por qué tiene que ser un puto político con un tele pronter y su equipo soplándole al oído qué decir -y cómo manejar a las masas- los que nos dosifiquen la información tergiversada de lo que ocurre en nuestro país? ¿Por qué las columnas de los estudiosos no pueden ser accesibles, sin abusar tanto de la máquina del verbo rebuscado? Te invito a que leas las columnas de los politólogos chipocludos los domingos, puros mensajes en botella de los unos a los otros, pura mamada complicadísima dirigido al 0.01% de la población. Pura competencia encarnizada de egos, mana. ¿Cómo generar una red de ayuda que permita que todos podamos nutrirnos de una información más digerible para que tengamos una idea más clara de –por lo menos- por quién votar…

 

Mira no lo sé, yo lo que veo es que si en el 90 por ciento de los casos, ni los mismos políticos entienden la agenda económica, cómo pretenden que el pueblo se entere de algo. Y te das cuenta precisamente de eso también: Los políticos no entienden una chingada. Son los tecnócratas (aunque hasta en tecnócratas hay razas porque hay que ver el lelo de Ramírez de la O, estrellita marinera del Peje) los que enriquecen el speech de estos mensos. Son ellos los que a base de discursillos los hacen ver como si realmente tuvieran cuatro neuronas. Porque, por más crítico que uno pueda ser, en realidad son ellos también los que han salvado de peores catástrofes a nuestro país. El tecnócrata para mí es como la energía nuclear mana: En las manos correctas es muy útil y en exceso o en las manos equivocadas, hacen volar al país en mil pedazos.

 

Hoy leí un artículo que me dejó dándole vueltas al asunto. Felipillo atorado con la misma cantaleta ¿pero y la economía? De esa nadie habla como prioridad en la agenda en este momento de horripilante violencia, y es precisamente una economía rota lo que nos sumió en la ignominia en la que estamos nadando actualmente. Felipín se ha dedicado a poner a los “cuates” en sus gabinetes en lugar de blindar al país con gente de primer nivel. Gente que sepa lo que hace, que ponga manos a la obra para incrementar empleos y hacer un resane a la puteadísima economía mexicana. (Con sus muy respetadas excepciones: Carstens, Lujambio, Meade, Suarez Coppel, tecnócratas esos sí, de los meros buenos). Y aunque la economía está creciendo a tasas razonables y los números en términos de finanzas públicas sanas, inflación baja, cuentas externas sólidas y todo lo que #ElGüeris y sus cuates se sienten orgullosos, la realidad es que falta aterrizar las grafiquitas para que los números se traduzcan en bienestar tangible para los mexicanos (y mexicanas).

 

Son estas debilidades -que con crudeza ha expuesto El Feli- las que van a poner de nuevo en el poder al PRI. Y qué chingados si el PRI en sus años mozos nos tuviera hincados a latigazos. Ahora resulta que son ellos los que nos van a resolver “el problemita” que sin duda ellos mismos originaron con una paria de astutos que gozaban de precisión matemática en sus palabras, abusando de la credulidad de un pueblo analfabeta.  Abomino con todas mis fuerza al maldito Peje, le rezo a todos los santos y si me dicen que embarrándome caca de vaca este lelo no queda de candidato, me cae de madres que me la embarro. Considero que es el peor de los “evangelizadores” del pueblo. Me vomito cada vez que se dirige a sus seguidores desde arriba colocándose aparentemente abajo, con un speech mesiático que no es mas que un estéril malabarismo verbal de a peso. Otro pinchurriento briago de la ilusión del poder. Otro hipócrita que desde su elevado pedestal proclama igualdad ejerciendo su “exquisita” y conveniente “izquierda”. Otro que bufa (semi como yo mana) a los tecnócratas por que los que tiene de apuntador son región cuatro, y no se lleva con los buenos de a devis.

 

Dicho lo anterior me parece indiscutible el hecho de que toca el turno a la izquierda de nuestro país agarrar las riendas. Toca que pongan manos a la obra después de ser tan puntuales críticos con sus simplistas soluciones homeopáticas. A ver si como roncan duermen. Vamos a dejar la retórica a un lado y a dejar el tonito imperativo con el que critican como si verdaderamente estuvieran situados por encima de todos los actores políticos que nos han venido partiendo la madre. Hemos visto casos exitosos en Europa, más recientemente en Brasil y fingers crossed con Humala en Perú. Y mira como cualquier artista que se respete, yo soy absolutamente individualista y me considero un outsider, no tengo partido y mi bandera es la mexicana. No comulgo con los cenáculos del poder. Con ninguno. Si hay un proyecto interesante que ayude a cualquier sector en desventaja, me sumo y ayudo, lo cual no significa que yo sea simpatizante de tal o cual partido. Dicho lo anterior voy por El Chelo.

 

A ver people y que les quede clara una cosa, por más rimbombante y chingón que les suene quien sea (más si se trata de un aspirante a algún cargo de poder) el que hable -o escriba- de manera elevada, no garantiza que no sea un estúpido. En realidad no es un ser superior, sólo aspira a ser superior, es un candidato a la superioridad y nada más. No te dejes marear.

 

Y también permíteme que te diga (y si no me lo permites, te jodes) que debemos de ser más responsables con la información a la que accesamos. Que tus fuentes sean serias. No por que lo hayas leído en Internet resulta que sea cierto. Hay que leer a gente seria, por contradictorio que suene, son ellos los únicos que nos pueden informar con puntualidad. Y ustedes señores del saber, no mamen plis, expliquen bien para que uno entienda, y no nos quedemos girando en un tacón, no sean cabrones si? Mucha defensa a ACTA , pues seamos congruentes y que haya un verdadero acceso a la información…

 

Déjense ya de cortejos intelectuales #YAsí

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.