Construcción de la paz en bola - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nuestras voces
Por Nosotrxs
Nosotrxs es el lugar en donde todxs resolvemos lo que unx no puede. Nos concentramos en la iguald... Nosotrxs es el lugar en donde todxs resolvemos lo que unx no puede. Nos concentramos en la igualdad derivada de los derechos sociales y en el combate a la corrupción, a través de las leyes que protegen la distribución equitativa, el uso transparente y la aplicación honesta de los recursos públicos. Nuestra columna concentrará la atención en reportar, analizar o llamar a la acción en casos donde existan patrones de vulneración de derechos (como el desabasto de medicamentos o el acceso a la seguridad social para las trabajadoras del hogar). La intención del espacio es debatir y proponer acciones políticas desde la sociedad civil organizada, basados en evidencia. Twitter: @NosotrxsMx (Leer más)
Construcción de la paz en bola
En lugares como México, en el que las dinámicas de descomposición del tejido social han avanzado y el crimen ha aprovechado la ausencia del Estado para utilizar como carne de cañón a jóvenes y niños, el proceso de construcción de paz requiere también de estrategias focalizadas por tipo de delito y en aquellos que por sus contextos la han tenido más difícil y resultan los más afectados, tanto en el papel de víctimas como en el de victimarios.
Por Eunice Rendón
26 de julio, 2021
Comparte

Vivir en paz y con seguridad nos interesa a todos. La dispersión del crimen y la normalización de la violencia y sus efectos preocupa y nos debe ocupar. Según cifras de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del INEGI, el 66.6% de la población de 18 años y más considera que vivir en su ciudad es inseguro. Asimismo, en el Índice de Paz Global 2021 México aparece con un nivel de paz bajo, ocupando el lugar 140 en una lista de 163 países, donde el último es el más violento.

Construir la paz, cambiar la situación y disminuir los factores de riesgo que generan el fenómeno delictivo no es tarea fácil y requiere de una atención multifactorial desde el gobierno y desde la sociedad; entender que no basta con estrategias reactivas y punitivas, sino que se requiere penetrar en las causas estructurales y la base social que desafortunadamente ha fortalecido al crimen.

Según el Instituto de Estudios sobre el Conflicto y la Acción Humanitaria, la construcción de la paz es un proceso de largo alcance que se logra a través de un conjunto importante de actores y acciones que permiten en el corto, mediano y largo plazo a una sociedad prevenir, gestionar y resolver el conflicto sin recurrir al uso de la violencia. Se trata de generar las condiciones adecuadas para el desarrollo armónico de las comunidades, es un proceso que se coproduce entre la sociedad y el gobierno.

En lugares como México, en el que las dinámicas de descomposición del tejido social han avanzado y el crimen ha aprovechado la ausencia del Estado para utilizar como carne de cañón a jóvenes y niños, el proceso de construcción de paz, requiere también de estrategias focalizadas por tipo de delito y en aquellos que por sus contextos la han tenido más difícil y resultan los más afectados, tanto en el papel de víctimas como en el de victimarios. En nuestro país, desafortunadamente, la primera causa de muerte en personas de 15 a 34 años es el homicidio. Por ello es urgente lograr estrategias sociales empáticas, efectivas, integrales y a la medida que permitan reducir esta tragedia.

La resiliencia y la empatía son también parte fundamental en la construcción de paz. Se trata por un lado, de convertir, a través de las capacidades de cada comunidad, los problemas en oportunidades, de lograr darle la vuelta al conflicto y a las dificultades, aprovechando las fortalezas del barrio y de la sociedad, al tiempo de ser incluyente y entender realidades distintas a las propias. Ponernos en los zapatos de otro y desde ahí establecer el diálogo y los puntos de encuentro. A pesar de la problemática delictiva y de la violencia, los mexicanos siguen distinguiéndose por su solidaridad y sentido de pertenencia. Según datos de la Encuesta Nacional de Cultura Cívica 2020 del INEGI, 82% de la población participa en acciones altruistas, 73% se siente muy identificado con el lugar en el que vive y 62% considera que puede confiar en las personas que conoce. Características oportunas para lograr el cambio.

La construcción de paz no es estática, es un proceso dinámico y participativo, en el que los individuos dentro de la sociedad y la sociedad en su conjunto, fortalecen sus capacidades y mecanismos de organización, para mejorar el entorno y cambiar realidades de manera sustentable. Construir la paz requiere de un enfoque multidisciplinario y un esfuerzo integral, que comprenda que es tan importante atender los efectos generados por la violencia, el delito y la inseguridad, como las causas de estos fenómenos. Requiere trabajar en estas problemáticas desde la raíz, para prevenir que sucedan conductas antisociales y promover la cohesión social y la convivencia, al tiempo de recomponer situaciones complejas y evitar que aquel, que por algún motivo delinquió o dañó a la sociedad, lo vuelva a hacer.

Desde diversos barrios y rincones de México he aprendido que la verdadera construcción de la paz, tiene que ir más allá de los discursos políticos y frases comunes. Debe incluir a los olvidados de siempre y a los que no tienen el reflector al alcance. Implica humildad, sacrificio, pasión y enorme capacidad de resolución pacífica del conflicto a través de la mediación y el diálogo. Pero sobre todo implica entender que no es un asunto de malos y buenos y que nadie nace delincuente, sino que son factores de riesgo y contextos los culpables en muchas ocasiones de lo que sucede. Ampliar la atención y generar respuestas integrales ante la violencia es urgente.

Para Nosotrxs, organización de la sociedad civil que busca la revolución de las conciencias para actuar y trabajar en colectivo, la construcción de paz es una tarea en equipo, en bola, de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo, en la que a partir de identificar las necesidades y problemáticas en lo local y lo comunitario podamos trabajar, escalar y visibilizar juntos estrategias de eficacia colectiva. En el que la construcción de capacidades y de organización a favor del bien común es la clave.

* Eunice Rendón (PhD Sciences-Po) es experta en seguridad y migración. Redes de Nosotrxs: Twitter @NosotrxsMX. Facebook NosotrosMx. Instagram nosotrosmx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.