Justicia selectiva no es justicia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nunca más
Por Jacobo Dayán
Jacobo Dayán es especialista en Derecho Penal Internacional, Justicia Transicional y Derechos Hu... Jacobo Dayán es especialista en Derecho Penal Internacional, Justicia Transicional y Derechos Humanos. Se desarrolla como docente, investigador, conferencista, activista, analista, columnista y consultor tanto en México como en el extranjero. (Leer más)
Justicia selectiva no es justicia
Las redes de macrocriminalidad como la operada en Ayotzinapa no se desarticulan procesando solo a los operadores, sino a quienes las crean, dan instrucciones y solapan desde más arriba. Lo mismo ocurre con los grandes casos de corrupción.
Por Jacobo Dayán
23 de agosto, 2022
Comparte

En un país como México en que la impunidad es la norma generalizada y el control político de la justicia es la piedra angular del régimen, un atisbo de justicia es celebrado como gran triunfo.

Anteriormente fue Emilio Lozoya y Rosario Robles, ahora Jesús Murillo Karam. En sexenios anteriores hubo otros casos. Se pretende mandar el mensaje de Estado de derecho cuando en realidad son mensajes políticos y simulación, aun y cuando haya sentencias.

Ahora la discusión es sobre el caso Ayotzinapa. Lo que se ha reportado es que operó una red de protección política conformada por altos funcionarios de la PGR, SEMAR, SEDENA, CISEN, Policía Federal y el gobierno de Guerrero, entre otros. La FGR tendrá que probarlo.

Una red de tan alto nivel solo pudo orquestarse para encubrir a personajes e instituciones de ese nivel y superior. Estas redes, que operaban y operan, garantizan impunidad a entramados político-criminales. El objetivo debería ser identificar y desarticular la macro criminalidad y los vínculos político-criminal-económico. No se trata de una persona, ni de un caso aislado, ni de “manzanas podridas” incrustadas en el Estado. Las redes no se desarticulan procesando solo a los operadores, sino a quienes las crean, dan instrucciones y solapan desde más arriba. Lo mismo ocurre con los grandes casos de corrupción.

Adicionalmente, no se han iniciado investigaciones sobre los máximos responsables de los actos criminales, dentro y fuera del Estado. Por ahora se centran en la obstrucción de justicia y solo un alto responsable a pesar de que la lista de instituciones que aparentemente participaron es mucho más amplia.

Procesar a una persona es dejar intacta la red. Focalizarse en el caso en lugar del fenómeno solo tiene implicaciones políticas y mediáticas. Dejar fuera a la mayoría de los máximos responsables de los actos criminales y de la protección política, solo son fuegos artificiales.

La justicia selectiva no es justicia, es perversión de la misma.

@dayan_jacobo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.