Inten-Sati - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Newyoxican
Por Martha Cristiana
Bruja madre de 4 y abuela de 1. Actriz (Casa del Teatro, STI, NYU y The Barrow Group-NY). Ha prod... Bruja madre de 4 y abuela de 1. Actriz (Casa del Teatro, STI, NYU y The Barrow Group-NY). Ha producido, dirigido y escrito cortometrajes. Pinta. Da pláticas acerca de equidad de género a través de sus historias y tiene un TEDTalk. Rufiana -su alterego- es opinóloga. (Leer más)
Inten-Sati
Por Martha Cristiana
14 de febrero, 2011
Comparte

Advertencia: este artículo contiene cursilería y media. No apta para gente seria, cuadrada, pesimista o encabronada con la vida #yasí… atte: #rufiana.

Pero en 14 de febrero pasa. Se vale intensear y no queda tan mal, total que en pos de la disciplina formal, decido meterme al equinox famoso gym de hipsters e intensos del culto al cuerpo ubicado en Chelsea, barrio en donde vivo aquí en Nueva York. En lo que termino mi inscripción al mundo de la buenez, me recomiendan entrar a la clase que está por comenzar, dado que las de cycling hay que reservarlas on line (me trae loca esta sociedad de la “eficiencia”). La clase, me informan, se llama Inten-Sati.

Rodeada de un grupo bastante ecléctico y particular, empieza “ la teacher” a decirnos lo únicos e irrepetibles que cada uno de nosotros somos, y cómo, esta semana, vamos a trabajar en la integridad… acto seguido, nos pone varios ejemplos de integridad (por si acaso alguien no lo tiene claro #coff #coff), y yo pienso (en personaje de #loschongosdeseñora)- pero bola de mensos, yo vengo a bajar kilos y estos gringos con su terapia integrada de ¿coaching? Luego (en personaje de #omyasí) me digo ¡abre tu mente! y sí, abrí mi mente mis chakras, mi criterio y un par de cosas más… comienza la música a todo volumen, y empezamos todos haciendo una versión de aerobics slash yoga slash pilates slash cosas sin definición exacta.

“La teacher” con un micrófono, nos hace preguntas a grito pelado, mismas que nosotros tenemos que contestar también a grito pelado ejemplo: teacher-“who is the master of your life?” nosotros-“I am the master of my life!!!” t: “do you really really want it?” n:“yes i really really want it!!!” “t: “when?” n:“now!!” y una bola de etcéteras…

Así las cosas, al principio no podía dejar de pensar (en personaje de #rufiana) -¿Qué pedo con la chava de mi izquierda? se le van a caer las chi chis hasta el suelo por andar brincando sin brassiere-, o: -el de atrás tan entusiasta tan entusiasta, pero nomás no le ha servido el numerito para bajar la panza.

Total que al cabo de un rato me empecé a clavar en la “textura “de la música, en lo que decía la pelirrojísima teacher , en los ejercicios, la respiración, y yo también terminé pegando de alaridos, brincando de un lado para el otro. Para cuando la clase terminó, yo estaba empapada en sudor y con una ola de amor alborozado in-ten-sí-si-mo.

Acto seguido me senté en el café del gym y me puse a hacer una lista de las cosas que me inspiran (i know right???!!) que va más o menos así (con musiquita joligudense de fondo):

Me inspiran mis hijos, mi nieto, un buen ataque de carcajadas (que de esas no me privo ni de casualidad). Me inspira soltarme por completo y ser imperfecta. Cada abrazo que me regalan, viajar con mi familia, dar paseos en bicicleta o simplemente caminar sin un plan fijo. La disciplina de #elgüeris (mi esposo), una buena lectura, una peli. Pero aquí entre nos, nada , pero nada ,me inspira más (por el momento) que Nueva York.

Esta ciudad me embriaga con sus polvos mágicos. La infinidad de etnias que conviven en un caos funcional. Su nivel de vibración inigualable por el instinto de supervivencia en un ambiente de trabajo altamente competitivo. Su gente: tenaz, talentosa, creativa. Muchos de estos habitantes se mudaron aquí por capricho. Por una necesidad imperativa de superarse, y, en el mejor de los casos, de sobresalir.

Las obras de teatro interpretadas por los mejores actores del planeta. También el hallazgo de una buena conversación con extraños en sus típicos cafecitos; y obvio , sus exhaustivos entrenamientos actorales, que es la razón principal por la que me mudé para acá.

Cómo me gusta que a estos gringos todo se les ocurre: #Plis! ¿¿¿un workout revolucionario, que fusiona condicionamiento aeróbico y artes marciales, combinado con afirmaciones habladas que prometen el fortalecimiento del músculo físico, mental y espiritual???

A ver si un día de estos repito. Me encantó, pero creo que prefiero mis modestas clasecitas de spinning. Mi vida ya es suficientemente intensa, creo. In-ten-sa-ti… se los advertí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.