Médicos cubanos o mexicanos ¿es la discusión que queremos tener?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nuestras voces
Por Nosotrxs
Nosotrxs es el lugar en donde todxs resolvemos lo que unx no puede. Nos concentramos en la iguald... Nosotrxs es el lugar en donde todxs resolvemos lo que unx no puede. Nos concentramos en la igualdad derivada de los derechos sociales y en el combate a la corrupción, a través de las leyes que protegen la distribución equitativa, el uso transparente y la aplicación honesta de los recursos públicos. Nuestra columna concentrará la atención en reportar, analizar o llamar a la acción en casos donde existan patrones de vulneración de derechos (como el desabasto de medicamentos o el acceso a la seguridad social para las trabajadoras del hogar). La intención del espacio es debatir y proponer acciones políticas desde la sociedad civil organizada, basados en evidencia. Twitter: @NosotrxsMx (Leer más)
Médicos cubanos, noruegos o mexicanos ¿es la discusión que queremos tener cuando nuestro sistema está en crisis?
Da igual si los profesionales de salud vienen de Cuba, Noruega o Jalisco. El problema tampoco es de ideologías ni partidos. Es un tema de os derechos de las y los trabajadores de la salud en México y, sobre todo, de los derechos de las y los mexicanos.
Por Andrés Castañeda Prado
30 de mayo, 2022
Comparte

Las declaraciones del presidente sobre el acuerdo con Cuba para que 500 doctoras y doctores vengan a dar atención en las zonas rurales desataron mucha polémica. Se han planteado dudas sobre si en México hay profesionales suficientes, sobre la calidad de las y los doctores que vendrían e incluso se cuestiona la falta de vocación de los locales. Sin embargo, estas vertientes del debate están lejos de lo verdaderamente importante.

La realidad es que da igual si los profesionales de salud vienen de Cuba, Noruega o Jalisco. El problema tampoco es de ideologías ni partidos. Es un tema de derechos. De los derechos de las y los trabajadores de la salud en México y, sobre todo, de los derechos de las y los mexicanos.

Nuestro sistema de salud está en crisis, nos faltan recursos y estamos dejando a las personas que viven en mayores condiciones de vulnerabilidad atrás. más de 31 millones de personas en México no tienen derecho a servicios médicos. 1

Es cierto que faltan doctores y doctoras en las clínicas y hospitales de México. Según datos de la Secretaría de Salud, durante 2020 había 5,066 clínicas y hospitales sin doctores y doctoras, el 97% de estos deberían dar atención a la población sin seguridad social (IMSS-BIENESTAR, INSABI), y el 39% de ellos concentrados los 9 estados de la región sur-sureste del país. En cuanto a las especialistas, además de ser insuficientes en el sistema público, están mal distribuidas; por ejemplo, mientras que en la Ciudad de México hay 505 por cada 100 mil habitantes, en Chiapas o Guerrero no llegamos ni a las 40 por cada 100 mil habitantes.

El problema no es que no existan profesionales de salud bien formados en este país. A la fecha hay más de 180 mil estudiantes de medicina en el país, prácticamente el mismo número de profesionales contratados en el sistema público actualmente. La carencia principal está en que estos profesionales de salud no están contratados en el sistema público. Hay una falta de plazas seguras y dignas en México. Ante este escenario las y los profesionales de salud se han inclinado por los servicios privados (principalmente los consultorios adyacentes a farmacia). Tan solo en el 2021 se duplicó el número de avisos de funcionamiento para nuevos consultorios (de medicina general y de especialidad) emitidos por la COFEPRIS.

Preocuparnos por las y los profesionales de salud es preocuparnos por la ciudadanía. Las y los profesionales de salud compartimos el objetivo del gobierno mexicano. Queremos que se garantice el derecho a la salud. Sin embargo, las condiciones están lejos de ser las ideales para que doctoras y doctores se desempeñen con la mayor calidad posible.

Las condiciones laborales distan de ser las idóneas. La pandemia por COVID19 lo hizo visible. Ejemplo de ello son los datos que revela la encuesta del colectivo de Médicxs en Formación en donde se registró que más del 90% de las y los encuestados no recibieron el equipo de protección necesario. No es sorpresa que México fue el país con mayor número de profesionales de salud fallecidos por la pandemia. Para el 02 de abril del 2022  se registraron 4,801 defunciones confirmadas y 109 sospechosas por COVID-19.

En este mismo sentido, el doctor Roberto Castro documenta la violencia a la que se exponen las y los profesionales de salud en sus áreas de trabajo. Y encima de estos retos, quienes dan la cara por el sistema son precisamente las y los profesionales de salud. Un sistema que cada día presenta más carencias, como ejemplo está el incremento exponencial en el desabasto de medicamentos e insumos registrado por el Colectivo Cero Desabasto. El número de recetas no surtidas efectivamente en las instituciones de seguridad social incrementó un 724% entre 2018 y 2021.  Tan solo en 2021 no se surtieron uno o más medicamentos de 24 millones de recetas.

En resumen, el traer profesionales de salud de otro país o la creación de una bolsa de trabajo para la contratación de profesionales de salud dista de ser una solución. No solo es llenar las plazas a como dé lugar. Se necesita garantizar que estas plazas tengan un salario y condiciones laborales dignas y atractivas, garantizar la seguridad del personal de salud, y finalmente garantizar que exista la infraestructura, insumos y personal suficiente para que nuestras doctoras se puedan desempeñar con calidad.

En México, la carencia en los servicios de salud (primer nivel y medicina de especialidad) tiene muchos años. Que la salud sea prioridad en el discurso del actual gobierno es una gran noticia pues es un tema que nos aqueja a todos y que no ha recibido la atención necesaria. Sin embargo, necesitamos pasar del discurso a la acción.  Es ahí precisamente donde no existe un proyecto a seguir, ni voluntad para resolver el problema de fondo.  Para concretar acciones reales es necesario escuchar todas las voces de pacientes, profesionales de salud, academia, industria y sociedad civil. Por los derechos del personal técnico y de enfermería, de las y los doctores, y sobre todo por los derechos de todas y todos los mexicanos.

*  Andrés Castañeda Prado (@castanedaprado) es coordinador de la causa Salud y Bienestar en Nosotrxs (@NosotrxsMx).

 

 

 

1 De acuerdo con datos del censo de población y vivienda 2020 del INEGI, a la pregunta “Entonces ¿no está afiliada(o) ni tiene derecho a servicios médicos?”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.