¿La gentrificación es el problema?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nuestras voces
Por Nosotrxs
Nosotrxs es el lugar en donde todxs resolvemos lo que unx no puede. Nos concentramos en la iguald... Nosotrxs es el lugar en donde todxs resolvemos lo que unx no puede. Nos concentramos en la igualdad derivada de los derechos sociales y en el combate a la corrupción, a través de las leyes que protegen la distribución equitativa, el uso transparente y la aplicación honesta de los recursos públicos. Nuestra columna concentrará la atención en reportar, analizar o llamar a la acción en casos donde existan patrones de vulneración de derechos (como el desabasto de medicamentos o el acceso a la seguridad social para las trabajadoras del hogar). La intención del espacio es debatir y proponer acciones políticas desde la sociedad civil organizada, basados en evidencia. Twitter: @NosotrxsMx (Leer más)
¿La gentrificación es el problema?
¿La gentrificación es el problema? Definitivamente, pero también lo es el racismo y el clasismo que permiten que estemos de acuerdo con la construcción de espacios que marginan, violentan y ponen en desigualdad a otras personas.
Por Moisés Montiel
22 de agosto, 2022
Comparte

El pasado 9 de agosto se conmemoró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, recordando la importancia de preservar la cultura e idiomas de muchas comunidades que hemos marginado no sólo en México, sino en todo el mundo. Y es que se nos olvida que, aun ocupando el mismo territorio, parece que no todas las personas tienen los mismos derechos ni son tratadas con el mismo respeto o dignidad.

Hace algunos días vi a una persona dedicarle un hilo completo en Twitter, sobre por qué “odiar a los gringos y sacarlos de la Condesa” es la mejor alternativa para combatir la desigualdad y gentrificación de nuestro país. Y me parece muy interesante que el tema de la gentrificación sea tan popular, bajo el argumento de que “los blancos son los malos, nos están desplazando y tenemos que hacer algo urgentemente porque se van a adueñar de México”. Es curioso porque esto nunca había importado hasta ahora, es decir, nunca nos importó que muchas personas indígenas fueran discriminadas dentro de plazas comerciales y han sido los mismos guardias de seguridad que, en ocasiones, usando la violencia física, les exigen salir de estos lugares. Nunca nos importaron las familias que fueron desplazadas (en las que también hay comunidades indígenas) cuando se construyeron residenciales actualmente vacíos o cadenas de supermercados. Todo lo contrario, estos espacios siempre son bien recibidos e incluso se justifica su necesidad “porque la inversión extranjera es buena aliada para el desarrollo del país”.

Nunca nos importaron los vendedores ambulantes que fueron desplazados de las calles de la Roma y la Condesa porque justamente “daban mala imagen”. Sin embargo, ahora parece obligatoria la venta de artesanías en cualquier parque o banqueta de estas colonias.

¿La gentrificación es el problema? Definitivamente, pero también lo es el racismo y clasismo que permite que estemos de acuerdo con la construcción de espacios que marginan, violentan y ponen en desigualdad a otras personas.

Todo esto me hace pensar que el problema siempre es más complejo de lo que parece, porque en toda esta situación también habría que hablar de la inflación, las personas migrantes o el sistema económico del país. Lo que es una realidad es que todo esto deja entrever que el modelo que teníamos en México es insostenible en la actualidad. El mundo está cambiando y hoy más que nunca brotan todos los problemas estructurales que llevamos arrastrando desde hace décadas.

Por otro lado, también es probable que estemos en el momento indicado para aprovechar y generar cambios con políticas públicas, información y acción. Cambios que seguramente nunca nos van a tocar, pero que nos ayudarán a la construcción del país y el mundo que queremos.

* Moisés Montiel es realizador audiovisual en Nosotrxs.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.