Marujeando en los niuyores - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Newyoxican
Por Martha Cristiana
Bruja madre de 4 y abuela de 1. Actriz (Casa del Teatro, STI, NYU y The Barrow Group-NY). Ha prod... Bruja madre de 4 y abuela de 1. Actriz (Casa del Teatro, STI, NYU y The Barrow Group-NY). Ha producido, dirigido y escrito cortometrajes. Pinta. Da pláticas acerca de equidad de género a través de sus historias y tiene un TEDTalk. Rufiana -su alterego- es opinóloga. (Leer más)
Marujeando en los niuyores
Por Martha Cristiana
23 de mayo, 2011
Comparte

Las mamadas que no hacemos los seres humanos en nombre de Dios. Literal. Pobre wey, Él ni vela en el entierro tiene y nosotros la pasamos responsabilizándolo por monstruosidad y media.

 

Y digo Dios en general porque me refiero a todas las religiones. Convenientemente hacemos interpretaciones personales, de la Biblia, del Corán, del Budismo, de la Torá y nos las ingeniamos para vivir entre restricciones y concesiones. Restricciones casi siempre en el terreno de los placeres y concesiones en los terrenos de la oscuridad, la guerra los asesinatos, las violaciones, en fin, la crueldad más pura. Todo en nombre de Allah, Yisus Craist, Buda o you name it…a según la creencia la pedrada.

 

Para mí es todo un tema de control. Las religiones se ponen de acuerdo en dos cosas: el amor y el perdón.  Si ajá, pero también en el control: No bebas, no cojas, no digas, no pienses.  Los adjetivos, notables también: hereje, bruja, puta. Misoginia y media, digo yo. Las mujeres están para servir al hombre, dicen distintas corrientes tocayas, y no tan tocayas también.

 

Really guys?

 

¿Y el respeto por que cada quién haga lo que se le hinche un huevo sin juzgar, sin poner etiquetas o imaginar/predecir espantosos castigos post mortem?

 

El libre albedrío #QueLellaman. ¡Va! pero no sean ojetes, por lo menos digan lo maté porque me desprogramaba que fuera homosexual (tú por bruto que no te animas), porque pensaba diferente a mí y soy un retrógrada. Empecé esta guerra por que soy un tipo ignorante y rencoroso, pero #Plisno se lo achaquen a los más alláses, los budas, los alases, los jeovases y demás agregados culturales…

 

Todas estas incoherencias y manipulaciones por un tema de interpretación de los escritos “sagrados”. Como, qué tal el gringo mitotero que nos tiene hecho un asco los Niuyores, con vallas, letreros, gritones personajes y demás, sólo para decirnos que según La Biblia, para el 21 de mayo  it´s gonna be all over

 

#GoCuddleWithAUnicorn

 

Ya de entrada el dude se gastó una feria en contratar personal y espacios públicos para ponernos al corriente de algo que no ocurrió o no estarías leyendo esto, #Dedo. Pobre dude porque estoy segura que la política de devolución de la Santa Iglesia no lo favorece nadita…

 

Alguien debería de poner orden y plantificarle un bozal a la gente que sólo eructa estupideces para espantar al prójimo. ¿Qué onda mi #Rufiana te quedó el saco?

Fin o no fin, yo opino una cosa: things don´t need to be forever to be perfect.

Con lo que sea que me toque, mucho o poco, ya fue perfecto. Porque mira, estar en esta ciudad me llena de vida aunque mañana me caiga un piano encima. Esta vida en los Niuyores no la cambio ni por toda la fama del mundo mundial.

 

(Ok, del mundo mundial sí #MeAndMyBigMouth)

 

#PorEjemplo el otro día, resultado de la Gala de City & Country (escuela de Luca) compramos, unas amigas nuevas que tengo por aquí y yo, una invitación para ir a la tienda de Jimmy Choo a puerta cerrada #ShoesAndBubbles. Tomamos champaña, nos probamos TODOS los zapatos, echamos una que otra carcajada loca y después nos fuimos a cenar. Marujeamos sin pausa.

 

Este sería definitivamente un plan que no haría por los alláres. Ir con las mamás de la escuela de mis chavos a marujear es algo que no se te ocurre, todo el mundo tiene ya su círculo de amistades y no da tiempo de más.  Acá sin embargo, la gente es más independiente o está sola y construye su “familia” con nuevas relaciones. Te aceptan fácil, son alivianadas y nunca las escuchas criticar a nadie (igualito que #Rufiana).

 

Las historias de cada mujer que me ha tocado conocer son insuperables. Todo en la vida para mí es acerca de las buenas historias, pero también de los planes multifacéticos.

 

Aquí hay tantos y tan variados asuntos con los cuales divertirse.

 

Otro plan que me mató de ilusión fue ir en tren al Beacon Spring Benefit. Nos invitó Frances Bowes quien es parte del comité, así que nos  tocó sentarnos en una de las mesas de honor con ella y sus amigos. Eso sí, dejaremos de ser mexicanos, llegamos dos horas tarde…

 

¿Qué? ¿Tú sabes lo que es sacar a la tropa de mi casa, todos vestiditos y bien peinados?

 

Total que me toca al lado de George Englund, de quién estoy profundamente enamorada. Qué gran personaje. Nadie que yo haya conocido jamás cuenta las historias (y de qué calibre) mejor que él, me cae. El joven tiene 86 años para que ni se les ocurra amarrar navajas con #ElGüeris people

 

Una de las cosas que disfruto de estos planes es que nadie anda dándose su taco. Aquí uno es más chingón que el de al lado and nobody gets impressed with your shit. Aquí en lugar de que te toque al lado la bataclana de moda (siempre la más escandalosa) te toca #PonTu Chloë Sevigny con su carita lavada y sin hacer olas. Eso me impresiona, los personajes de más pull siempre son los más discretos…

 

Y es que ponte a ver, si a uno que no es “somebody” y humildemente es self made, que ni tiene billete, ni PR’s, que no presume a los amigos famosos, ni anda de “name dropper” lo invitan a eventos tan cool, definitivamente es por que esta ciudad te da chance de ser quien eres aunque no seas nadie. Por eso me seduce.

 

Lo que pasa es que aquí sí me captan ¿ves? En los acáres me dicen que soy strong and charming y en los alláres mis rufianadas nomás no encajan en el esquema de clonados. Ahora aclaro que para tener buenas historias, no hace falta que te lleves con la crema y nata, o que te inviten a los eventos de moda.

 

Con que te pegues una subida al metro a observar detenidamente el zoológico que habita esta ciudad es suficiente, aunque de refilón te soples los anuncios del menso que citando a la Biblia da conclusiones sobre el #FinDelMundo. Así es Nueva York, una ciudad llena de contrastes.

 

¡Ah! pero también luego por lo mismo pasa a ser una ciudad plagada de mexicanos pretenciosos que si no es por los equipos que contratan con su feria, o esponsoreados por una revista, no pintan pero ni en misa los domingos….

 

Neto, hay que bajarle dos rayitas compatriotas, ni somos taaan católicos, ni taaaan famosos, ni taaaan chingones.

 

Cada vez que se sientan como la última droga del Woodstock Festival piensen que aquí sí hay big shots de buen calibre, and we´re not talking money dears… Nueva York está repleta de gente que no tiene pretensiones de ser lo que no son (va aclaramiento de garganta sin dedicatoria).

 

Aquí toca disfrutar de los tesoros intelectuales y la calidad de vida que ésta ciudad tiene que ofrecer, incluido el marujeo superficial tan pecaminoso para los académicos clavados pero tan necesario para generar endorfinas y soltar el cuerpo.

 

Darme la oportunidad de andar de vieja maruja, contrastando dicho plan con mi vida de estudiante, lanzando carrera en encarnizada competencia, ir al teatro dos veces por semana, ir gallery hopping todos los sábados, al tiempo que edito, grabo voces, actúo en cortos, voy a audiciones, organizo play dates con los chavos y los llevo a la escuela (a veces), es sin lugar a dudas una gran historia en proceso.

 

Por eso convenientemente he adoptado la bendita religión popular: todo lo que me dé paz y me divierta sí, todo lo que me limite o me reprima no (sin hacerle daño a nadie), todos los que hablen mal de mí que se lo piquen y la gente que no aporte, mucho a la chingada.

Mi #Dior es a todo mecate. Simple y sin “intermediarios”. Hay que pasarla de #HuevosBañadosEnSalsa Por Diosito Santo que a nadie le importa…

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.