INE: El árbitro ausente - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nuestras voces
Por Nosotrxs
Nosotrxs es el lugar en donde todxs resolvemos lo que unx no puede. Nos concentramos en la iguald... Nosotrxs es el lugar en donde todxs resolvemos lo que unx no puede. Nos concentramos en la igualdad derivada de los derechos sociales y en el combate a la corrupción, a través de las leyes que protegen la distribución equitativa, el uso transparente y la aplicación honesta de los recursos públicos. Nuestra columna concentrará la atención en reportar, analizar o llamar a la acción en casos donde existan patrones de vulneración de derechos (como el desabasto de medicamentos o el acceso a la seguridad social para las trabajadoras del hogar). La intención del espacio es debatir y proponer acciones políticas desde la sociedad civil organizada, basados en evidencia. Twitter: @NosotrxsMx (Leer más)
INE: El árbitro ausente
Una organización solicitó registro como partido político bajo el nombre de "Nosotros". Ante la confusión que puede haber entre sus simpatizantes y los nuestros el uso del mismo nombre, el INE se declaró incompetente, por lo que se ha llevado el caso ante el Tribunal Electoral.
Por Nosotrxs
30 de abril, 2019
Comparte

Por: Luis F. Fernández

Cuando una persona u organización decide participar abiertamente en la vida pública de México, acepta las reglas del juego. En la medida en la que crece el número de jugadores, las reglas -y la dinámica- se hacen más complejas. Los participantes requieren de árbitros objetivos, imparciales y oportunos que observen y vigilen el cumplimiento de las reglas y, cuando éstas se incumplan, sancionen a los jugadores.

Imagine usted que el árbitro observa una falta, la ven todos los espectadores, la señalan los jugadores, pero el árbitro tiene duda por ser una falta atípica; al final decide deliberadamente no marcarla, a pesar de que el daño para el jugador -y para el conjunto del juego- es evidente. Los jugadores se notan afectados, quien cometió la falta se siente impune y protegido, los simpatizantes se notan confundidos, y la duda e incertidumbre envuelve al juego. El árbitro parece ausente y su legitimidad queda en completa duda. Termina el juego y, ante la inacción y el daño visible, los jugadores buscan la siguiente instancia para resolverlo.

Justo esto está pasando con el Instituto Nacional Electoral (INE), la institución que de acuerdo con la Constitución en nuestro país es la última instancia administrativa para velar por la protección de nuestros derechos políticos y electorales. Explico el caso:

Fundamos Nosotrxs en febrero de 2017 y en mayo de ese año lo lanzamos públicamente como un movimiento político para exigir de manera colectiva nuestros derechos, a partir de las leyes e instituciones que ya tenemos. La pronunciación fonética de Nosotrxs ha sido adoptada de diversas formas por simpatizantes y medios de comunicación: “Nosotros”, “Nosotras” y “Nosotres”; aunque mayoritariamente se refieren a Nosotrxs como “Nosotros”. Al día de hoy, Nosotrxs ha sido lo suficientemente mencionada en medios de comunicación y ha desempeñado un rol central en la agenda pública de nuestro país.

A finales de enero de este año, el INE publicó una lista de organizaciones que buscan constituirse como partido político. Una organización utilizó de manera ventajosa el nombre de “Nosotros”. Inmediatamente, representantes del movimiento recibimos llamadas y mensajes de personas cercanas y simpatizantes preguntándonos si nos constituiríamos como partido político, situación que aclaramos y reiteramos que, como desde el origen de Nosotrxs, nuestro movimiento no tiene aspiración electoral alguna.

En ese momento solicitamos información de dicha organización al INE y pedimos que tomara las medidas necesarias para evitar la confusión con simpatizantes, que pudiera poner en riesgo la libre voluntad de asociación para tomar parte en forma pacífica en los asuntos políticos del país. El riesgo y la confusión es claro e, incluso, evidente: la organización con intenciones de convertirse en partido político convocará a asamblea a nombre de “Nosotros” en las entidades del país; las personas y simpatizantes que han escuchado del trabajo de Nosotrxs, que han construido un vínculo de confianza o que han hablado del movimiento con terceras personas podrán confundirse, asistir y firmar la adhesión de manera “voluntaria”, pero tramposa por parte de sus convocantes.

Después de la petición, el INE, nuestro árbitro ausente, simplemente se lavó las manos. Respondió que no tenía competencia, que era un tema que debía resolverse en el derecho privado y dieron carpetazo al asunto, sin importarle el daño a nuestro movimiento ni la vulneración de la voluntad de miles de simpatizantes que luchan cotidianamente por exigir derechos de manera colectiva y que fortalecen la democracia desde las conciencias para construir una sociedad de derechos.

Ante el desdén del INE e inacción ante la falta flagrante, decidimos llevar el caso al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quienes confiamos tomarán cartas en el asunto de manera responsable para proteger la voluntad, la libre asociación y los derechos de participación política de los miles de simpatizantes de Nosotrxs.

Hoy, más que nunca, estamos convencidos que la democracia se construye más allá de los procesos electorales, se fortalece con mucha pedagogía política y con el uso cotidiano de nuestras leyes e instituciones para proteger nuestros derechos. Ni tú, ni yo, ni ellos, Nosotrxs.

 

* Luis F. Fernández es director Ejecutivo de @NosotrxsMX.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.