México ¿feliz? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Newyoxican
Por Martha Cristiana
Bruja madre de 4 y abuela de 1. Actriz (Casa del Teatro, STI, NYU y The Barrow Group-NY). Ha prod... Bruja madre de 4 y abuela de 1. Actriz (Casa del Teatro, STI, NYU y The Barrow Group-NY). Ha producido, dirigido y escrito cortometrajes. Pinta. Da pláticas acerca de equidad de género a través de sus historias y tiene un TEDTalk. Rufiana -su alterego- es opinóloga. (Leer más)
México ¿feliz?
Por Martha Cristiana
18 de julio, 2011
Comparte

Me siento acabada.

Me and my big mouth
Entonces estamos caminando plácidamente por las calles de los Niuyores, cuando en un adult tone, me pongo en acalorado intercambio con un dude que tuvo a bien echarse en reversa, cuando estaba cruzando la calle con Luca y Mateo…

 

¿Si te imaginas cómo me puse verdad? Le gritoneo improperios, le hago la seña del #Dedo y cuando volteo mis chavos están atónitos, por mi finísimo comportamiento, (y por que no sabían si me había lastimado seriamente #SiTu).

 

800 pretextos después termino por decirles:”Perdón pero es que a mami, se le sale a veces lo #Rufiana”. Acto seguido Luca me dice: “¿Mami, no que no se dicen mentiras?”, ”¿A qué hora dije una mentira mi amor?” Luca: “Ahorita mami porque lo Rufiana no se te sale a veces, se te sale a cada rato” (raspadita de garganta) “No mi amor, sólo se me sale cuando hay injusticias” Luca: “Mami, injusticias hay todos los días” (mi cara con mueca de profunda tristeza) “Pero no te preocupes mami, a mi Rufiana me cae muy bien”… ¡Uff!
No sé qué pensar.

 

Opciones:
a) Qué maravilla que mis chavos me conozcan exactamente como soy, me acepten y me respeten.
b) Qué ternura slash tristeza que ya dominen y se les haga de lo más normal mi multiple personality disorder.
c) Qué pésimo ejemplo que me escuchen hablar con mi boca de carretonero mal pagado.
d) Es un milagro que no hayan salido a mí.
e) All of the above

Lo que es cierto, es que todos los días hay injusticias y que mi “bebé” de 9 años lo domine, me parece realista -sí- pero también sumamente traumatizante…
Y pienso pero qué ilusa, después de haber sido una madre progre, veo asomos de adultez antes de tiempo, y me dan ganas de haber sido una madre más brownie. Decido pues que prefiero poner como punto focal en la mente de mis chavos el tema: FELICIDAD.

 

#Ocupo que por el momento abandonen el concepto de la injusticia , la desolación y la impotencia que genera poder hacer bien poco o más bien nada al respecto de las “injusticias”. Entonces yo así, en segura, empecé por ponerles documentales todas las tardes regresando de su camp. Me dí a la tarea de buscar piezas en donde la bondad y la compasión, el placer y la felicidad por ayudar, fueran el tema central.

 

Hemos visto seis en total, y uno mejor que el anterior, tú. En uno de ellos una mujer de clase media baja de aquí de los Yiunaited, después de tener dos hijos naturales, decide adoptar a trece chavitos –de uno en uno- todos con capacidades diferentes, enfermedades terminales, sin piernas, brazos, con problemas graves en la piel y de violencia extrema o atención. Ella dedica cada minuto de su tiempo a cuidarlos y a ser enfermera de cada uno y por ende, darles toneladas de amor a todos desinteresadamente.

 

Mis chavos se quedaron verdaderamente afectados. Les fascinó. Han hecho interminables reflexiones e incontables preguntas al respecto de lo que es la felicidad, de qué la provoca. De qué es lo que diferencía a una persona igualmente pobre o limitada que la de al lado, para que una sea más feliz que la otra, estando en igualdad de circunstancias, por no decir desventajas.
Ni creas que tuve respuestas para todo.

 

¿Qué condiciona al ser humano para ser o no feliz regardless de la circunstancia en la que le haya tocado nacer y desarrollarse?
#PuraPincheProfundidad

 

Así que me propuse encontrar la respuesta por medio de la práctica, y así practicando me topé con personajes insospechables, que tienen su postura muy definida al respecto.

 

Me explico:
Me salgo a la calle a dar un paseo sin ningún plan en especial, permitiendo que el día se vaya desdoblando y las cosas fueran ocurriendo naturalmente.
Caminando pues fui admirando el paisaje urbano y terminé frente al Craft Bar de Chelsea.
Entré porque moría de hambre, y en cuanto me siento en la barra, me percato de que sólo tengo 30 dólares y no traigo mi cartera (producto –el olvido- de mi “otro” problemita de atención). Veo en la carta que la sopa de pierna de pollo es para lo que me alcanza, y la pido medio con hueva porque, me imagino un simple caldo de pollo. Me recuerdo que estoy en un espacio de “flexibilidad mental” y con “cero expectativas”, cuando al tiempo aparece frente a mí la sopa más atractiva que he visto en mi vida. Resultó además ser la sopa más deliciosa que he probado en mis 22 primaveras, no es exageración (neither).

 

De ahí tomo taxi para ir a mi cita con el ginecólogo. El taxista que me tocó es un pakistaní, que me pareció un ser taaan disfrutable. Encantador el wey me empieza a platicar (te juro que en otro momento, lo corto en seco por la hueva de platicar “pendejadas”) de la guerra de Afganistán y me dice que el Mister no mide el hecho de que estos cuates pueden pelear por el resto de sus vidas, así no hayan tragado en un mes, porque su felicidad radica en defender su ideología. Me dice que jamás van a “ganar” y que “ganar” qué anyway, y que él no va a votar que porque nadie, de todas maneras, va a hacer nada por él, que los políticos sólo piensan en política y no el bien del país y su gente…¿Que dice #Rufiana que si les suena #Edomex?

 

Luego pregunta de dónde soy y rebotamos el tema, que si no parezco mexicana que si de qué parte, todo para terminar hablando de los compatriotas y de lo bien que le caemos porque siempre estamos sonriendo. Le contesto que lo que pasa es que nunca ha ido a México y que no sabe cómo nos va por los allares, que pura calamidad en las noticias. A continuación me cuenta que un fulano de la Universidad de Harvard -supuestamente- hizo un estudio para ver qué país tenía el nivel más alto de felicidad entre sus habitantes, y que el resultado de dicho estudio arrojó que México ocupaba el primer lugar #AjáSíCómoNo brincos diera el Jelipe para irse cargadote de medallas a su vida académica en Stanford…
(Lo siguiente se leé con voz profunda –como la que NO tengo)

 

Busqué y busqué y con esto me topé.
(Ya voz normalita) Encontré que si el tal Dr. Happy dice una bola de cosas -de una manera bastante empírica para vender sus libritos- como de jocus pocus, que si recetas express para obtener felicidad como si fueran recetas de jugos (que te juro que sí funcionan bastante más que cualquier prozac, yo tengo ya siete años tomando religiosamente uno que hace maravillas, medibles además. Com-pro-ba-do).

 

Que si el Happy Map esto o lo otro, bueno ya te imaginarás, pero dentro de todo, me topé –también- con otras más serias (que no de Harvard) que me intrigaron, porque mira, acerca de este tema taaan subjetivo, la gente se deja ir como hilo de media con cada mamada de revistita rosa que ‘pa qué te cuento…

 

Va la seria que es una “clasificación” publicada en Forbes con los diez países más “felices” del mundo mundial matemáticamente hablando. El ranking es parte de un estudio que elabora desde hace cinco años el Instituto Legatum de Londres, que han denominado como “Índice de Prosperidad” y que califica a 110 países, cubriendo el 90% de la población mundial.

 

Para construir este índice, sus impulsores han reunido datos de hasta doce fuentes distintas como la consultora Gallup, la Heritage Foundation y el Foro Económico Mundial. Cada nación se clasifica en 89 variables clasificadas en ocho apartados: la economía, el espíritu empresarial, el gobierno, la educación, la salud, la seguridad, la libertad personal y el capital social. Se trata en cualquier caso, de un concepto de felicidad relativo y discutible con diferentes argumentos y visiones porque Noruega por ejemplo, tiene una de las mayores tasas de suicidio de todo el mundo a pesar de ocupar el primer lugar en la lista de la “felicidad”.

Ranking del 2010 :

1 Norway
2 Denmark
3 Finland
4 Australia
5 New Zealand
6 Sweden
7 Canada
8 Switzerland
9 Netherlands
10 United States
11 Ireland
12 Iceland
13 United Kingdom
14 Austria
15 Germany
16 Belgium
17 Singapore
18 Japan
19 France
20 Hong Kong
21 Slovenia
22 Taiwan
23 Spain
24 Czech Republic
25 Italy

26 Portugal
27 South Korea
28 Uruguay
29 Poland
30 United Arab Emirates
31 Kuwait
32 Chile
33 Costa Rica
34 Hungary
35 Estonia
36 Israel
37 Slovakia
38 Croatia
39 Greece
40 Panama
41 Argentina
42 Lithuania
43 Malaysia
44 Trinidad and Tobago
45 Brazil
46 Bulgaria
47 Latvia
48 Tunisia
49 Saudi Arabia
50 Kazakhstan
51 Romania
52 Thailand
53 México

Y etcétera people, porque sólo se trata de ver cómo estamos en los acares y en los allares nomás, no te quiero jetear…

 

Tú dirás: pues mira de 110 países, estar en la media no está taaaaan mal. Cincuenta y tres a mí sin embargo, me suena violento. Es que mira por ejemplo en Bután, el gobierno no trabaja para aumentar el Producto Interno Bruto sino la Felicidad Nacional Bruta. Me parece una idea excepcional. No digo que nos convirtamos en unos lelos #DalaiMamas y que ya todo sea de #LuzManaLuz pero medir la felicidad de tu pueblo es el mejor indicador para ver cómo va tu gente. Que tome nota el que siga por que a Felipillo le quedó grande el traje y de todos modos ya empacó…

 

Bueno te sigo contando de mis #NewYorkChronicles
Llego al ginecólogo con miedo, porque llevaba tres doctores y no habían podido con “mi caso”. Me topé en el recibidor del consultorio, con la señora más dulce que te puedas imaginar. Ella muy sonriente me recibe comentando una bola de cosas cargadas de wisdom en lo que esperaba mi turno. Yo intrigada, le pregunto al Dr -ya que entro a mi consulta- que por qué está tan contenta la señora de afuera. Me dice que es su suegra y que los 64 años se quedó viuda de modo que él y su esposa, la trajeron a los Niuyores para que viviera con ellos y que un día la invitó a que le ayudara a poner orden a la oficina sólo por un par de semanas. Lo hizo tan bien la doñita, que le compraron un departamento y se quedó de planta en el trabajo.

 

Me pareció valiente de parte de la suegra el que haciera un cambio radical de vida ya entrada en los sesentas. Me fui fascinada de las historias -varias- que me platicó el Dr. Paciuc mientra lograba con éxito -al primer intento- hacer efectiva la crónica del extirpamiento del dispositivo anticonceptivo atorado en las profundidades de mi ser #TooMuchInfo diría #ElGüeris. Te lo cuento por que la plática más deliciosa, hizo que dejara de pensar en el potencial y agudo dolor que se avecinaba –y que llegó with a vengance-. La felicidad pues, hizo que la experiencia terminara más pronto de lo que te cuento este choro. Me fui de su oficina encantada con recomendación de libro y toda la cosa (“From Splendor to Revolution” por cierto de Julia Gelardi).

 

Llegando a mi casa me encuentro con que mi suegro -una de mis personas favoritas del mundo mundial- ha llegado de visita. Sus convicciones políticas denominadas de #IzquierdaExquisita son fantásticas. Sus conceptos me hacen reír y él todito me hace feliz. Entre las cosas que platicamos me cuenta que de llegada al país número 10 de “nuestra” lista -osea los acares-, le dice al agente de migración en JFK, que si puede poner su portafolio encima del mueble, y el tipin le contesta: “No! Put it on the floor like everybodyelse! Papul indignado (y con unos huevotes) le responde: “I want to talk to your supervisor”. El fulano con rango superior llega y mi suegro le dice: “Seems like this person hasn’t read the signs that say –welcome to the yunaited we will make you feel at home, we will treat you the way you deserve to be treated-“ (Mana/o si no entendiste jarmonjol y no des lata). Al chico, su jefazo se lo puso como chancla de a quinto y le metieron un reporte.
Entonces mi reflexión es que la forma en que uno “ocurre” ante el mundo, es importante y presentarte como una persona que merece respeto tiene efectos absolutamente efectivos para que a los demás les quede claro que no te pueden discriminar, ni pasar por encima. Todo lo que leí dice que la gente encuestada –“feliz”- respondió – que el sentirse respetados, satisfechos con su trabajo, y tener lazos familiares y sociales sólidos, son la estructura que sostiene su felicidad.

 

Así que mira people, aprendí en esta semana que en realidad la felicidad se rige sí, por varios aspectos externos, pero que también es un tema personal y que sentirse bien depende de uno, que el clichesazo de la “actitud” sí juega un papel importante en este asunto del #HappyTank. ¿Quién quieres ser? ¿O cómo quién quieres ser? Ahora ¿Quién tendrías que ser o cómo tendrías que ocurrir para que “eso” suceda?
Bueno, pues una cosa importante sería empezar a actuar así como esa imagen o como esa persona para que de entrada a la gente que está a tu alrededor les contagies la gripa del “nuevo tú”, de tal suerte que te empieces a relacionar con el mundo desde ese lugar. Por supuesto que hay factores jodidos regardless, ni me pendejées, pero si ya hiciste todo lo que te corresponde para mejorar esta circunstancia que te atora, te atormenta, te encabrona, te deprime, entonces te queda gozar a pesar de todo, y de todos.

 

En lo que a mí respecta aprendí que puedo tomar cartas en el asunto de la sonrisa permanente y la flexibilidad mental para dejar que la vida me vaya “regalando” momentos y en mi cancha cae tener la capacidad de disfrutarlos con pausa. Apreciar la vida gratis o casi gratis pues. ¡Ah! Pero también reforcé mi postura de mamá progre poniéndoles a mis chavos un documental de Hitler para que vean de lo que es capaz una persona que tiene vacío el #HappyTank y las barrabazadas que alguien insatisfecho, infeliz, acomplejado, y emputado con la vida puede llegar a cometer sin ningún remordimiento de por medio, sólo por el nivel de furia y odio que acumula en su interior. Cierto, al respecto de este tipo de injusticias no hay nada que uno pueda hacer para deshacerlas, pero sí queda un espacio valioso para no repetir modelos de odio con nuestros chavos. Así que ser brownie, ni es lo mío, ni lo quiero ser por que prefiero que mis hijos hagan conciencia y valoren sus bondades en lugar de establecer comparaciones vacías, como lo hacen tantos chavitos que se mueven en las aguas del “conservaturismo” pendejo, aunque eso represente que tengan de vez en cuando puntadas de adulto.
Créeme que apreciaron mucho el valor de lo que sí importa y de lo que mantiene el corazón blandito. En lo que a mí concierne no vuelvo a menospreciar el concepto de felicidad nunca, porque toma bien poco disfrutar un chingo. ¿Y tú –la neta- eres feliz?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.